Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL Cumbre atlántica en Bucarest MIÉRCOLES 2 s 4 s 2008 ABC MACEDONIA, UNA PIEZA CLAVE EN LOS BALCANES Voy a Bucarest con la fe y la esperanza del éxito dijo ayer su primer ministro. A pesar del anunciado veto de Grecia, Skopje confía en la adhesión a la OTAN logro de dos objetivos respecto de cuya necesidad imperiosa nadie en Macedonia discrepa: la integración y la seguridad. El primero de esos gestos sería la apertura formal del proceso de negociaciones para la integración de Macedonia a la Unión Europea, corolario de su declaración de país candidato a la adhesión, que le colocaría en la estela dejada por Croacia y permitiría al gobierno de Skopje empezar a abordar de manera precisa y metódica los cambios necesarios para acabar de satisfacer las exigencias de Bruselas. El segundo de ellos sería, por su parte, la invitación a formar parte de la OTAN, que Macedonia espera recibir en la inminente Cumbre de la Alianza en Bucarest. El único obstáculo para ello parece ser en estos momentos la incomprensible postura de Grecia, que sigue haciendo cuestión de honor de la ya vieja controversia en torno al nombre del país para oponerse a las legítimas aspiraciones del Gobierno de Skopje. Solo que en un momento en el que la estabilidad de los Balcanes vuelve a estar en entredicho como consecuencia de la falta de consenso dentro y fuera de la región sobre el futuro de Kosovo, jugar con la seguridad de Macedonia puede acabar resultando muy caro para la estabilidad de los Balcanes ...que es tanto como decir para la estabilidad de la propia Europa. Bush desafía a Rusia con la ampliación de la OTAN El presidente de EE. UU. asegura en Kiev que su apoyo es incondicional a pesar de las divisiones en la Alianza RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL. MOSCÚ. El presidente estadounidense, George W. Bush, llega a Bucarest dispuesto a lanzar un órdago que incomodará a algunos de sus aliados, Alemania y Francia sobre todo, y encierra el peligro de que la ya profunda brecha existente entre Rusia y Occidente en lo que a cuestiones de seguridad se refiere se agrande todavía más. Bush le prometió ayer en Kiev a su homólogo ucraniano, Víctor Yúshenko, un apoyo firme e incondicional para lograr en la capital rumana luz verde a la incorporación de Ucrania y Georgia al plan de acción de la OTAN, la antesala previa al ingreso definitivo. Como era de esperar, Rusia puso el grito en el cielo y volvió a advertir que tal medida amenaza la estabilidad en Europa. El propio presidente ruso, Vladímir Putin, tendrá oportunidad de defender su postura ante los miembros de la Alianza, ya que ha sido invitado a asistir a la cumbre. Apoyamos la adhesión de Ucrania y Georgia a la OTAN por que es ventajoso para todos y necesario para la seguridad en la región, confío en que Rusia no lo obstaculice dijo el primer mandatario norteamericano durante la rueda de prensa conjunta ofrecida tras las conversaciones mantenidas con Yúshenko. Trabajaré duro en Bucarest para lograrlo reafirmó. Yúshenko, por su parte, se mostró satisfecho aunque advirtió, en alusión a Rusia, que no quisiera que un principio básico de la OTAN como es mantener sus puertas abiertas a cualquier candidato sea suplantado por el derecho de veto de países que ni siquiera son miembros de la organización A este respecto, el presidente norteamericano testificó que todos los países me han dicho que Rusia no tendrá derecho de veto sobre lo que suceda en Bucarest y les he tomado la palabra Bush explicó que los rumores sobre un supuesto acuerdo entre EE. UU. y Rusia, según el cual el Kremlin eliminaría sus objeciones al escudo antimisiles que el Pentágono se propone desplegar en Polonia y la República Checa a cambio de que se cierre el paso a la OTAN a Ucrania y Georgia, carecen de fundamento. No habrá mercadeo en esta cuestión garantizó de forma tajante el jefe de la Casa Blanca. Uno de los argumentos que expuso en favor de Ucrania fue que es el único país no miembro de la organización que participa con sus tropas en todas sus misiones, en Kosovo, Irak, Afganistán En Moscú, mientras tanto, se desataba un impetuoso aluvión de reacciones. La entrada de Ucrania en la Alianza Atlántica provocará una profunda crisis en las relaciones entre Moscú y Kiev alertó el viceministro de Exteriores ruso, Grigori Karasin, durante una intervención ante los diputados del Parlamento ruso. De acuerdo con su intervención, tal crisis influirá de forma negativa en la seguridad europea Según Karasin, Washington desea convertir a Ucrania en mero colchón entre Rusia y Europea y eso significa subestimar su papel Alexéi Ostrovski, presidente del comité parlamentario encargado de las relaciones con los países que formaron parte de la URSS, no descartó que la admisión de Ucrania en la organización atlántica conduzca a la ruptura del acuerdo de amistad y cooperación rusoucraniano En Ucrania, el Partido de las Regiones, actualmente en la oposición y liderado por Víctor Yanukóvich, cree que, si Bush se sale con la suya, en Europa podría surgir una nueva zona de conflicto en referencia a un posible enfrentamiento dentro de Ucrania entre prorrusos y partidarios de la integración en las estructuras occidentales. Carlos Flores Juberías Profesor de Derecho Constitucional A unque la historia, la política y la geografía no siempre siguen líneas paralelas, una simple ojeada al mapa de los Balcanes sí que sería en esta ocasión útil para apreciar en su exacta medida hasta qué punto Macedonia constituye la clave de la bóveda del complejo entramado de pueblos que conviven en esta siempre convulsa península. A caballo entre el mundo heleno, el albanés y el eslavo; ortodoxa pero también musulmana; cercana espiritualmente a Serbia y Bulgaria pero influida históricamente por el Imperio Otomano, la República de Macedonia ha constituido y sigue constituyendo una pieza decisiva para la estabilidad de los Balcanes, que es tanto como decir para la estabilidad de la propia Europa. Hasta la fecha, los sucesivos gobiernos macedonios han venido contribuyendo de manera significativa a esa estabilidad, tanto posicionándose del lado de la comunidad internacional cuando ha sido menester- -recuérdese la generosa y costosa política de acogida de refugiados kosovares durante la crisis de 1999- como implementando de puertas para adentro políticas inequívocamente encaminadas a profundizar en la democratización, adaptar su economía a las exigencias del mercado, luchar contra la corrupción e integrar política, social y económicamente a sus minorías. Con estos precedentes, no resultará infundado sostener que Europa haría justicia con Macedonia, al tiempo que enviaría un mensaje claramente perceptible a Belgrado y Pristina, si se decidiera a recompensar su compromiso con la estabilidad de los Balcanes contribuyendo con sendos gestos al No habrá mercadeo Todos los países me han dicho que Rusia no tendrá derecho de veto sobre lo que suceda en Bucarest afirmó Jugar con la seguridad de Macedonia puede acabar resultando muy caro para la estabilidad de... Europa Bush besaba ayer a la esposa del presidente de Ucrania, Víctor Yúshenko, antes de abandonar Kiev con destino a Bucarest AFP