Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID www. abc. es madrid MARTES 1- -4- -2008 ABC La Policía pone en marcha una operación contra la delincuencia de menores rumanos Tiene constancia de la existencia de, al menos, ocho bandas en Madrid s Se hace en colaboración con Rumanía CARLOS HIDALGO MADRID. La Policía española y la rumana han declarado la guerra a la delincuencia perpetrada por menores de aquel país del Este de Europa. Fruto de las excelentes relaciones entre ambos Cuerpos, se ha iniciado una macrooperación para atajar este fenómeno delictivo, que se ha reproducido especialmente en el centro de Madrid, aunque tiene ramificaciones por toda España. Se trata, por tanto, de la más importante ofensiva policial en este ámbito y se produce antes de que comiencen a llegar más menores rumanos a nuestro país a delinquir. Como ya informó ABC en su edición del pasado 4 de febrero, se estaba ultimando un protocolo de actuación para intercambio de información entre ambos países que llevara a la Justicia rumana a imputar a los padres y responsables legales de estos niños- -tanto los que viven en España como los que mandan a los menores desde Rumanía- -el delito de asociación ilícita. Según ha podido saber este periódico, ya se han producido las pertinentes reuniones y la operación está en marcha. Se desarrolla en distintas vertientes, tanto en Rumanía como en España. Por un lado, la Policía Judicial rumana ha abierto ya una investigación patrimonial sobre los padres y tutores de esos menores, para averiguar de dónde sale el dinero que traen sus hijos desde España y, en definitiva, el incremento de su poder adquisitivo. Asimismo, las autoridades de este país del Este de Europa se han puesto en contacto con los departamentos de Protección del Menor para que se saque a esos niños de sus familias y se les traslade a centros donde reciban una educación adecuada, de manera que se les impida delinquir y regresar a España. La otra pata de la operación se desarrolla en España, especialmente, con la colaboración del Grume (Grupo de Menores de la Policía) y las comisarías de los distritos más afectados y la Brigada de Policía Judicial. Por un lado, la Policía rumana y la española está cruzándose datos sobre estos niños y sus Un policía a caballo pide la documentación a una familia rumana junto al Museo del Prado padres: información sobre sus identidades, dónde viven, con qué familias, por dónde se mueven, sus ingresos... La idea es establecer un censo de estos menores delincuentes y tener controlado su entorno, de cara a posibles imputaciones. Desde hace dos meses, además, se está trasladando a algunos de estos niños al centro de menores de Hortaleza. Se calcula que en ese periodo han sido internados una veintena de estos menores reincidentes. rístico de cada año en Madrid, entre los meses de primavera y principios de octubre. En esa época, los gitanos rumanos envían a sus hijos desde su país de origen a España para delinquir, y luego regresan. Antes de la puesta en marcha del dispositivo, la Policía tenía vigilados, al menos, a ocho grupos de menores rumanos en Madrid, con unos siete CHEMA BARROSO Niños de 7 años La idea, según las fuentes consultadas, era dar vida a este protocolo de actuación antes de que comience la temporada alta para este tipo de delincuencia y mendicidad infantil, que coincide con el boom tu- u ocho integrantes cada uno. Son especialistas en el robo al descuido- -por ejemplo, en terrazas de bares y comercios- -y al pie de cajeros automáticos. Se han dado casos de niños de 7 años entre los integrantes de estas bandas. Hay otro caso llamativo, el de un menor de 12 años, Stan G. acusado del robo de 300 euros en la puerta de un banco. Durante el año pasado se investigó a 44 grupos organizados de delincuentes rumanos en toda España Durante 2007, la Policía investigó a 44 grupos organizados rumanos. Los dispositivos más importantes fueron 25 redes rumanas vinculadas al tráfico de personas y 18 especializadas en falsificaciones y tarjetas clonadas. Una de las operaciones más importantes se llevó a cabo en Valencia, donde se imputó a 26 personas en una trama de falsificación de tarjetas de crédito. En esa Comunidad y en la de Madrid también se detuvo a 37 gitanos rumanos de Tanderei, relacionados con la pequeña delincuencia callejera. Capítulo aparte merecen las detenciones. Mientras que en 2006 se detuvo a 28.839 rumanos en España, el año pasado esa cifra se rebajó hasta los 11.346 arrestos. La razón principal para explicar ese importante descenso es que, tras la entrada en la Unión Europea, ya no se puede detener a un rumano por estancia ilegal en España. Además, en todo momento, las Fuerzas de Seguridad españolas elogian la intensa y eficaz colaboración de la Policía rumana en la lucha contra la criminalidad procedente de su país. En España, a día de hoy, residen unos 530.000 rumanos, según los datos oficiales. Fuentes del Ministerio del Interior de ese país consultadas por ABC sitúan en torno al 10 de esas personas con antecedentes policiales, como ya informó este periódico. Aunque, según la Policía Nacional española, la mayor parte se dedica a la pequeña delincuencia- -lo que provoca una sensación de inseguridad en la población- existen grupos de extrema peligrosidad que operan como bandas con estructura militar.