Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA Las crisis abiertas tras el 9- M DOMINGO 30 s 3 s 2008 ABC Crisis tras el fiasco de De la Vega Tras el nulo efecto De la Vega en el 9- M en Valencia, Leire Pajín se perfila como recambio para tomar el control de un socialismo valenciano en crisis s Con su salida de la portavocía del Senado, Lerma paga el último plato roto La falta de renovación orgánica, el estancamiento electoral y las posibilidades de crecimiento en Valencia y Alicante ha hecho que Ferraz tenga la vista clavada en Valencia desde antes del 9- M. La primera opción de la dirección federal, acorde con la actuación de Zapatero desde que éste lidera el PSOE, sería acomodar a la secretaria de Estado de Cooperación, Leire Pajín, como futura candidata a la Generalitat. El secretario general socialista estaría dispuesto a promocionarla en el Gobierno durante la legislatura para afianzar la imagen política de la socialista, vinculada a la localidad alicantina de Benidorm. Sin embargo, el aparato lermista ha tenido una influencia decisiva en todas las direcciones del PSPV desde que Lerma dejara la Generalitat. Cuando no ha sido así, la crisis no ha tardado en desencadenarse. La pérdida de capacidad de presión por parte del aparato facilitaría la elección de un secretario general con apoyos menos sólidos, de confianza de la dirección federal y dispuesto a dejar paso a un candidato llegadas las autonómicas. Hasta el momento, dos militantes del PSPV- PSOE han oficializado su candidatura, y un tercero se ha mostrado disponible Joaquim Puig, aspirante lermista, alcalde de Morella (Castellón) y viceportavoz en las Cortes Valencianas, tiene difícil su promoción por la pérdida de capacidad de su corriente. Jorge Alarte. alcalde de Alaquàs (Valencia) se ha reunido con Zapatero y se ha visto con Blanco. Parte con ventaja en los avales, pero aún le queda mucho apoyo por afianzar, sobre todo en Alicante. Alarte no estaría dispuesto a ser secretario general y no candidato. Francesc Romeu, presidente de la Fundación Jaime Vera, anunció su disponibilidad esta misma semana. Cercano a Blanco, su escasa notoriedad en el partido convertiría en una gesta lograr avales suficientes para presentarse el congreso. POR V. VILLAPLANA VALENCIA. La caída del ex presidente de la Generalitat Valenciana Joan Lerma de la portavocía del PSOE en el Senado lleva camino de convertirse en un torpedo en la línea de flotación del aparato que domina la federación socialista valenciana desde hace más de dos décadas. Lerma volvió a señorearse del PSPV- PSOE cuando, tras la derrota en las autonómicas y la posterior dimisión del ex secretario general Ignasi Pla, el hombre fuerte de Ferraz, José Blanco, le entregó la presidencia de la comisión gestora, así como la Secretaría de Organización para Alfred Boix, adscrito a su familia Casi nadie dentro del socialismo valenciano duda de que la abrupta pérdida de confianza en Lerma por parte de la dirección del PSOE responde a su gestión interina al frente del partido, en especial, en lo referente a la campaña del 9- M. En la base de esos problemas está la insuficiente colaboración de la dirección regional con la campaña de la vicepresidenta primera del Gobierno y cabeza de lista por Valencia, María Teresa Fernández de la Vega, asunto del que ha sido conocedor Ferraz. Para colmo de escollos, el efecto De la Vega en el 9- M fue más bien enclenque, un fiasco que no hizo avanzar nada al partido. En ese contexto, la federación valenciana se halla inmersa en la preparación del congreso ordinario que deberá decidir sobre el futuro liderazgo del PSPV- PSOE, vacante desde meses antes del 9 de marzo. Con la carrera orgánica lanzada en la región, la recuperación por parte de los socialistas afines a Lerma de una nada despreciable influencia sobre el partido preocupaba en Madrid, que conoce la capacidad orgánica de este grupo reducido pero históricamente influyente. Carod, flanqueado por Benach y Portabella, volvió al discurso clásico de la independencia YOLANDA CARDO Carod abandera el referéndum en 2014 para frenar a Puigcercós El líder de Esquerra pide una mayoría a favor de la independencia para dejar de estar tutelados desde Madrid IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. Los pueblos que no saben a dónde van no llegan a ninguna parte Con esta sentencia se presentó el líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, ante el centenar de cargos y militantes independentistas reunidos ayer en Barcelona para presenciar el segundo coup de force del presidente del partido. Si el pasado lunes Carod consiguió tomar las riendas de la agenda política republicana, al anunciar su renuncia a presidir el partido en el congreso que se celebrará en junio, ayer hizo públicas su cartas para intentar mantener- -pese a todo- -el liderazgo de Esquerra y ser el próximo candidato republicano a la presidencia de la Generalitat. En el terreno ideológico, el programa de Carod no es otro que el Objetivo 2014 esto es, la propuesta de un referéndum para la autodeterminación dentro de seis años, coincidiendo con los 300 años de la derrota catalana a manos de Felipe V Una fecha que coincide tam. bién con efemérides más prácticas, como el fin de las inversiones extraordinarias pactadas a partir del Estatuto, que supondrán 34.500 millones de euros en siete años. O el final de los fondos de cohesión europeos para España, con lo que Cataluña pagará las consecuencias según Carod, pese a no ser receptora directa de esos fondos. Una vez fijada la fecha, el líder republicano defendió la necesidad de buscar complicidades más allá del independentismo Carod reclamó a ERC que dé un paso adelante para alcanzar la mayoría de edad y dejar atrás un independentismo adolescente de prácticas marginales porque con prácticas minoritarias jamás conseguiremos la mayoría necesaria para proclamar la independencia Es imposible que España se transforme en un Estado plurinacional -aseveró- -para dar argumentos a sus acólitos, porque el nacionalismo español es alérgico a la diversidad En este contexto, señaló que no se trata de que nos gobiernen mejor, se trata de gobernarnos nosotros convencido de que el Estado español no defiende nuestros intereses, porque no garantiza el bienestar y no defiende nuestra cultura En el terreno de los respaldos, Carod reunió ayer a sus principales apoyos para mostrar que, en contra de lo afirmado durante las últimas semanas, el número dos del partido, Joan Puigcercós, no controla toda la estructura de ERC. Junto a su más fiel colaborador, el actual presidente del Parlamento autonómico, Ernest Benach, estaban en la Casa Elizalde el consejero de Cultura, Joan Manuel Tresserras; la portavoz de Esquerra, Marina Llansana; los dos máximos dirigentes de ERC en Barcelona, Jordi Portabella y Oriol Amorós; la ex consejera Marta Cid; el senador Carles Bonet o el responsable de política económica, Sergi de los Ríos. Ante este público, Carod se guardó, sin embargo, de lanzar ataques directos a sus rivales por el control de ERC, a los que sólo recriminó su apuesta por un independentismo marginal Más directo fue Rafael Niubó, número dos del departamento de la Vicepresidencia y actual mano derecha de CarodRovira, quien en la presentación del acto señaló, respecto al horizonte de la consulta sobre la independencia en 2014, que mientras nuestros adversarios ven claro que es un objetivo que deben acotar en el partido- -en referencia al sector afín a Puigcercós- se ríen de él y no se lo creen Tres opciones, de momento Críticas a Puigcercós El alcalde de Alaquàs, Jorge Alarte, parte con ventaja en los apoyos y dificulta que Pajín aspire a la Generalitat ABC. es Más información sobre la crisis en ERC tras su fracaso en el 9- M en abc. es