Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MARTES 1- -4- -2008 ABC Un jovencísimo Picasso pintó de esta guisa su apasionado romance con Odette cuando acababa de llegar a París BNPS Aparece una acuarela de Picasso en un rincón de una casa de campo inglesa La pintura fue autentificada por el pintor y ha aparecido vuelta hacia la pared en la casona de una familia real extranjera s Será subastada por 4 millones de euros EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Una acuarela pintada por un joven Picasso, en la que se retrató a sí mismo abrazado a su novia de entonces, ambos desnudos sobre la cama, ha salido a la luz pública tras haber sido hallada en un rincón de una casa de campo inglesa, al oeste de Londres. La pintura fue encontrada vuelta por la parte de atrás, junto a dos óleos de artistas británicos. Al parecer las obras pertenecen al miembro de una familia real extranjera, que saca a subasta parte de sus posesiones. La acuarela de Picasso (1881- 1973) se titula Etreinte (Abrazo) Fue pintada en 1901 o 1902 cuando el artista acababa de llegar a París y se encontraba en el llamado periodo azul. Precisamente las pinceladas azules dominan el fondo de esta obra, en cuyo primer plano aparecen dos cuerpos desnudos sobre el blanco de las sábanas. En ese momento, el artista de Málaga tenía relaciones con Louise Lenoir, conocida como Odette, a quien retrató con él en la escena de cama. La presencia de ambos en la pintura es confirmada por Guy Schwinge, director de Duke s, la casa de subastas de Dorchester que la pondrá a la venta el próximo día 10 de abril. Según Schwinge, lo expertos consultados así lo aseguran, aunque la explicación que él mismo da parece propia, al decir que en su llegada a París Picasso no tenía mucho dinero y el sexo era uno de los pocos apetitos que podía satisfacer. Etreinte fue autentificada por el propio Picasso en 1969. Su precio estimado en el mercado es de unas 3.000 libras (4 millones de euros) No ha sido revelada la identidad del propietario, aunque algunas informaciones apuntan a un miembro de la realeza extranjera. Se trataría de un coleccionista de arte, ya que las tres obras no estaban colgadas en la pared, sino que estaban como olvidadas en un rincón. Las otras dos obras son retratos de caballo. Uno resultado del pincel de George Stubbs (1724- 1806) mientras que el otro lleva la firma de Alfred Munning (1878- 1959) El primero, uno de los clásicos óleos de Stubbs, famoso por su estampas equinas, tiene fecha de 1786. La tela de Munning lleva por título The Irish Grey Mare (La yegua gris irlandesa) Ambos podrían alcanzar conjuntamente el precio de 100.000 libras (130.000 euros) en la subasta de la próxima semana. Ha sido un descubrimiento impresionante. Encontrar sólo una de esas obras hubiera sido increíble, encontrar las tres ha sido muy excepcional ha declarado Schwinge, que tiene la casa de subastas emplazada en un antiguo gallinero del mercado de ganado de Dorchester. En realidad, Schwinge se está acostumbrando a insólitos hallazgos, pues el año pasado vendió dos piezas perdidas del altar renacentista de la catedral veneciana de San Marcos, realizadas por Fra Angelico. Ambas piezas habían sido halladas detrás de la puerta de una habitación de una pensión de Oxford. El precio fue de 2,2 millones de euros, un récord en el Reino Unido para una subasta celebrada fuera de Londres. Estaba en plena etapa azul cuando realizó, en 1901 o 1902, este delicado retrato de sí mismo con su amante Louise Lenoir, conocida como Odette