Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 TVyCOMUNICACIÓN www. abc. es comunicacion MARTES 1- -4- -2008 ABC PEIPERVIÚ Federico Marín Bellón La versión en inglés de Al Yazira o el fracaso de la alianza entre civilizaciones Destacados profesionales abandonan la cadena y crece el descontento entre la plantilla EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Al canal en inglés de Al Yazira, lanzado hace casi año y medio como alternativa a la CNN y BBC, las cosas no le van bien como proclamó en su primer aniversario. Una quincena de periodistas se han marchado en los últimos meses, entre ellos algunos de los principales fichajes; crece el descontento entre la plantilla, básicamente de origen occidental en sus puestos relevantes, y aumentan las fricciones entre los equipos que realizan la versión árabe y la apuesta en inglés. Diferencias salariales entre ambas plantillas, recortes presupuestarios y ciertas disputas en los contenidos, demasiado tributarios del Islam, han creado una sensación de crisis interna, según recogía ayer el suplemento de medios del diario The Guardian Además, el impacto internacional del canal no ha sido el pretendido. La cadena, lanzada en noviembre de 2006, no ha facilitado hasta ahora ninguna cifra de audiencia y sólo se ha comprometido a hacerlo dentro de un par de meses. Lo normal es atribuir ese retraso a que los datos no son buenos. Salvo las noticias del día de su lanzamiento, como la entrevista en exclusiva con Tony Blair, Al Yazira Inglés no ha acaparado el interés de la opinión pública occidental, mientras que ciertas emisiones en árabe sí han ocupado titulares en medios europeos o norteamericanos. A pesar de que puede verse en más de cien millones de hogares de 60 países, TRAPOS SUCIOS o seré yo quien hable mal de Martina Klein. Me gusta hasta cuando se equivoca. Si me preguntara sobre su debut al frente de Celebrities (algunos tendrían otra reputación si hubieran presentado Here is tomato dónde va a parar) sería tan cauto como cuando una mujer (no hace falta que la tuya, suponiendo que alguna lo sea) te pregunta si está gorda. Más fácil es criticar la serie Dirty (Fox) sobre la implacable directora de una revista del corazón a quien da vida la amiga Courteney Fox. El guión es inverosímil con ramalazos surrealistas, pese a que el mundo de paparazzi esquizofrénicos que retrata no debe de ser muy distinto del real. En el programa de nuestra supermodelo, el problema es el tono, indeciso, unas noticias caducadas y que los diálogos con sus colaboradores parecen escritos por los guionistas de Dirty Pero no todo es infelicidad para el espectador. Algunos privilegiados habrán podido beberse en TCM el documental que Peter Bogdanovich le dedicó a John Ford. Viendo la crueldad del genial cineasta, comprobando lo desagradable que podía ser el del parche cuando era entrevistado, uno se imagina cómo lo habrían tratado estas muestras punteras de nuevo periodismo Al fin y al cabo, la tele tiene la culpa del recuerdo escatológico que muchos conservan de autores como Cela y Fernán- Gómez. Qué poco caló aquello de por sus obras los conoceréis. N Verónica Pedrosa y Teymoor Nabili, presentadores del informativo de Al Yazira en inglés ningún distribuidor de cable de EE. UU. ha incluido el canal entre su oferta, accesible a través de internet. Entre las últimas defecciones están el británico Steve Clark, en su día definido como eje del lanzamiento y el norteamericano David Marash, antiguo presentador de un informativo de la ABC y que era el principal presentador de Al Yazira desde Washington. Por su parte, la antigua jefe de pla- AP Problemas de identidad Al Yazira Inglés tiene un problema de identidad, según apuntan desde Londres expertos en medios árabes. En su opinión, esta televisión no parece tener claro si por ser en inglés es una televisión occidental o en realidad es una televisión árabe y por tanto con una particular cosmovisión que en realidad no tienen muchos de sus trabajadores. Sin resolver esa primera pregunta, tampoco es fácil determinar a qué audiencia se dirige. Y en esa indefinición, interesa poco a las audiencias de fuera del mundo árabe, y al mismo tiempo tampoco capta el interés en los países árabes, al poner muchas veces el acento en noticias relativas a África, un área a la que CNN no presta gran atención. De acuerdo con The Guardian incluso esa televisión estadounidense atiende más al mundo árabe. SE VE, SE OYE... Los trabajadores de Sogecable, en huelga hoy y mañana. La retirada del sistema de rebajas que Sogecable quiere implantar en los salarios base de sus trabajadores es el motivo de la huelga prevista para hoy y mañana, según informó el comité de empresa. Un total de 60 empleados garantizarán la cobertura mínima de los espacios de producción propia, aunque programas como Las mañanas de Cuatro y Noche hache podrían verse afectados, así como canales de Digital como Viajar y Caza y pesca. La emisión de los informativos de las 14.00 y el de la noche de Iñaki Gabilondo no corren peligro; el primero se hará desde el Palacio de Congresos, mientras que el segundo se producirá desde Bucarest, según explicó el presidente del comité de empresa. Asimismo, los partidos de la Liga de Campeones tampoco se verán afectados, al contar con señal internacional. La Audiencia de Madrid ratifica la condena a Salsa rosa La Audiencia Provincial de Madrid ha ratificado una sentencia por la que se condena a la productora Boomerang TV a indemnizar con 50.000 euros al periodista Juan Ramón Lucas por intromisión ilegítima en los derechos a la intimidad personal y familiar, en un reportaje de Salsa Rosa La sentencia también condena a la directora del programa y a la periodista Ángela Portero. nificación y esposa de Steve Clark, Jo Burguin, ha presentado una queja por discriminación sexual, racial y religiosa. Paul Gibbs, primer director de programas que dimitió hace dos años cuando el proyecto aún no se había puesto en marcha, asegura que en su nueva consultoría sobre recolocación de profesionales ha recibido muchos currículos de periodistas de la cadena. Parte de la incomodidad tiene que ver con los salarios. Los periodistas de Al Yazira en árabe han denunciado que cobran menos, pese a que la mayor audiencia la aportan ellos. Pero tentativas de corregir las prebendas de quienes trabajan en inglés podrían hacer que no llegara a compensar el sacrificio que supone vivir en el Golfo Pérsico. Otro motivo de disconformidad interna son las injerencias de la dirección del canal mayor en el menor. Un espisodio de tirantez se vivió a finales del año pasado con el caso de la maestra británica que fue detenida en Sudán por haber permitido que sus alumnos pusieron a un osito de peluche el nombre de Mahoma.