Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 MADRID LUNES 31 s 3 s 2008 ABC Las Tablas se suma a la ola de protestas por la falta de equipamientos en los PAU Los vecinos recogen 12.000 firmas para demandar un centro de salud, instituto, guarderías, zonas deportivas y comisaría JOSÉ MARÍA CAMARERO MADRID. Pisos, pisos y más pisos. Éste es el panorama que se encuentran los vecinos del Programa de Actuación Urbanística (PAU) de Las Tablas alrededor de sus flamantes nuevas viviendas. Cada vez más establecimientos de restauración, numerosas oficinas bancarias, varias tiendas y hasta la sede corporativa de Telefónica. Pero ni rastro de equipamientos sociales. A pesar de ser uno de los desarrollos urbanísticos más adelantados de la capital, los 30.000 vecinos que ya habitan en Las Tablas (distrito de Fuencarral- El Pardo) llevan meses, e incluso años, utilizando las instalaciones sanitarias y educativas de los barrios más cercanos, con el consiguiente perjuicio. Como ya hicieran los vecinos de los PAU de Carabanchel, Motecarmelo y Vallecas- -tal y como informó ABC- -hasta finales de 2007, los de Las Tablas lo han venido manifestando en los últimos meses, con la recogida de más de 12.000 firmas, que ya han entregado al Ayuntamiento de Madrid; así lo pusieron de manifiesto ayer, en una concentración que llevaron a cabo en el propio PAU; e incluso así lo seguirán haciendo durante las próximas semanas, pues tienen previsto concentrarse todos los domingos de abril para exigir lo que nos corresponde según el presidente de la Asociación de Vecinos de Las Tablas, Lorenzo Álvarez. Aunque han entregado las firmas al Ayuntamiento, la mayor parte de las peticiones que realizan estos vecinos competen a la Comunidad de Madrid. Por ejemplo, la de construir un centro de salud, que está proyectado desde hace casi tres años según Álvarez, pero que no termina de ser ejecutado. Como en todo nuevo barrio, la presencia de niños es muy elevada, y las visitas al médico de cabecera o al pediatra, también. Sin embargo, el centro de salud de referencia para un barrio que supera en población a capitales de provincia como Soria, es el de Sanchinarro, y en algunos casos, el de Virgen del Cortijo, cerca del nudo de Manoteras. Si las visitas al centro de salud se deben hacer en coche, o utilizando el Metro Ligero que une las dos ampliaciones urbanísticas del norte de la capital, la asistencia a clases para los jóvenes tampoco es nada fácil. En vez de asignarles un centro de Educación Secundaria en Sanchinarro, ya que parece que no está prevista la construcción el el propio barrio, deben desplazarse hasta el I. E. S. San Fernando, en el polígono del Monte Valdelatas, muy cerca de la Autovía de Colmenar (M- 607) Eso sí, lo mejor asegura María Isabel, una de las vecinas concentradas ayer en Las Tablas, sería que construyeran un instituto aquí mismo explica, porque cada día vive más gente, y los adolescentes no tienen a qué colegio ir Con lo que sí cuentan en Las Tablas es con una guardería Comisaría a cinco kilómetros En coche al médico o instituto Exigen una alternativa al colapso de coches que supone diariamente la Ciudad de la Comunicación pública, aunque para más de 5.000 familias que pueden estar viviendo ya aquí asegura el presidente de la asociación. Por ello, reclaman la construcción de otro edificio que amplíe el número de plazas existentes en la nueva zona. Los equipamientos deportivos, dependientes directamen- te de la gestión del Ayuntamiento, también se están haciendo esperar. Por ahora, cuentan con una pista de baloncesto y otra de fútbol- sala, pero en un estado lamentable. Casi nadie las utiliza, porque jugar ahí es como hacerlo en mitad de la calle, sin condiciones asegura Pedro Javier mien-