Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 s 3 s 2008 Segundo aniversario del caso Malaya ESPAÑA 33 ¿Nuevo escote para pagar la fianza de Roca? Aunque tiene más de 200 millones de euros, el ex asesor de Urbanismo del ayuntamiento marbellí recurre a su familia y amigos para reunir el millón de la fianza POR J. M. CAMACHO MÁLAGA. Juan Antonio Roca, que ayer cumplió dos años desde su detención por el caso Malaya recurrirá a sus familiares y amigos para salir de la cárcel de Albolote (Granada) a pesar de que tiene un activo superior a los 200 millones de euros. No es la primera vez que el cerebro de la trama de corrupción en el Ayuntamiento de Marbella pide ayuda para pagar una elevada fianza, en este caso un millón de euros. En 2002, Roca reunió 540.000 en menos de 24 horas. En un pispás, el escote estaba reunido. Sus amigos de entonces fueron el ex primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Marbella, Pedro Román, (imputado por la operación Malaya Ricardo Pérez Reales, Pedro Peña Barragán y Elena Bensoussan, quienes aportaron 60.000 euros cada uno. Andrés Gutiérrez Cuadrado, Guillermo Ximenez, Antonio Abril Cumpian y José Emilio Higuera Yela entregaron 30.000 euros, mientras María Castañón y Manuel Castaño colaboraron con 18.000 y 12.000 euros, respectivamente, y Susana Fernández de Miguel le prestó 6.000. La mujer de Roca, María Rosa Jimeno, (también procesada) reunió 24.000 euros. Roca, en su última comparecencia ante el juez muta de los aprovechamientos de Guadaiza. Siempre según el magistrado, Roca recibió una comisión de Carlos Sánchez y Andrés Lietor de 928.000 euros, mientras Emilio Rodríguez (Construcciones Salamanca) realizó cuatro pagos por importe de más de un millón de euros por los convenios de la Supermanzana B de Nueva Andalucía, Marqués del Duero, las Brisas Golf, Plaza de Toros y Lomas del Rey. Rafael Gómez, el empresario cordobés conocido por Sandokan habría pagado 600.000 euros por el convenio que permitía realizar las obras para utilizar como oficinas con acceso al paseo marítimo los sótanos del edificio Mare Nostrum en Marbella y no paralizar las obras, pese a las denuncias de disciplina urbanística. El juez del caso Malaya señala en su auto de procesamiento que Roca de común acuerdo con Carlos Sánchez y Andrés Lietor, utilizando la sociedad GFC para interponerla, sociedad que actúa representada por Gonzalo Fernández Castaño- -que sigue las órdenes de Carlos y Andrés en la operación- habría permutado un edificio municipal en Puerto Banús por unos locales de poca utilidad junto a los vendidos a Aifos, recibiendo Roca 1.200.000 euros en efectivo que repartió entre los concejales EFE Entregas ilegales Otros amigos que entregaron dinero a Roca, pero de forma ilegal, según el instructor del caso Malaya Miguel Ángel Torres, son Ismael Pérez, (180.000 euros) Carlos Llorca (540.000 euros por los convenios de Sejas del Mar 2.002 S. L. y Grupo Unido de Proyectos y Operaciones S. L, y Enrique Ventero (600.000 euros por la aprobación del Plan Parcial El Pinar II) La entidad Aifos pagó al ex asesor de Urbanismo casi cinco millones de euros por los convenios urbanísticos del Guadalpín Banús y Guadalpín Village, y el convenio de per- del equipo de gobierno Además, habría recibido más de 600.000 euros de Tomás Olivo por promover la caducidad del expediente de revisión de oficio de las licencias de los locales comerciales en La Trinidad en lo que iba a ser la ampliación de La Cañada. También Fidel San Román habría pagado más de cinco millones por el convenio y la posterior licencia de los aprovechamientos urbanísticos que pertenecían al Ayuntamiento en la Huerta de los Casimiros. ABC. es Más información sobre la operación Malaya en abc. es LA HORA DEL REALISMO La teoría era que, en orden a que la economía marche bien, basta con que se crea que marcha bien el gesto y empezaron a amonestar a los escépticos o pesimistas. La teoría era que, en orden a que la economía marche bien, basta con que se crea que marcha bien. Cuando abunda elcrédito, la rueda de la actividad sigue dando vueltas. Inventores visionarios han excogitado mecanismos que no se detendrán jamás, aunque no se les alimente con inyecciones externas de energía. Las dos primeras leyes de la termodinámica han reducido a estos entusiastas a la condición de anécdotas en los bestiarios del disparate científico. La economía es más hospitalaria. El perpetuum mobile persevera en dominar la fantasía del personal, contra toda evidencia. No impresionó a casi nadie que los españoles nos hubiéramos convertido en elpaís con mayor deuda externa per cápita del mundo. Mientras afluyera el di- Álvaro Delgado- Gal L as cifras avalan a quienes, desde hace meses, auguraban una alteración económica severa. Empleo la palabra alteración con sarcasmo deliberado. Estuvo prohibido emplear la palabra crisis En lugar de eso se acudió, eufemísticamente, a desaceleración Era notoria la falta de interés del Ejecutivo en reconocer las malas noticias, porque estábamos en vísperas electorales y porque las malas noticias no se reconocen. Empresarios que hasta la fecha habían saludado la salida del sol con bonhomía innegable, agriaron nero, todo iba bien. La expresión más redonda y cómica de este estado de ánimo, correspondió al presidente, el cual afeó como antipatriótica cualquier forma de análisis que no confirmase su optimismo antropológico. Suscita más interrogantes la actitud de Solbes. Secerró un presupuesto inspirado en previsiones de crecimiento que ha sido rectificadas a la baja. No vale desplazar la responsabilidad a la crisis financiera internacional. La última se hallaba ya madura cuando se echaron las cuentas. Parece más sensato suponer que las moderaciones de Solbes son impotentes frente a las urgencias políticas del Gobierno. La campaña fue como la subida al Calvario. A cada poco, se detenía el Señor con el madero a cuestas, o dicho de otra manera, se le hacía al votante alguna promesa de pago en especie. La oposición no mejoró mucho la ejecutoria del Gobierno. Ahora ya es oficial que no estamos bien. Se ha impuesto la realidad. ¿Qué habría que hacer? Algunas cosas son evidentes, de ejecución no muy difícil, y con efectos que se harían sentir en el medio plazo. Me refiero a liberalizar los mercados. Los alimentos básicos, en España, han subido un 25 más que en la media de la UE. La causa principal reside al carácter oligopólico de la oferta: las grandes superficies están en pocas manos, etc... Hay otras cosas agibles, como un replanteamiento del sector energético. Solbes, en el debate en que ganó a Pizarro, recordó que el diferencial de inflación de España está muy indiciado al precio del petróleo. No sería mala idea apostar por la energía nuclear, o al menos, abstenerse de emprender acciones que alejen esa alternativa. Pero los efectos se harían patentes en el largo plazo, esto es, en tiempos superiores a los que comprende un mandato Las señales no son buenas. Zapatero es un antinuclear totémico y refractario a la persuasión racional presidencial. Es probable, por tanto, que no se haga nada. De momento, las señales no son buenas. Zapatero es un antinuclear totémico, y refractario por consiguiente a la persuasión racional. Queda el apartado de lo que es auténticamente complicado. Nuestra baja productividad se relaciona con factores de índole, por así llamarla, cultural: grado medio de educación, capacidad de aplicar el I+ D a la industria, disciplina laboral, estándares sociales, etc... Estas cosas llevan tiempo, y no se resuelven sólo aumentando la inversión cuando hay superávit. Sería interesante estudiar en qué se han usado de verdad los fondos extraordinarios para la investigación. Si a usted le dan dinero, pero carece de estructura, lo que a lo mejor hace es emplearlos en poner mármol de Carrara en el suelo del laboratorio. Hemos crecido mucho gracias a factores irrepetibles, como el altísimo índice de inmigración. La principal fortaleza de que habremos menester es el realismo, combinado con dosis de resignación.