Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Caos en el Ministerio de Justicia DOMINGO 30 s 3 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) inaceptable Versión distinta a la hecha pública ayer por el departamento que dirige Fernández Bermejo. Según informó en un comunicado, la reunión se interrumpió cuando los sindicatos exigieron que los planes para poner al día los órganos judiciales afectados por la huelga se llevaran a cabo dentro de la jornada laboral Acto seguido, añade el texto: A pesar de ello, pretendían que el trabajo derivado de la ejecución de estos planes se les abonara como horas extras, con lo cual recuperarían los salarios dejados de percibir por lo días de huelga no trabajados El propio Fernández Bermejo ha subrayado una y otra vez que no descontar los días no trabajos sería ilegal pese a haber comunidades autónomas que han infringido la ley en casos similares asumiendo el coste de esos descuentos. Entretanto, el Ministerio insiste en que los sindicatos siguen sin presentar una nueva oferta económica y ha convocado una nueva mesa de negociación- -van más de diez- -para mañana. Desde los agentes sociales se exige al Gobierno que tome medidas y que ponga por encima del ministro Bermejo a alguien que sea capaz de solucionar este conflicto con los trabajadores Volvemos a exigir que se utilice la figura del mediador manifestó Javier Hernández, portavoz de Comisiones Obreras. Unos 9.500 funcionarios mantienen los paros desde el pasado 4 de febrero en siete comunidades (Castilla y León, Castilla- La Mancha, Extremadura, Murcia, La Rioja, Baleares y Asturias) las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y los órganos centrales con sede en Madrid, entre ellos la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo. Medio centenar de autobuses, según fuentes sindicales, fueron fletados desde estos puntos de la geografía española para participar en una marcha que se desarrolló pese a todo en un tono festivo. Los huelguistas mostraron pancartas en las que podía leerse RIP: Bermejo entierra la justicia no transferida o El talante de ZP en Justicia no se ve Además, se corearon los gritos de Bermejo, dimisión Solbes, escucha: rompe la hucha y Solbes y Bermejo se esconden como conejos Sin embargo, lo que más sobresalió fue una adaptación de la popular canción que representará a España en Eurovisión, el Chiki- chiki de Bermejo. Más información sobre los entresijos de la huelga en www. csi- csif. es Descontar los días de paro Largas colas han sido una constante en la puerta del Registro Central de Madrid desde el inicio de la huelga de funcionarios DE SAN BERNARDO Es inhumano, una barbarie Ciudadanos acampan con mantas y cartones en las puertas de los registros civiles ante el desamparo que les dispensa la Administración s Con la huelga de funcionarios, obtener un certificado de nacimiento o de matrimonio resulta un suplicio POR SEGUNDO SANZ MADRID. Cinco de la mañana. Calle de la Bolsa número uno. Registro Central Civil. Cuatro grados de temperatura. Un fuerte viento levanta los cartones entre los que se cobijan varios grupos de personas, a la espera de que abran las oficinas. Aquí la huelga que mantienen los funcionarios ha reducido al mínimo la atención al público, por lo que acceder a este fortín se convierte en una especie de misión imposible Realizar trámites como la inscripción de un nacimiento o un matrimonio requiere estos días un esfuerzo mayor. A los que abandonan en el intento- -la mayoría- la situación se les complica, pues ven como no pueden solicitar derivadas prestaciones. Por ejemplo, el cheque bebé de 2.500 euros promovido por el Gobierno. A sabiendas del caos que existe, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales se ha visto obligado a dar instrucciones a la Seguridad Social para que admita certificados médicos de nacimiento- -impresos sin sello oficial- -como acreditación de que se cumplen los requisitos que exige la ayuda. Eso sí, cuando finalicen los paros, exigen que se presenten los documentos oficiales. Pese a las adversidades, hay algunos que no se rinden. Es el caso de María Lourdes Vargas, que se suma a la fila extendiendo unas mantas. Su objetivo: solicitar una correción en un registro que le enviaron erróneo. Preguntada por el desamparo que a ella y miles de ciudadanos está dispensando la Administración, María Lourdes señala: Esto es indescriptible, una barbarie, algo inhumano Llegué a España hace diez años y mira por lo que tengo que pasar ahora añade, mientras tirita por el frío. Cuando a las nueve abren las puertas, ningún gesto de alegría. Saben que la espera aún es larga. Cada hora y media, apenas pasan cuatro personas. Dos guardias de seguridad flanquean el acceso e informan de paso a quienes se acercan a pedir explicaciones. Sin embargo, no convencen a Alejandro L. para quien la gestión de estos asuntos resulta bastante penosa Con aire indignado, señala que me ha chocado que no te den al menos un justificante donde conste que has venido al registro ¿Quién le dice luego al juez, si mi caso se enreda, que yo no he estado aquí? se pregunta. En la otra sede del Registro Central, ubicada en la calle Montera, el panorama se presentan aún peor. La reducción de los 350 números de entrada que se conceden a diario a sólo 35 obliga a los ciudadanos a agudizar el ingenio para hacer menos interminable la espera. Así, de forma espontánea, un grupo de individuos elabora una lista de cuarenta personas que dividen en cuadrillas para turnarse en las guardias de los próximos tres días. Y ello vigilando que no surjan otras listas alternativas que entorpezcan sus planes. La Administración se lava las manos, y así las rencillas aparecen entre nosotros apunta Rafal Carrero, al tiempo que añade: La organización es una vergüenza A este vigilante de seguridad de profesión la huelga también le afecta de primera mano. Tras casarse en Perú, pretende obtener en este registro un certificado de matrimonio. Y lo necesita con urgencia, ya que el 21 de abril tiene la cita en la oficina de Extranjería para solicitar la tarjeta de residencia de su esposa, de nacionalidad peruana. El tiempo y los paros de los funcionarios corren en contra de Rafael, y otros muchos ciudadanos que se hallan en similar situación. Muchos incluso han tenido que pedir varios días de permiso en sus empleos para dormir en la calle como animales denuncian, y poder así recibir un servicio público. A todo ello, se suma el trabajo que se va acumulando y que los funcionarios se encontrarán sobre su mesa cuando concluya la huelga. Entre esas tareas extras estará el tramitar esos documentos oficiales que ahora son reemplazados por certificados médicos. Más inconvenientes por este conflicto laboral que se le ha enquistado al titular de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. Listas espontáneas Afectados denuncian que tengan que pedir permiso en sus empleos para dormir como animales en la calle