Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA El caso Mari Luz s Las administraciones no asumen sus responsabilidades LUNES 31 s 3 s 2008 ABC La Junta andaluza insiste en culpar La llamada de Zapatero no frena mi al juez y niega falta de medios iniciativa de pedir Desdice a Tirado y afirma que la funcionaria responsabilidades no estuvo 5 meses de baja s Omite que El Gobierno reaccionó después de las denuncias del padre de Mari Luz DOLORES MARTÍNEZ MADRID, Hasta que el padre de María Luz no ha alzado la voz para denunciar que nadie del Gobierno se había interesado por la muerte de su hija ni le había dado explicaciones por los errores judiciales, el Ejecutivo ha estado callado. El lamento de Juan José Cortés ha debido mover conciencias y el pasado sábado- -veintitrés días después de la aparición del cuerpo de la niña- -el presidente del Gobierno llamó al padre de Mari Luz. En las horas previas, medios digitales y cadenas de radio recogían las palabras de queja y malestar de este hombre, que exigirá responsabilidades políticas y profesionales, petición que no frenará por la llamada de Zapatero ni por la que ayer le hizo el ministro de Justicia. A las ocho y diez del sábado Cortés recibió una llamada en su móvil de alguien de la Presidencia que le transmitió el interés del jefe del Ejecutivo en hablar con él. Bueno, dije recuerda el pastor evangélico. Sus primeras palabras fueron para darme las condolencias. Se lo agradecí, y luego agregó que estuviera tranquilo porque, no sólo se iban a depurar todas las responsabilidades, sino que me mantendría informado de las averiguaciones. Le respondí que confiaba en su palabra. Además, de padre a padre, le pedí que trabajara para garantizar la seguridad de los niños de España. Me contestó que haría todo lo posible La llamada de Zapatero duró 25 minutos. Durante ese tiempo, también hablaron de otros asuntos que Juan José Cortés considera privados Tras insistirle ABC sobre si podía comentar alguno, el hombre con humildad y cierta vergüenza comentó que Zapatero le había expresado su profunda admiración por la manera en que estoy llevando la muerte de mi hija, y que le gustaría conocerme... Pero bueno, yo lo que quiero es que se haga justicia y que esta tragedia sirva para que en el futuro no haya más. Porque está claro que si no se hubieran producido los errores judiciales, mi niña estaría viva... Eso es muy grave Horas después de la llamada de Zapatero, el padre de Mari Luz recibió la del ministro de Justicia. Fue ayer domingo y las quejas de Cortés por la desatención del Gobierno ya estaban en los titulares de las primeras páginas de los periódicos. Me dijo lo mismo que el presidente Con Bermejo, la conservación fue más corta: diez minutos. Pese al interés de última hora del Gobierno, Juan José Cortés afirma, porque es de justicia que seguirá pidiendo responsabilidades políticas y profesionales, y que si las autoridades españolas, pese a las promesas, no dan la cara, emprenderé las acciones correspondientes en las instancias europeas. No obstante, les agradezco las llamadas y confió en las promesas que me han hecho. Quiero tener esa esperanza cambió de destino y su plaza quedó vacía MERCEDES BENÍTEZ SEVILLA. La Junta de Andalucía sigue intentando cargar todas las tintas de los errores del caso Mari Luz sobre el juez de lo Penal número 1, Rafael Tirado Márquez, al que se investiga por no ejecutar la sentencia que condenaba a prisión al presunto asesino de la niña, Santiago del Valle. Ayer, desde la Consejería de Justicia, que tiene las competencias sobre los funcionarios judiciales, se emitía un comunicado en el que se aseguraba que ningún funcionario de ese Juzgado estuvo cinco meses de baja como había afirmado en su descarga el juez. Según Justicia, la funcionaria estuvo de baja 43 días debido a un esguince de tobillo, informa Efe. La Junta insiste en que la funcionaria fue sustituida cuarenta días después, el 8 de mayo, hasta que se incorporó de nuevo la titular. Sin embargo, la Junta omitió ayer que esta última funcionaria se cambió luego de destino, según confirmaron fuentes del propio Juzgado. De hecho, la funcionaria titular pidió el mes de vacaciones y después de ello, se trasladó al servicio de notificaciones y, por tanto, según las mismas fuentes, no volvió a ese Juzgado. Además, esa plaza no fue cubierta por un funcionario titular hasta agosto, lo que coincide con la versión dada por el juez de que, durante cinco meses (entre marzo y agosto) no hubo nadie que se ocupara de la ejecutoria de las sentencias. Y por tanto, no hubo quien se ocupara del caso del asesino de Mari Luz, mientras este seguía suelto. A esa vacante hay que sumar otra de una funcionaria del cuerpo de auxilio judicial que, según Justicia, inició una baja laboral en octubre de 2006 y se reincorporó un mes más tarde. De esta manera la Junta de Andalucía, que ha sido puesta en tela de juicio por la escasez de medios judiciales, y a la que los funcionarios judiciales le hicieron una sonada huelga hace dos años, echa balones fue- ra. Y no admite una escasez de funcionarios que provoca que la media de asuntos que lleva un Juzgado penal sea de más de 500 asuntos y que, en el caso del Juzgado penal 1, tuviera 600 asuntos pendientes. Además el retraso en las ejecutorias en las condenas es habitual en los Juzgados de Sevilla, donde el pasado 30 de septiembre había, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) 6.916 asuntos pendientes del cumplimiento de penas. Y la media es que cada Juzgado tenga 532 ejecutorias por cumplir. De hecho, la investigación del CGPJ no se centra únicamente en el Juzgado penal 1 de Sevilla donde se analizarán las actuaciones del magistrado y la secretaria. También se investiga, además de a la Audiencia Provincial y la Fiscalía, a otros tres juzgados. Y a ello hay que sumar otro caso en el que el asesino quedó impune: en otro Juzgado de Sevilla en 2003, se archivó una causa contra él, tras ser denunciado por un vigilante de seguridad por tocamientos a otra niña. ABC. es Más información sobre la muerte de la niña de Huelva y de la detención de su asesino en abc. es Admiración Una de las manifestaciones durante la desaparición de Mari Luz Cortés REUTERS