Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 TVyCOMUNICACIÓN www. abc. es comunicacion La clave del éxito de todos sus títulos es hacer que sus personajes hablen sin tapujos y trasladen a los espectadores a situaciones con las que muchos sueñas, pero pocos logran. Uno de los nombres por antonomasia de este ingrato mundillo es Jerry Bruckheimer. A este viejo zorro no se le escapa una y es el culpable de algunos de los grandes éxitos del momento. CSI Sin rastro y Caso abierto son algunos de sus títulos más conocidos, aunque el triunfo tampoco le es esquivo en el cine con ejemplos como Piratas del Caribe y, echando una mirada en el túnel del tiempo, Top Gun y, más recientemente, Pearl Harbour Aunque esta última no funcionó, Bruckheimer ha sabido explotarla a la perfección en sus emisiones por televisión y cubrir su baja recaudación en su exhición en salas comerciales. Otro de los apellidos que pisan con fuerza por los despachos de Culver City es Aaron Sorkin, que se ha hecho con un lugar en el medio gracias a series como El ala oeste de la Casa Blanca y, más reciente, con Studio 60 Tanto una como otra tienen su sello personal: mostrar unos personajes cercanos y convertir al espectador en alguien que lo ve todo desde una esquina. La primera temporada de El ala oeste... consiguió de una sola tacada nueve Emmys. Otro de estos triunfadores es David Chase. Su primera producción fue la recordada LUNES 31- -3- -2008 ABC Retrato de los capos de las grandes series de ficción Por sus éxitos los conoceréis: Bruckheimer (CSI) Abrams (Perdidos) Shore (House) Chase (Los Soprano) y Cherry (Mujeres) CARMEN ANIORTE MADRID. Sus nombres van unidos a los grandes éxitos de la televisión del momento. Bruckheimer, Sorkin, Cherry, Star, Shore y Abrams han tomado el relevo a los Bochco, Spelling y Kelley, que han dado y en algún caso siguen ofreciendo buenos productos a este medio. Ya se sabe que el mundo de la televisión va a tal velocidad que el éxito de hoy puede ser el fracaso del día siguiente. La reciente huelga de guionistas ha puesto a prueba el trabajo, el esfuerzo y la capacidad de resistencia no sólo de los actores, sino también de los que desde sus despachos preparan y deciden el futuro de todos y cada uno de los proyectos televisivos. La televisión vive uno de sus momentos- -en cuanto series- -más apasionantes. Se hacen unos productos sin ningún tipo de complejos con respecto a su hermano mayor el cine. Series de una calidad excepcional, con unas historias, unos personajes y una puesta en escena que son, como en el anuncio del paté, la envidia cochina del cine. En estos momentos se está produciendo un relevo generacional, aunque muchos se resistan a dar el testigo y continúan saboreando las mieles del éxito con pequeñas joyas. Un ejemplo de esto último lo tenemos con John Wells. Es uno de los productores estrella del medio. Desde 1994 está al frente de Urgencias Es responsable directo de mostrar a la audiencia- -acaban de firmar por una temporada más y ya van 15- -una serie con un ritmo burbujeante, unos diálogos increíbles y unas imágenes impactantes. Otro de los grandes es David E. Kelley. El marido de Michelle Pfeiffer inició su trabajo- -tras haber estado a la sombra de otro de los grandes: Steven Bochco- -en tres títulos que significaron una vuelta de tuerca en el mundo de las series. Picket Fences el drama médico Chicago Hope y una producción sobre el mundo de los abogados con un toque de humor y una banda sonora evocadora, que convirtieron a Ally McBeal en toda una sorpresa. Tal fue su éxito que esta serie protagonizada por Calista Flockhard se convirtió en la primera producción de una hora en conseguir el Emmy a la mejor comedia. Entre los productores del momento y padres de algunos de los títulos más aclamados en todo el mundo también se encuentra Darren Star. ¿Su gracia? Sensación de vivir Melrose Place y Sexo en Nueva York esta última, a puntito de dar el salto al cine. El ala oeste y Los Soprano Jerry Bruckheimer, creador de CSI REUTERS Los padres antecesores: Rich, Spelling y Bochco Todos estos nombres que en la actualidad brillan en las series de televisión son herederos directos de otros que contribuyeron a que el medio creciera. En esa lista hay muchos, pero en la memoria de todos hay un reducido grupo que forma parte de nuestras vidas. Aaron Spelling. Creador de series tan variadas como inolvidables: Vacaciones en el mar Los Ángeles de Charlie Dinastía Starsky Hutch y Los hombres de Harrelson entre otras. Su último trabajo antes de su muerte en 2006 fue Embrujadas todo un éxito entre los adolescentes de medio mundo. Tampoco hay que olvidarse de Lee Rich, uno de los creativos de Lorimar y del regreso del culebrón al medio con títulos como Dallas y Falcon Crest Por último, Steven Bochco. Todo un revolucionario del medio, con títulos como Canción triste de Hill Street La ley de los ángeles y Policías de Nueva York entre otros. MIRAVER Javier Cortijo PRODIGIOS Q ue vienen a ser algo así como la discriminación positiva de los friquis, palabra que no solo nos va a hacer aborrecer al ciudadano Rodolfo C. sino al mismísimo Tod Browning, el pobrecillo. Pero prodigios, haberlos haylos. Encima, extrañamente imantados: cuando el otro día Buenafuente desempolvó su emotiva placa de la plaza del guionista Rafael Azcona pocas horas antes Informe Robinson estrenaba su reportaje en off sobre el nada repelente niño Ricky Rubio (ya está rulando por los canales pluses no se lo pierdan, es un triplazo) Genios de ida y vuelta, clásicos y futuribles. Y entre crack y crack, el esperpento también encadenado que no cesa. Justo en la noche de Max Estrella, Hormigas blancas homenajeaba a don Ramón María con la segunda parte del biopic de El Cordobés, el hombre convencido de haber departido con JFK allá por 1970. Lástima que ni Mermelada ni su drink- team -aquelarre en plató hablasen de las míticas entrevistas de Cárdenas en Al ataque de Arús, friquismo jamonero en grado sumo. Y enlacemos con el principio recordando a los ofendidísimos patriotas que Chikilicuatre (o su alter ego) puso voz a Rocinante en Donkey Xote hala. Mira, podía llevar de coros a los Zapatones boys con ese clip- vocinglero Goool... ¡de España! en plan lamelapela mix uno, el aporellos; dos, el aporuvas; tres, la raulitis; cuartos... a casita, claro. Cómo están las cabezas. Luz de Luna la serie que catapultó al estrellato a Bruce Willis. A este título le han seguido títulos como Doctor en Alaska aunque su gran éxito y más reciente es Los Soprano Se trata de una de las producciones más atrevidas de los últimos tiempos, ya que no se le ocurrió otra cosa que convertir a una familia de mafiosos en protagonistas de una serie. Entre los productores de rompe y rasga no hay que olvidar a David Shore, creador de House Hay muchos que le critican por haber trasladado la figura de Sherlock Holmes a un hospital, pero lo gracioso es que a nadie se le había ocurrido antes y el resultado entre las audiencias de todo el mundo habla por sí solo. En esta lista no podemos olvidarnos de Marc Cherry, responsable en 1985 de una de las series más divertidas de la televisión: Las chicas de oro En la actualidad conoce el éxito en todo el mundo con Mujeres desesperadas Muy pocos saben mezclar como él la comedia ácida con unas tramas llenas de misterio y que sorprenden gratamente a propios y extraños. En la línea de la sorpresa y el misterio no podemos olvidar a J. J. Abrams. El responsable de Felicity y Alias triunfa en estos momentos con Perdidos y Héroes