Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30- -3- -2008 Siete toros invaden la autopista AP- 6 y siembran el pánico entre los conductores 13 La Fiscalía tarda desde octubre de 2007 hasta el pasado día 19 en pedir la cárcel y niega que le llegara en octubre como dice el juez En 2006 es arrestado en Gijón por abusar de otra niña, pero queda libre sin que nadie se percate de que ya tenía otra condena por abusos Otra vez es detenido por abusos a una menor en 2007 en Sevilla, pero el caso está a la espera de un informe y otra vez ignoran sus antecedentes Mientras tienen un montón de causas pendientes, pide públicamente una casa y luego se anuncia en una revista de contactos ciones en las que estaba el piso. Durante todo este tiempo Santiago Del Valle y su mujer estuvieron sometidos a un estrecho seguimiento. En su estancia en la localidad conquense el matrimonio apenas se relacionó con nadie y sólo iba a la ciudad a comprar alimentos. Posteriormente se comprobó que para ellos esa población era sólo una estación de paso, ya que la pareja comenzó a hacer los trámites necesarios para emprender un viaje y huir de España. Su deseo, como ya adelantó ABC, era llegar a un país del Caribe. La Policía lo evitó con sus detenciones. La investigación, ahora, ha entrado en un punto muerto a la espera de que la Comisaría General de Policía Científica acabe todos los análisis que tiene pendientes. Los de más interés son las pruebas de ADN mitocondrial que se está haciendo a ocho pelos encontrados en el cuerpo de Mari Luz y otros que se están realizando sobre restos recogidos en el automóvil de la hermana de Santiago del Valle, la persona que según la investigación policial ayudó a su hermano a deshacerse del cuerpo de la niña. No obstante, el hecho de que ambos estén ya en prisión demuestra la eficacia de un trabajo policial realizado en su mayor parte a pie de calle y cuyo peso ha recaído sobre la Comisaría de Huelva, con la que ha colaborado la Jefatura Superior de Andalucía Occidental y de la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial. Un asesino, demasiados fallos Condenado y libres Iba al juzgado cada quince días y a unos metros no sabían su paradero s Salía en revistas a la vez que era buscado, una cadena de despropósitos MERCEDES BENÍTEZ SEVILLA. Seguramente sólo unas manos (las de Santiago del Valle) acabaron con la vida de Mari Luz, pero una concatenación de fallos del sistema hace que tan espeluznante crimen haya sido posible. Y es que desde que el asesino cometió su primer abuso hace varios años, muchos han sido los despropósitos que, de haberse subsanado a tiempo, podrían haber desencadenado otro final y, tal vez, Mari Luz estuviera hoy viva. Estos son algunos de esos errores. Una total descoordinación. Siempre se habla de que las Fuerzas de Seguridad están descoordinadas, pero los disintos órganos judiciales no parecen correr mejor suerte. Del Valle se presentaba cada quince días en el juzgado de instrucción número 8 de Sevilla por tocamientos a otra menor. Es decir, campaba por un juzgado que esta en el mismo edificio, a sólo unos metros del juzgado de lo Penal número 1, que lo tenía en paradero desconocido. Surrealista, si no fuera tan grave. El error del juez. Rafael Tirado es apuntado como el principal responsable aunque también le han juzgado dos jueces más de Sevilla y un tercero de Gijón. Pese a tener siete causas judiciales, Del Valle, que fue condenado por Penal número 1 en 2002 en una sentencia, que tardó tres años en ser ratificada en diciembre de 2005, nunca entró en prisión por los abusos a su hija. La orden de ingreso en prisión se dictó en marzo de 2006 pero sin acompañarse de otra de busca y captura. El resultado fue que hasta octubre de 2007 no se le notificó que estaba en paradero desconocido y que hasta el 19 de marzo pasado (con Mari Luz muerta) no se ordenó su detención. Otro fallo en el juzgado de Gijón. El individuo fue arrestado de nuevo en Gijón en 2006 por una estafa cuando intentaba vender un piso en el que vivía de alquiler. Entonces se dictó una orden de busca y captura pero de nuevo volvieron a dejarle libre. Y otra vez en la misma ciu (Pasa a la página siguiente) El juez Rafael Tirado Márquez J. M. SERRANO