Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Guerra abierta entre los socialistas por el agua s Primeras sanciones MARTES 1 s 4 s 2008 ABC Expedientan a una constructora de Barcelona por llenar una piscina Primera sanción tras la entrada en vigor, ayer mismo, de la norma punitiva antisequía J. GUIL BARCELONA. Ayer entró en vigor la norma por la que que, en aplicación del decreto de sequía aprobado por la Generalitat de Cataluña en febrero pasado, los 33 ayuntamientos del área metropolitana de Barcelona pueden sancionar a ciudadanos, empresas o instituciones que utilicen agua de boca para regar jardines, lavar coches o llenar piscinas. Y ayer mismo se abrió el primer expediente que puede acabar en sanción. El pionero fue el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) que anunció ayer la apertura de un expediente sancionador a una constructora por llenar con agua potable una piscina comunitaria de una promoción de 18 viviendas que está construyendo en esta localidad. El supuesto derroche podría ser multado con entre 750 y 3.000 euros. En rueda de prensa, la teniente de alcalde de Medio Ambiente del consistorio de Sant Cugat, Marta Subirà (CiU) explicó ayer que el aviso lo dio el pasado 13 de marzo un vecino al observar que se estaba llenando de agua una piscina comunitaria de una edificación plurifamiliar, por lo que alertó a la Policía Local, quien abrió diligencias y lo hizo llegar a los servicios jurídicos de Medio Ambiente del consistorio. Ahora, el Ayuntamiento tramitará el expediente y lo enviará a la Entidad del Medio Ambiente (EMA) del área metropolitana de Barcelona, quien tendrá que determinar si se sanciona el infractor y en que cuantía. No está claro que el caso acabe finalmente en multa. El decreto de sequía de la Generalitat que prohibía malgastar agua se aprobó en febrero, y a la constructora la pillaron llenando la piscina el pasado 13 demarzo. Con todo, no ha sido hasta esta semana que ha entrado en vigor el reglamento aprobado por los municipios del área metropolitana de Barcelona que desarrolla el decreto de la Generalitat y lo traduce en multas. El reglamento acordado por los municipios del área metropolitana de Barcelona eleva las sanciones por malgastar agua potable a los 3.000 euros en el caso de que se consideren muy graves, como ocurrirá en el caso del uso de este recurso para llenar grandes piscinas o para regar jardines de más de 3. 000 metros cuadrados. También hay sanciones de 30 euros a quien lave el coche en la vía pública utilizando agua potable, y de 50 euros a quienes utilicen este recurso para regar jardines pequeños, de menos de 250 metros cuadrados. De hecho, la gravedad de las sanciones es proporcional al tamaño de la piscina o jardín. Así, los multados tendrán que abonar hasta 750 euros por una sanción leve, hasta 1.500 por una grave y hasta 3.000 euros por una muy grave. Si el sancionado reincide en un mismo comportamiento por el que ha sido multado podrían llegar a precintar su toma de agua. Lluis Recoder, alcalde de San Cugat del Vallés Delación de un vecino