Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1- -4- -2008 TOROS www. abc. es toros 85 José Tomás sí toreará finalmente en Madrid Después de anunciarse su ausencia, actuará dos tardes gracias al empeño personal de Esperanza Aguirre R. PÉREZ MADRID. Finalmente, José Tomás sí toreará en Madrid. Después de intensas negociaciones y de anunciar, tanto el empresario de Las Ventas, José Antonio Martínez Uranga, como su apoderado, Salvador Boix, la imposibilidad de alcanzar un acuerdo, ayer todo dio un giro radical. La empresa se escudaba el pasado jueves en diferencias económicas; el mentor aseguraba que éstas eran mínimas No ha habido interés en contratar al torero y se han atendido más los intereses del abonado de Sogecable que los del abonado de la Monumental Pero la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quería que en su plaza no faltase el máximo revulsivo de la Fiesta. Y el empeño personal de esta aficionada de pro ha dado sus frutos: José Tomás actuará dos tardes (fuera de las ferias y sin televisión) con las fechas aún por concretar. Así lo dio a conocer ayer Taurodelta en un escueto comunicado, en el que informaba de que la presentación de los carteles de San Isidro- -prevista para hoy- -se aplaza hasta el próximo viernes. Romance con Las Ventas José Tomás cruzó por vez primera la Puerta Grande de Madrid en su debut como novillero, el 24 de septiembre de 1995. Su primera salida a hombros de matador fue en San Isidro de 1997- -el 27 de mayo- con toros de Alcurrucén. José Tomás se proclamó triunfador indiscutible de dicho serial. Dos temporadas más tarde volvió a abandonar en volandas la Monumental, también en pleno ciclo isidril y otra vez más en la Corrida de Beneficencia del mismo 1999. Al año siguiente, por su polémica postura ante la presencia de las cámaras de televisión en la feria, decidió no acudir. Sí lo haría en 2001, cuando protagonizó su mayor fracaso al dejarse, el 1 de junio, un toro vivo de Adolfo Martín. Aunque el 21 de mayo de 2002 abrió su última Puerta Grande, fue el día 28, con la corrida de Alcurrucén, cuando la figura de Galapagar cuajó su mejor actuación, esculpiendo de nuevo aquel toreo con el que conquistó los corazones de la afición más exigente en el trienio cabal 97- 98- 99. Después de todos los dimes y diretes de esta película, con aires de telenovela, Choperita se vio obligado a retomar las negociaciones, ceder a la postura de José Tomás y pedir de nuevo su mano en la catedral del toreo. Y el torero dio el sí, quiero Pero el rodaje ha dado para mucho: el empresario anunció primero su comparecencia el Dos de Mayo- -sin estar cerrada- después dijo que las conversaciones iban por buen puerto para contratarlo en junio; el jueves anterior afirmó que se quedaba fuera, y ayer se confirmó, definitivamente, su presencia. Al final, la alta distancia monetaria que Martínez Uranga aseguró que le separaba de José Tomás no ha sido tan insalvable Y, además, hará el paseíllo sin cámaras. José Tomás, que siempre ha querido estar en Las Ventas, está muy contento y agradecido por esta buena disposición manifestó Salvador Boix a ABC. Lo importante- -subrayó- -es que haya imperado el sentido común y se haya velado por los intereses de la afición José Tomás se reencontrará este año con su plaza HERAS Los buques hundidos de Cuadri ZABALA DE LA SERNA SEVILLA. Tan hermosa flota no merecía tal naufragio. Los toros de Cuadri, buques de amplia eslora y honda bodega, se hundieron en el mar profundo del descaste. Triste hundimiento para un ganadero cabal, Fernando Cuadri, que siempre ha sabido ser señor en la victoria y en la derrota. Rara avis en un mundo de vanidades y fanfarrias donde el palo siempre es largo y el elogio, corto. Siento de veras estas líneas por cuanto significa su apellido y su hierro para la Fiesta. Pero hace unos años que los cuadri no navegan. Algunos ayer intentaron reflotar la trayectoria, mas enseguida se venían abajo. El toro de Cuadri es de cuajo mayor e imponente mirada; cuajo y mirada lastrados por un motor gripado. Ni la recuperación de la divisa esta temporada en la Maestranza avivó sus salidas. Y, dentro de todo lo dicho, facilidades ofrecieron las justas. Sorprendió Sánchez Vara, por oficio principalmente. Y también por atenerse al escenario, el Vaticano del Toreo, y saber quitarse el polvo de su dura lucha por parajes desérticos de carros y carretas. Vara se mostró decidido con el capote en la apertura a la verónica más allá de la segunda raya. Lidió bien y midió al toro en el caballo. Ni con estos cuidados hubo material: ya el toro en banderillas- -que compartió con Iván García- -se frenó, falto de un tranco. Deslució el tercio. Idéntico y más acusado comportamiento en la muleta, muy parado. El diestro alcarreño, firme y seguro, no dudó y solventó la papeleta con habilidad y de una tacada con la espada. El cuarto poseía un tren delantero de quitar el hipo al más pintado: ¡qué pedazo de cuello! Rafael López fue el único jinete de la acorazada del castoreño que se salvó de la quema. Picó arriba y por delante. Sánchez Vara, puestísimo y fácil con los arpones, arrancó faena soberbiamente con una dobladas en las que se metió mucho con el toro, de quebranto y cierto sabor antiguo, como la trinchera. Fue en esta ocasión el pico de la muleta recurso necesario y admisible: entre el volumen del toraco- -610 kilos- -y que se vencía por dentro la apertura del viaje se antojaba imprescindible para que el buque pasase. A izquierdas sacó su guasa, así que Vara siguió con su planteamiento de derechas hasta la hora final: otro espadazo hábil en el rinconcillo cerró su paso por Sevilla y volvió a saludar desde el tercio con la dignidad y el crédito más que intactos. Fernando Cruz anduvo me- FERIA DE ABRIL Real Maestranza de Sevilla. Lunes, 31 de marzo de 2008. Cuarta corrida. Tres cuartos de entrada. Toros de Cuadri, hondos y cuajados, pero vacíos de casta y justos de fuerza; 2 y 5 los más manejables pero sin duración; el noble 6 blandeó. Sánchez Vara, de azul cielo y oro. Estocada desprendida (saludos) En el cuarto, estocada desprendida (saludos) Iván García, de malva y oro. Estocada atravesada que escupe (silencio) En el quinto, media estocada atravesada (silencio) Fernando Cruz, de verde botella y oro. Estocada tendida (saludos) En el sexto, pinchazo, pinchazo hondo y descabello (silencio) ritísimo con un tercero que embestía a pechazos, con la cara por las nubes, como si Shaquille O Neal se te viene encima con todo su tonelaje y violencia a cuestas. Y entre arreón y arreón, de manso remontado como el vino malo, una o dos veces se echó. Todavía al natural- -el lado más asequible- -tiró Cruz algunos naturales con su sello. Demasiado. Una ovación recompensó su esfuerzo. El sexto descolgó más que ninguno y también flojeó más que los otros. Tuvo su tranco y cierto recorrido, aunque gateaba o reponía pegajoso entre muletazos por la ausencia de potencia. Robó unos cuantos derechazos en redondo el torero de Chamberí. Pero fue difícil armar faena, que acabó desarmada y sin espada. Dentro de lo que fue el naufragio de Cuadri, el lote de Iván García, aun sin duración, medio sirvió, no para salvar la corrida, pero sí para estar de otra forma y aprovechar más su contenido. En su haber, unas verónicas al quinto, que tuvo su aire dentro de un orden. García debería replantearse seguir banderilleando.