Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 s 4 s 2008 Guerra abierta entre los socialistas por el agua s El otro frente del Ebro ESPAÑA 21 PSC, ICV y ERC denunciaron en 2001 ante la UE trasvases desde la cuenca del Ebro La hoy consejera de Justicia de la Generalitat, Montserrat Tura, firmó la denuncia por los socialistas catalanes ROBERTO PÉREZ ZARAGOZA. Dos años antes de que sellaran su acuerdo de gobierno tripartito para ocupar la Generalitat, PSC, ERC e ICV se aliaron en contra del trasvase de aguas desde la cuenca del Ebro a otras cuencas. Aquella alianza la desplegaron aprovechando también la cobertura de otras decenas de organizaciones, entre ellas sindicatos, el propio PSOE y otros partidos como Chunta Aragonesista (CHA) que hicieron de la política anti- trasvases una forma de aislar al PP. CHA, ahora, ha pedido coherencia y ya ha advertido que si se admite el trasvase desde el Segre se sentará un precedente y se legitimará a Valencia, Murcia y Almería a exigir también su trasvase. Chunta insiste en que no depende de hacia dónde apunte la tubería del trasvase, ni de su longitud ni siquiera de la cantidad de agua a transferir, sino del concepto en sí mismo: el trasvase del Ebro a otras cuencas. Y subraya que ese, que era el argumento que sustentó el frente común nacido con el PHN de los populares, queda dinamitado ahora si se defiende el trasvase del Segre. Fue un frente común sonoro y en el que participaron activamente quienes ahora, desde Cataluña, exigen el trasvase del Segre. Tanto el hoy presidente de la Generalitat, José Montilla (PSC) como el líder de ICV y consejero de Interior, Joan Saura, no sólo arremetieron abiertamente contra el proyecto de trasvasar aguas del Ebro a otras cuencas cuando lo propuso el PP para Valencia, Murcia y Almería. PSC, ICV y ERC firmaron una denuncia en 2001 contra el trasvase del Ebro, que fue formalizada en julio de 2001. También la rubricó el PSOE, curiosamente a través de los socialistas riojanos. Por parte del PSC firmó la denuncia la que también en ese momento era su secretaria de Medio Ambiente y actualmente es consejera de Justicia de la Generalitat, Montserrat Tura. Aquella misma denuncia la firmaron un total de 65 entidades. Entre ellas figuraban los sindicatos CC. OO. UGT y USO, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) cuando su máximo responsable era el actual secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda. Además del PSOE, PSC, ICV ERC y LOS CAMBIOS EN LOS DISCURSOS Joan Saura Líder de ICV y consejero de Interior de la Generalitat En 2003 insistía en rechazar el trasvase del Ebro y aseguraba que él y su partido, al respecto, tenían un discurso único en Barcelona, en Valencia o en Bruselas En 2004, en relación con los pactos entre ICV y otros partidos, subrayaba que una de las cuestiones programáticas imprescindibles era el no al trasvase del Ebro Y ahora habla de traición y acusa al Gobierno nacional de actitud frívola y de enorme deslealtad por rechazar el trasvase del Ebro desde el Segre a la cuenca del Llobregat. José Montilla Presidente de la Generalitat y primer secretario del PSC En 2001, el PSC firmó la denuncia contra el trasvase del Ebro que se proponía en aquel momento para Barcelona, Valencia, Murcia y Almería en el PHN del Gobierno Aznar. Ese mismo año se sumaron a la marcha verde hacia Bruselas con el objetivo de frenarlo. Y ahora fuerza el trasvase del Ebro para abastecer a Barcelona. Ante la negativa del Gobierno central, el PSC, a través de su viceprimer secretario, Miquel Iceta, ha asegurado que en una situación de emergencia- -aseguran que ya se da- -iremos a buscar el agua allá donde haga falta y haya agua Carme Chacón Miembro de la Ejecutiva del PSC y ministra de Vivienda en funciones Hace menos de dos meses elogiaba la derogación del trasvase del Ebro que llevó a cabo el Gobierno de Rodríguez Zapatero y que anuló el proyecto impulsado por el PP para abastecer de agua a Valencia, Murcia y Almería. Chacón no sólo arremetió contra la idea del trasvase de aguas del Ebro, sino que se mostró en contra de recuperarla. Dijo que retomar ese planteamiento sería un error mayúsculo Y ahora convive con la petición de trasvase del Segre, tal y como puso de manifiesto la Ejecutiva del PSC celebrada el pasado fin de semana y en la que participó. Josep Lluís Carod- Rovira Presidente de ERC y vicepresidente de la Generalitat En 2001 se unieron al frente antitrasvase del Ebro y sumaron la firma de ERC a la denuncia presentada en Bruselas contra el PHN de Aznar. El 23 de marzo de 2003, CarodRovira aseguraba que sólo habrá marcha atrás en el PHN si el PP pierde el poder y afirmaba que lo único que puede parar el trasvase es el voto Lo decía en una manifestación que tuvo lugar en el Delta del Ebro. Y ahora afirman que el trasvase del Ebro desde el Segre no es la mejor opción, pero sería admisible si no hay otra posible y viable para llevar agua a Barcelona. También la UPA de Moraleda CHA, como partidos políticos también firmaron aquella denuncia ante la UE el Partido Riojano (PR) y la dirección federal de IU. Arremetía contra el Plan Hidrológico Nacional del Gobierno de Aznar y dedicaba amplio espacio a argumentar en contra del trasvase del Ebro. Afirmaba que la transferencia a otras cuencas hidrológicas incumplía la Directiva Marco de Aguas, la Directiva de Hábitats y la Directiva de Aves. Específicamente, aseguraba que las obras iban a afectar de forma directa o indirecta al estado de las aguas y a más de un centenar de espacios incluidos o próximos a ser incluidos en la Red Natura 2000, como son las ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) y los lugares propuestos como LIC Lugares de Interés Comunitarios. Pues bien, el paraje natural del Aiguabarreig, que se forma en la desembocadura del río Segre en el Cinca, La ministra Carme Chacón dijo hace menos de dos meses que retomar el trasvase de la cuenca del Ebro sería un error mayúsculo está declarado ZEPA y LIC, como ayer informó ABC. Además de esta denuncia ante la UE, el 10 de agosto de 2001 arrancó la marcha verde contra el PHN que incluía el trasvase del Ebro. Acabó el 8 de septiembre de 2001 con una manifestación en Bruselas. Entre los convocantes de aquella marcha verde esta- Valencia pide a Iglesias que su actitud pactista no sea sólo para Cataluña El presidente aragonés, el socialista Marcelino Iglesias, recordó el domingo en el Monasterio de Poblet que su Ejecutivo está en contra de cualquier trasvase del Ebro. Pero dijo que conflictos como la administración del agua pueden solucionarse con la actitud pactista que ya puso en práctica Jaime I y que hoy deberíamos aplicar La Generalitat Valenciana le ha tomado la palabra. Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente afirmaron ayer a ABC que comparten la tesis del diálogo y buscar un pacto, pero no sólo con el Estado y una o dos autonomías, sino con todas informa Javier Reigadas. Se preguntaron por qué esa misma actitud pactista no se aplicó con el trasvase a Levante. ban también el PSC, ERC e ICV Aquella alianza ha tenido continuidad en el tiempo con declaraciones de líderes de estos tres partidos, incluso después de que se derogara el trasvase. En 2003, ICV denunció de nuevo a España ante la UE por entender que había vulnerado normas de contratación pública al adjudicar diversos trabajos técnicos relacionados con el PHN. Lo mismo hizo la Plataforma en Defensa del Ebro. Y ese mismo argumento lo usó el Gobierno aragonés PSOE- PAR para promover un recurso judicial, mientras anunciaba que iba a desplegar todas las armas jurídicas a su alcance para evitar el trasvase. El mismo año, 2003, que Saura llamaba a los catalanes a que usaran su voto en contra de los trasvases. Y hace menos de dos meses, a principios de febrero y en plena precampaña, desde el PSC Carme Chacón aseguraba que un trasvase del Ebro sería un error mayúsculo