Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 TOROS www. abc. es toros MIÉRCOLES 2- -4- -2008 ABC Una mansada de Cebada que ni para carne valía FERIA DE ABRIL Real Maestranza de Sevilla. Martes, 1 de abril de 2008. Quinta corrida. Casi tres cuartos. Toros de Cebada Gago, de desigual presencia- -4 y 6 anovillados- astifinos; mansos pregonaos; destacó el 6 por el derecho. Domingo López Chaves, de grosella y oro. Estocada tendida, trasera y contraria y cuatro descabellos. Dos avisos (silencio) En el cuarto, dos pinchazos y media estocada (silencio) Luis Vilches, de nazareno y oro. Dos pinchazos, media estocada y descabello (silencio) En el quinto, estocada atravesada y descabello (saludos) César Girón, de azul añil y oro. Dos pinchazos y estocada trasera (leves palmas) En el sexto, tres pinchazos y descabellos (silencio) ZABALA DE LA SERNA SEVILLA. César Girón fue un maremoto que arrasó desde su Venezuela natal. Un todoterreno que pisaba los patios de cuadrilla en los cincuenta repartiendo cornás pa tós como desafío y salutación, y en el ruedo se fajaba a vida o muerte. Aquí en Sevilla montó la mundial allá por el 54, a ojo de mal memorialista, y cortó dos rabos. Dicen que en la calle dejaba chico al viejo Tigre de Guanajuato, el primigenio Silveti mexicano, en duelos tabernarios. Hispanoamérica tuvo en él una de sus figuras legendarias, y por su- puesto el país de Chávez no volvió a contar con un tipo capaz de competir con la elite de España. Ayer su nieto debutaba en una Feria de Abril, colgando en los carteles mismo nombre y apellido: César Girón. Hijo del rejoneador Antonio Ignacio Vargas, ha optado por la rama materna del toreo a pie. Y debía maldecir, si a su abuelo se parece, el comportamiento de manso pregonao del cárdeno claro tercero, suelto y abanto desde que apareció por el portón de chiqueros. Descompuesto y volviendo grupas en cada lance de la lidia, buscó tablas entre arreones de cobarde este cebada que encarnó y representó lo que fue toda la corrida de Cebada Gago: una mansada de tomo y lomo que ni para carne valía, puesto que ni carnes tenía. Astifina y desbravada fueron sus rasgos; y si algunos en vez de portar el pabellón de ganadería torista, pertenecen a un hierro comercial (odioso término) o no pasa el reconocimiento o aún mañana le estamos dando palos a la falta de trapío. Si hubo un clavo al que agarrarse, fue el sexto, estrecho de sienes y estrecho de todo. Pero noble y con recorrido por el pitón derecho, como demostró en capotes durante el tercio de banderillas. César Girón se orientó y corrió en largo y bien la mano en redondo, con la virtud de principio de dejar la muleta en la cara. Esa primera parte de la faena tuvo su ritmo, liga- El burraco segundo se echó y se desinfló a plomo zón y composición. El error vino cuando cambió justo en lo que había sido el quid de la cuestión y empezó a quitarle el engaño de la cara. Ahí, o un poco antes, que el cebadita por el izquierdo se las traía, la cosa tomó otro cariz. Está muy nuevo Girón, y precisamente por eso necesitaba la oreja que por momentos tuvo en su mano y que acabó por perder con la espada. El resto de la corrida fueron hijos de la vaca de Milka pero con diversidad de pelajes al morado. El público aplaudió de salida a un burraco, parece que por la pinta. Fue lo único que aplaudió: se desinfló a plomo, sin fuerza ninguna para más inri, y Luis Vilches, que había brindado a la galería, le puso pundonor cerca de tablas para justificarse y justificar el monterazo. Vilches se peleó luego en serio con un quinto que fue el más toro de todos. Y el más cabrón. Valentía y aplomo del torero de Utrera para arrimarse como un desesperado con los viajes tobilleros y esas puntas de quitar el hipo. Estuvo muy por encima y arrancó la única ovación en el tercio. REUTERS López Chaves entendió bien al cebada de su primer turno, sobre todo en la altura: no humillaba y le tapó mucho la cara y las tablas. Obedeció el toro y hubo momentos lucidos, que se evaporaron cuando el manso sintió el acero sin muerte y huyó como alma que el diablo persigue. Arreó, quitó capotes y se tapó con el descabello. Chaves rozó el tercer aviso. Lavado y sin remate ninguno, el cuarto respondió como novillote descastado. Van dos años de gloria de Cebada en Sevilla. Y el matadero de Pepe Luis cerrado. Zabala de la Serna LA TRIPLE ENTENTE omo Su Majestad el Rey forzó el apretón de manos entre Pedrosa y Lorenzo en el Circuito de Jerez, con el mismo espíritu de paz ha venido Esperanza Aguirre a empujar el codo de José Antonio Martínez Uranga y José Tomás para que firmasen un acuerdo cordial; la Triple Entente, entre empre- C sa, torero y Comunidad de Madrid. La diferencia insalvable en la que se escudaba Choperita no era tan insalvable, y la irrisoria e irrebajable cantidad, que el apoderado Salvador Boix aseguraba que los separaba, al final ha sido rebajada con lógica: si la moneda era tan minúscula y la ilusión tan grande, lo suyo era esto. O sea, que a mitad de camino se han encontrado, aunque más trecho parece haber recorrido el hombre que dirige el destino de la Monumental. La temporada de José Tomás, a quien comprendimos- -no todos- -en 2007 el planteamiento de rodaje, pasaba por Madrid. Sin Madrid, era, ahora sí, una gira. Se desmoronaba a plomo su campaña sin Las Ventas. A José Tomás le han carga- José Tomás ABC do con el estigma del toro chico en provincias, cuando demostrado está que las figuras matan el mismo toro. Pero en cambio dan la cara en Madrid y Bilbao y Pamplona. Esperanza Aguirre ha tomado cartas en el asunto, como en tiempos pasados y lejanos, José María Álvarez del Manzano las tomó para tratar de ayudar en la contratación de otra figura. No está de más la intervención bajo la bandera de la defensa de la afición madrileña, que hay un Consejo de Asuntos Taurinos para éste y otros menesteres. En el fondo subyace un asunto de calado mayor que afecta a todas las plazas de España: ¿hasta cuándo los concursos subasta que desestabilizan el mercado, fomentan ofertas im- posibles y hacen empresarios de cosos relevantes a extrañas gentes- -González de Caldas y compañía- -que antes o después se presentarán a por Madrid? En las plazas de titularidad pública debería primar la calidad sobre la explotación económica que en otras actividades culturales (cine y teatro) no sólo se perdona, sino que se subvenciona. El ideario liberal de la presidenta choca con el proyecto de una gestión directa. Pero ¿qué diferencia existe con el caso que nos ha ocupado? Su mediación ha sido clave para que José Tomás esté donde debía estar y para que algunos recuperemos cenas y comidas apostadas y hasta anteayer perdidas. www. zabaladelaserna. com