Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 31 s 3 s 2008 DEPORTES 95 EL MUNDO ES UNA HISTORIA DE TAL PALO, TAL CASTILLA El Real Madrid canterano de la Quinta del Buitre fue una gran obra perdurable. Después llegó la Era de la Fugacidad... JUEGO EN EL CUERPO durante casi veinte años, en la selección y en el propio Madrid los únicos titulares fijos de extracción blanca han sido Raúl (si a este no lo consideramos fruto original del Atlético) y los porteros Cañizares y Casillas. Hemos visto a algunos otros (Urzáiz, Alfonso... pero apenas fue un parpadeo. Poco, poquísimo, para la cantera que Florentino Pérez proclamaba la mejor del mundo, aunque en ningún equipo grande del planeta hubiera un talento llegado del Madrid. La misma cantera que Ramón Calderón intenta redimir ahora haciendo contratos vitalicios. Los contratos vitalicios de Calderón, aparente halago a los canteranos, son la mala conciencia por el desdén real de la cantera, igual que el lema Zidanes y Pavones de Pérez era el disimulo de un régimen megalómano que en seis años solo dio al Madrid tres de los 18 grandes títulos en juego. El Madrid canterano de la Quinta fue una gran obra perdurable. Después llegó la Era de la Fugacidad. El aluvión de extranjeros variopintos provocó que en los vestuarios el unánime compromiso con el escudo fuera iluso y efímero, polvillo estelar de la globalización. (Mis fieles respetos al Athletic de Bilbao, donde prima el fútbol de la gleba sobre los siervos de la globa) La fugacidad de los compromisos hizo que las plantillas fueran fugaces también. Los técnicos empezaron a extinguirse como fuegos fatuos. Su trabajo, ceniza de lujo, se prende para varios años, y al cabo del primero el club airea una obscena tira de millones para apagarlo. Las hegemonías arden en ese fulgor perecedero y no duran. Algún presidente creyó que la gloria se perpetúa fichando a quienes han ganado el Balón de Oro, sin saber que lo fugaz solo se combate fichando a quienes van a ganarlo. La inflación informativa urge a los críticos a presentar cada día conclusiones grabadas en mármol, que horas después son barridas como arena por el vendaval de la realidad. Un domingo hay Liga el próximo no, y el siguiente la hay otra vez. Todo es fugacidad. No menos fugaz es este artículo. Mañana no valdrá nada: otros hechos o argumentos me quitarán la razón. Si esto no ocurriera, sería un fenómeno digno de figurar entre los expuestos en el primer párrafo. Ignacio Torrijos Una estampa poco habitual en el Sahara: dunas, camellos y maratonianos El hombre y el Sahara Los participantes en el Maratón de las Arenas intentan un año más vencer al desierto en una de las carreras por etapas más duras del mundo TEXTO Y FOTO: LUIS DE VEGA CORRESPONSAL MERZUGA (MARRUECOS) Más de 800 valientes- -60 de ellos españoles- -de una treintena de nacionalidades emprendieron ayer la más larga de las 23 ediciones del Maratón de las Arenas. Deberán cubrir en seis etapas 245,3 kilómetros a través del desierto del Sahara marroquí. Completan esta enorme maquinaria, que por unos días romperá la calma de este rincón africano, más de 400 personas entre organizadores, logistas, Fuerzas de Seguridad, informadores y un equipo médico de 42 personas que incluye hasta dentista. la que lleva a sus espaldas- -las entrega la organización y son todas iguales- -tiene que caber todo lo necesario, desde ropa y saco de dormir hasta comida y la bengala para casos de emergencia. Sólo el agua va siendo escrupulosamente racionada, aunque la organización es generosa, como aseguraba ayer en la salida Fidel Martí, de Bañolas (Gerona) Este florista jubilado de 67 años es todo un experto en este maratón- -ha ganado dos años la categoría de veteranos- -y en la mañana del domingo emprendía su octava participación con la misma ilusión que tendría un veinteañero que llega al desierto por vez primera. Esto es una experiencia única para todo atleta. La supervivencia y el compañerismo te cambian la vida Fidel explicó que, a pesar de su experiencia y su buena forma física, no hace la prueba corriendo La última vez que corrí tuve que parar a los dos minutos Nada más darse la orden de salida, con Good vibrations de los Beach Boys sonando a toda pastilla, aquellos que están preparados para correr dejaron atrás a los cientos de participantes cuyo objetivo es acabar sin importarles el cronómetro. Limpieza del desierto Una de las principales preocupaciones del manager de la prueba, Patrick Bauer, ha sido apelar a la responsabilidad de cada uno para que todo quede como está. La organización incluye hasta un camión incineradora para no dejar el más mínimo rastro de su paso por el desierto. El principal ausente en 2008 es el marroquí Lahcen Ahansal, que acumula diez victorias. Su hermano Mohamed, con una victoria y siete segundos puestos, es el gran favorito. Cada uno de los participantes ha de ser autosuficiente a lo largo de la prueba. En la mochi- Un total de 800 valientes, entre ellos Luis Enrique y Toñín Llorente, desafían al desierto hasta el viernes Entre los preparados a conciencia, aunque fuera de los favoritos, se encuentra Luis Enrique, el ex futbolista del Barcelona y del Real Madrid, inscrito en la carrera en un equipo de seis atletas en el que también está el ex jugador de baloncesto Toño Llorente. Apenas superado el primer kilómetro, la organización les sirvió uno de los platos fuertes de la carrera. El Erg (mar de dunas) Chebbi iba a destrozar las piernas de muchos, que avanzaban sólo gracias a la ayuda de sus bastones. Fueron 14 kilómetros de toboganes de fina arena sahariana sin anestesia. Hay que gestionar el esfuerzo y no volverse loco nada más salir explicó Luis Enrique a este corresponsal en la más que humilde jaima bereber que le servirá de lugar de descanso al finalizar las etapas. Mi ambición en esta primera participación es acabar Junto a Toño Llorente, que llega con la experiencia de haber corrido varios maratones, se tomará la carrera de las arenas como preparación para poder aceptar el reto este verano del triatlón más duro del mundo, el conocido como Ironman (hombre de hierro) Pero eso será otra historia. Antes deben vencer al Sahara de aquí al viernes. Preparados a conciencia enómenos extraños de nuestro mundo... El sonido que emitía la estatua norte de Amenhotep III después del amanecer. Swedenborg, que conocía a los ángeles. Sylvan Muldoon y su viaje extracorpóreo a los doce años. Resurrection Mary el espectro de la autoestopista de la curva. Las formas vaporosas que en la cabina hablaban con Charles Lindbergh en su solitario vuelo trasatlántico. El temblor de manos de los indios navajo para adivinar la causa de enfermedades o desventuras. Foo fighters las bolas fantasmales de luz que veían los pilotos aliados en la II Guerra Mundial. La yegua Lady Wonder que predijo resultados de carreras de caballos y hasta localizó a un niño perdido. Las treinta estatuas marianas de Irlanda que se inclinaban, hablaban, sonreían, sangraban o brillaban. Las caras del suelo de la cocina de María Gómez Cámara en Bélmez de la Moraleda. La rusa Rosa Kuleshova, que con los ojos vendados identificaba colores por el tacto. Dos nuevos jugadores procedentes de la cantera del Madrid, Arbeloa y De la Red, en la selección española de fútbol. Luis Aragonés ha tenido un rasgo paranormal. La convocatoria de esos dos canteranos del Madrid en la selección linda, por su rareza, con el esoterismo. La última presencia numerosa de la cantera madridista en el equipo nacional data de tiempos tan remotos, que un adolescente podía ligar sin móvil y un adulto podía brillar en sociedad sin haber asistido a un solo cursillo de cata de vinos: la época de la Quinta del Buitre cuando hasta el refranero consagraba los frutos del filial del Madrid: de tal palo, tal Castilla. Desde entonces, F La convocatoria de dos nuevos canteranos blancos en la selección linda, por su rareza, con el esoterismo