Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL LUNES 31 s 3 s 2008 ABC Maliki, satisfecho por el llamamiento del líder chií Sadr a dejar la lucha El primer ministro iraquí espera que ahora se estabilice la situación del país ABC BAGDAD. El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, mostró ayer satisfacción por el llamamiento hecho por el clérigo radical chií Muqtada al Sadr, que instó a sus seguidores a que cesen las acciones armadas. El llamamiento de Sadr es un paso en la dirección correcta que esperamos que contribuya a estabilizar la situación de seguridad en el país remarcó el jefe del Gobierno en un comunicado difundido en Bagdad. Asimismo, Al Maliki afirmó que la campaña de seguridad lanzada en la ciudad de Basora, a unos 580 kilómetros al sur de Bagdad, no ha tenido como objetivo a ningún grupo político o religioso, incluido el bloque de Sadr La reacción del primer ministro se produjo pocas horas después de que el clérigo chií exhortara a sus seguidores a replegarse y a dejar toda acción de violencia armada. Para evitar el derramamiento de sangre y preservar la unidad de Irak, hemos decidido cancelar todas las manifestaciones armadas señaló Muqtada en un comunicado difundido en la ciudad santa chií de Nayaf (al sur de Bagdad) tras varias horas de negociaciones con el Gobierno. Fuentes cercanas al religioso informaron ayer por la mañana de que su bloque político y el Gobierno abrieron anteanoche un diálogo en Nayaf, 160 kilómetros al sur de Bagdad, para poner fin a la lucha que libran los seguidores del Muqtada con tropas iraquíes. La lucha, que ha causado más de 300 muertos, se extendió a los distritos chiíes de Bagdad y a otras provincias del sur del país. Testigos oculares señalaron ayer a la agencia Efe que había una presencia militar intensa en el área de Tamimiya, en la provincia de Basora, donde tropas iraquíes y británicas luchaban anteayer contra los milicianos del Ejército del Madhi El portavoz de las tropas británicas en el sur de Irak, el comandante Tom Holloway, destacó ayer el papel que desempeñaron las tropas iraquíes en los combates que se libraron en la ciudad de Basora, 580 kilómetros al sur de Bagdad. Estamos satisfechos por el Presencia militar Milicianos seguidores de Sadr, con un vehículo capturado a la Policía iraquí, ayer en Basora trabajo de las fuerzas iraquíes en su lucha contra los milicianos del clérigo chií Muqtada respondió el militar en declaraciones al canal de televisión qatarí Al Yasira. Asimismo, indicó que, aunque la situación era ayer mucho más tranquila, los enfrentamientos continuaban y se centraban en áreas pequeñas de la ciudad. El Ejército británico traspasó a las fuerzas iraquíes el control sobre la seguridad de la provincia de Basora el pasado 16 de diciembre, aunque sus soldados permanecen en una base militar cerca del aeropuerto internacional de la ciudad, dedicados especialmente al adiestramiento de militares iraquíes. Los combates comenzaron el pasado lunes por la noche, coincidiendo con el comienzo de una operación de seguridad en Basora supervisada sobre el terreno por el primer ministro iraquí, denominada Carga de Caballería con el objetivo de imponer en la ciudad el imperio de la ley Ayer, antes de las declaraciones de Maliki, el portavoz del Ejecutivo, Alí Dabag, calificó la actitud de Muqtada de postura patriótica y legítima la que el Gobierno esperaba del clérigo. Dabag, sin embargo, añadió que las tropas gubernamentales seguirán adelante con la operación iniciada el pa- AP El portavoz del Gobierno aseguró, no obstante, que la lucha seguirá hasta erradicar a los criminales No entregarán las armas REUTERS Cinco muertos al estrellarse una avioneta inglesa Un avión privado con cinco personas, dos pilotos y tres pasajeros, se estrelló ayer en Farnborough, al sureste de Inglaterra. Los cinco murieron en el accidente. La aeronave (en la imagen) cayó sobre el garaje de una propiedad en la calle Broadwater Gardens tras sobrevolar unas pistas de tenis donde jugaban unos jóvenes. sado lunes en la ciudad de Basora para erradicar a los criminales Al Sadr, dijo, ha ordenado a sus seguidores que abandonen los combates y dejen las calles, aunque no la entrega de armas que exige el Gobierno. La operación de Basora seguirá y no se detendrá hasta que cumpla sus objetivos. No es contra los saderistas, sino contra los criminales declaró Dabag a Reuters. Ayer, diez personas fallecieron y otras nueve resultaron heridas en varios ataques perpetrados en el norte de Irak, mientras las tropas estadounidenses e iraquíes encontraron una fosa común con 14 cadáveres que presentaban signos de tortura. En la ciudad de Duluiya, hombres armados atacaron una patrulla de la Policía, matando a cinco agentes e hiriendo a otros dos.