Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1- -4- -2008 Fallece a los 97 años el cineasta Jules Dassin, uno de los grandes del cine negro 81 Subasta en Londres de una de El último poder las cuatro hebillas de oro de Superman: recuperar sus nazaríes, por 900.000 euros derechos de autor El próximo 9 de abril el martillo de Sotheby s adjudicará la pieza exclusiva en una puja centrada en arte islámico PRUDENCIO MATEOS PÉREZ MADRID. El próximo 9 de abril en Sotheby s de Londres y en una convocatoria sobre arte islámico se subastará la hebilla de un cinturón nazarí realizado en oro y esmaltes. No es una hebilla cualquiera. Su origen está en Granada durante el período nazarí, 1230- 1492. Su precio de salida estará entorno a las 600.000 libras esterlinas. No, no es un error, casi 900.000 euros, vale esta pequeña joya. Esta pieza en forma rectangular, 9,7 x 2,5 cms. lleva grabada en letras árabes la siguiente inscripción Gloria a nuestro Señor, el Sultán Esto indica que pudo ser realizada para un miembro de la realeza granadina, tal vez el sultán, o para algún familiar del mismo personaje destacado de la sociedad granadina de entonces. La pieza está subdividida en tres partes sobre el cuerpo principal realizado en oro y con un trabajo muy elaborado de filigranas y decoración esmaltada en verde, blanco y azul. De esta hebilla, extremadamente rara y singular, tan sólo se tienen noticias de la existencia de otras tres ejecutadas en oro en todo el mundo. Este número aumenta considerablemente si tuviéramos en cuenta las realizadas en plata, bronce y otros metales. Las otras tres áureas están actualmente depositadas en el Museo de Arte Islámico en Berlín, en la Galería de Arte Walters en Baltimore, Estados Unidos, y la del Tesoro del Rey Sancho ubicado en la Catedral de Toledo. Es en definitiva, una pieza muy, muy rara y singular, digna de museo. Junto a esta pequeña joya la convocatoria recoge otras piezas relacionadas con la presencia prolongada del Islam en tierras españolas o influìdo por ésta. Así con una estimación inicial de entre 60.000 y 80.000 libras esterlinas sale una pareja de urnas monumentales en cerámica hispano- morisca, Manises, 1500- 1700. Miden 54 cms. de altura por 51 cms. de diámetro. Las piezas con decoración vegetal en reflejo metálico proceden de la Colección Robert Strauss, quien las adquirió en Christie s en 1976. Sigue la cerámica. Con una estimación de entre 30.000 y 40.000 libras esterlinas se subastará un plato hispano- morisco con león rampante en el centro. Es una pieza de Manises de reflejo metálico, de fines del siglo XVcomienzos del XVI. Y por último, reseñar de esta subasta la venta de varias vigas y otros motivos arquitectónicos realizados en madera y con decoración tallada de motivos vegetales. Son piezas procedentes de Toledo, siglos XIII- XIV realizados por o para miembros de la cultura mudéjar. La de precio mayor, estimación entre 15.000 y 25.000 libras esterlinas. Tiene forma rectangular y lleva esculpidos en relieve uvas, hojas y medallones. Completa esta convocatoria un capitel en mármol blanco de la dinastía Omeya en España, así como dos jarrones, siglo XIX, en hierro y con una muy elaborada decoración de motivos vegetales y geométricos, ejecutados por Plácido Zuloaga. Tienen éstos una estimación de partida de entre 60.000 y 80.000 libras esterlinas. Este artesano tomo como modelos un jarrón nazarí de La Alambra de Granada. El 8 de abril, en la misma ciudad, pero en la casa de subastas Christie s en una convocatoria también dedicada al arte islámico se subastará un fragmento de una viga en madera tallada y policromada. Está datada en las postrimerías del Califato de Córdoba- comienzos del llamado Reino de Taifas de la España musulmana, siglo XI. Su estimación de partida se sitúa entre 100.000 y 200.000 libras esterlinas. Con una salida entre 50.000 y 70.000 libras esterlinas se subastará por último un bello capitel en mármol blanco. Un juez federal concede a los familiares de Siegel parte del copyright, vendido en 1937 JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Cuando Jerome Siegel, creador del superhéroe más famoso del planeta junto a Joseph Shuster, vendió los derechos de Superman a Detective Comics por la módica cantidad de 130 dólares, nunca pensó que parte de los derechos de Clark Kent volverían a la propiedad de sus herederos siete décadas más tarde. Sin embargo, un juez federal ha determinado que los familiares de Siegel deben acceder a un porcentaje del copyright del hombre volador cuya imagen se ha convertido en un verdadero cajero automático. De hecho, su última aventura en la pantalla grande, Superman Returns embolsó a Warner Brothers un total de 200 millones de dólares. Sin embargo, parece que la decisión judicial, según informa The New York Times no afecta a los derechos internacionales que posee sobre el personaje Time Warner, que es la propietaria de Superman a través de su división DC Comics. Ahora, la única cuenta pendiente es determinar la cantidad económica que les corresponde a los herederos de Jerome Siegel por el uso del personaje desde 1999, cuando los derechos de propiedad debieron ser restaurados, según el criterio ahora establecido por los tribunales. Con esta resolución se pone fin a los frustrados intentos que tanto Siegel como Shuster realizaron en vida por recuperar los derechos de su preciado churumbel. Ambos autores se arrepintieron de haber vendido a precio de saldo al superhéroe que ambos crearon en 1937, cuando comenzaron a dibujar tiras cómicas sobre el personaje que cuenta con doble personalidad, como superhéroe y como Clark Kent. ción de 94.000 dólares. A ello, habría que sumar las ayudas que 30 años más tarde DC Comics, la firma sucesora de Detective Comics y ahora parte de Time Warner, les dio a ambos. Tanto Siegel como Shuster recibieron desde entonces una prestación anual de 20.000 dólares, que posteriormente fue elevada hasta 30.000. Aún así, esa cantidad sigue siendo mera calderilla si se tienen en cuenta los miles de millones de dólares que la marca de Superman ha generado desde su nacimiento. Sin embargo, lo que no es esperaba Time Warner ni DC Comics es que una ley creada en 1976 podría hacer peligrar su hegemonía sobre el personaje de cómic. En 1997, la viuda de Siegel y su hija pidieron la devolución del copyright amparándose en dicha normativa, que permite a los herederos recuperar esos derechos bajo determinadas circunstancias. Es cierto que pese a la resolución a favor de los herederos de Siegel, los familiares del creador de Superman no verán ni un solo centavo de los beneficios producidos por las aventuras cinematográficas de Superman anteriores a 1997. Con este panorama, la primera película de Superman, producida en 1978 y sus tres partes posteriores, creadas a lo largo de los 80, no darán beneficio alguno. Ahora sí, parece que Warner Brothers tiene previsto estrenar en las carteleras estadounidenses otra entrega de la nueva generación de películas basadas en el superhéroe. De hecho, Superman: Man of Steel o Superman: El hombre de acero tiene previsto estrenarse en las carteleras estadounidenses durante el verano de 2009. En esta ocasión, la producción, que estará de nuevo dirigida por Bryan Singer, que ya dirigió Superman Returns y además contará con la participación del actor Kevin Spacey en el papel del malvado Lex Luthor, sí beneficiará a los herederos de los creadores originales del personaje. Miles de millones La delicada pieza mide sólo 9,7 por 2,5 centímetros Durante la década de los 40, sus intentos por recuperar los derechos fueron frustrados y tan sólo consiguieron una compensa-