Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍA MARTES 1 s 4 s 2008 ABC Alcaraz pilota el plan de reconversión de Colonial en manos de la banca acreedora Diseña un vehículo instrumental que, sin superar el 29,9 del capital de la inmobiliaria, tenga los derechos políticos y el control de la gestión de la compañía MIGUEL PORTILLA MADRID. El director general adjunto ejecutivo de La Caixa, Juan Antonio Alcaraz, es el hombre clave designado por la banca acreedora de Luis Portillo y de Luis Nozaleda para conducir el reflotamiento de la inmobiliaria Colonial, una vez que estas entidades financieras han decidido tomar las riendas de la empresa- -tal y como adelantó ABC el pasado sábado- -después de la retirada de la oferta de los fondos de Dubai. Alcaraz, hombre de confianza de Juan María Nin, el director general de La Caixa, desde que ambos trabajaban en el Sabadell, es el máximo responsable para diseñar un vehículo instrumental que controle la gestión de esta inmobiliaria y para el nombramiento de un nuevo consejo de administración, según manifestaron a este periódico fuentes de las propias entidades acreedoras. No obstante, este nuevo vehículo instrumental no debería superar el 29,99 del capital de Colonial, para no tener que incurrir en el lanzamiento de una oferta pública de acciones por el 100 de la compañía. La cuestión más delicada es si la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) permitiría que este vehículo industrial dispusiera no sólo de los derechos de voto de ese 29,99 sino del 47 participación que Portillo y Nozaleda acumulan en la inmobiliaria. En ese sentido, la banca acreedora de Colonial podría solicitar acogerse a una de las excepciones contempladas en la ley de opas, como ha hecho recientemente el grupo Rayet respecto a Afirma. Rayet controla el 40,29 de la nueva inmobiliaria, pero en su exposición a la CNMV para evitar lanzar una opa por el 100 señala que su objetivo principal no es la toma de control, sino un objetivo industrial o empresarial para salvar a la compañía de la quiebra y no perjudicar a los accionistas minoritarios. En cualquier caso, para no superar ese 29,99 de Colonial, lo más probable es que la banca acreedora garantice a Luis Portillo y Luis Nozaleda que no va a ejecutar la deuda que tienen contraída por el 17 restante, pero que les quitaría los derechos de voto de esa participación. Y esos derechos de voto se ejercerían desde una segunda sociedad diferente al vehículo instrumental citado o bien individualmente por cada una de las entidades financieras que posean parte de ese 17 Luis Portillo mantiene una deuda contraída con catorce bancos y cajas de ahorros que suman 1.473,5 millones de euros, mientras que la de Luis Nozaleda supera ligeramente los 457 millones. El principal acreedor de Luis Portillo es el Banco Popular con un préstamo de 295 millones de euros y con avales correspondientes a 70 millones. En total 365 millones. Fruto de esta deuda, el Popular controla el 9,15 de Colonial. La Caixa, por su parte, es el segundo máximo acreedor de Portillo, con un préstamo de 161,3 millones de euros, y unas acciones pignoradas que les otorga derechos de voto sobre el 5,69 de las acciones de la citada inmobiliaria. El consejo de Colonial aprobó ayer iniciar los trámites para vender el 84 que tiene de la compañía francesa Sociètè Foncière Lyonnaise (SFL) que se realizará a través de un proceso competitivo que garantice la obtención del mejor precio, según informó a la CNMV Colonial cayó ayer en Bolsa otro 2,08 y cerró a 0,94 euros por acción, con lo cual los títulos de esta inmobiliaria han caído un 50 desde que comenzó el año. Esta depreciación ha hecho que el comité asesor técnico del Ibex tomara la decisión de sustituir este valor en el selectivo por Técnicas Reunidas, cuyo relevo se produce hoy. Juan Antonio Alcaraz Dtor. gral. adjunto de La Caixa LOS RETOS MÁS DIFÍCILES Fue fichado a golpe de talonario para reflotar Astroc y ahora liderará el más difícil todavía salvar Colonial MIGUEL LARRAÑAGA MADRID. No hace ni un año, Juan Antonio Alcaraz era director general adjunto del Banco Sabadell y responsable de la división de empresas de la entidad catalana. Desde ese puesto pilotó en el último trimestre de 2006 la venta de Landscape, la filial inmobiliaria del banco, a Astroc, la empresa de moda en esos momentos. Buen olfato sí demostró con la operación. El Sabadell vendió en el mejor momento del mercado que, meses después, se hundió estrepitosamente. Pero a pesar de tan buen olfato, seguro que Alcaraz no pensó que el ladrillo iba a condicionar su carrera profesional. En mayo de 2007 dejó el Sabadell para, por encargo de accionistas como Amancio Ortega, Rayet o Nozar, poner orden en un desastre llamado Astroc. Siete meses después, con el plan de salvamento diseñado y en marcha, abandonó sorpresivamente Astroc para anunciar, dos días después, su fichaje por La Caixa. Todo indicaba que Alcaraz había tenido un paso efímero por el sector inmobiliario, pero está cada vez más claro que no será así. Si complicado era reflotar Astroc, lo de Colonial se antoja el más difícil todavía Pero a él le gustan estos retos. EL HOMBRE DE Derechos de voto Juan Antonio Alcaraz, director general adjunto de La Caixa JOSÉ MARÍN Excepciones de la ley de opas La crisis lleva a la inmobiliaria Lábaro a solicitar la suspensión de pagos M. P. MADRID. La inmobiliaria Lábaro ha solicitado ante el Juzgado de lo Mercantil número 4 de Madrid la declaración de concurso de acreedores, la antigua suspensión de pagos. Esta solicitud afecta sólo a la sociedad matriz, Lábaro Grupo Inmobiliario, que es la que concentra la mayor parte del negocio y salvo en casos aislados no es previsible que afecte a otras sociedades del grupo señaló ayer la compañía en un comunicado. Añade que Lábaro se ha visto arrastrada a una situación de falta de liquidez como consecuencia de la crisis que afecta al sector inmobiliario. Tras esta declaración de concurso, la actividad de la sociedad continuará bajo la supervisión de los administradores que designe el Juzgado. En su comunicado, Lábaro indica que su intención es negociar con sus acreedores para alcanzar un convenio que le permita revisar su modelo de negocio y adaptar el pago de la deuda a la nueva situación del mercado. Compra del 12 de Parquesol Las entidades financieras acreedoras nombrarán también un nuevo consejo en la compañía en crisis A mediados del pasado mes de diciembre, Lábaro adquirió el 12 de Parquesol, compañía en proceso de fusión con la constructora San José. No obstante, fuentes conocedoras de esta operación señalaron a ABC que la suspensión de pagos no les afecta al tener las acciones pignoradas.