Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN SÁBADO 29 s 3 s 2008 ABC POSTALES LA JUSTICIA, DESAPARECIDA jueces ponen en la calle a delincuentes que acaban SO de que las autoridades de tráfico den con de detener, y a jueces, de tener las manos atadas por nosotros para pagar una multa por una inlas leyes. O sea que aquí todo el mundo echa las culfracción cometida en el otro extremo del pas a los demás, y lo peor es que todos tienen razón. país, y que las autoridades judiciales no dé con un Es escandaloso que Santiago del Valle eludiese su reo que se ha ido a la provincia vecina para eludir condena trasladándose a cien kilómetros, pesu arresto suena a aquellos chistes macaro más escandaloso todavía es que fuera conbros de La Codorniz en los que los muertos denado sólo a dos años y nueve meses por hatenían más sentido común que los vivos. El ber abusado sexualmente de su hija menor. caso de Santiago del Valle no clama al cielo. Con lo que llegamos al origen de la bancaClama a todas las instancias de la tierra que rrota de nuestro sistema judicial. Una falsa no supieron detener su actividad delictiva. concepción progresista lo ha basado en la Sin duda el culpable de la muerte de Mari reinserción del delincuente. Cuando está Luz fue quien la mató. Pero que hubo negliJOSÉ MARÍA archidemostrado que sólo se reinserta en congencias por otras partes tampoco ofrece luCARRASCAL tadas ocasiones. El estudio más completo sogar a dudas. bre la materia lo realizó el Dr. Samuel YocherEs trágico que para que nos diéramos son, tras pasarse 15 años y 15.000 horas entrevistancuenta de la incuria en que ha caído nuestra justicia do a reos, sus familiares y conocidos. Conclusión: el haya tenido que morir una niña, por el cansancio de delincuente es un antisocial por naturaleza, que se unos, la apatía de otros y la frivolidad de la clase polícree diferente e incluso superior a los demás, lo que tica. Todos hemos oído a policías quejarse de que los E le da derecho a abusar de ellos. Sin que influyan la clase social ni la situación económica. O sea que ni la pobreza ni la educación son el origen del delito, como acabamos de ver en el otro caso judicial del día, el de Gescartera. El delincuente- -concluye el Dr. Yocherson- -no se rehabilita, todo lo más se habilita para vivir en sociedad, bajo estrecha vigilancia, y algunos de ellos, como los pederastas y violadores, ni siquiera eso Sin embargo, nosotros seguimos en la etapa de considerar a los delincuentes bandidos generosos o víctimas de la sociedad, en una mezcla de ignorancia y estupidez, de la que nos sacan, de tanto en tanto, casos como el de Mari Luz. La reforma que necesita nuestro sistema judicial no consiste en que el PP o el PSOE tengan más miembros en el CGPJ o en que la mayoría del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional sea conservadora o progresista, etiquetas, por otra parte, que deberían repugnar a un juez. La reforma que necesita nuestro sistema judicial es la que ponga a los jueces a juzgar, y a los legisladores, a legislar, no según sus ideologías, sino para impedir que casos como el de Mari Luz se repitan. CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Respuesta del embajador de Italia El artículo Pobre Italia de Irene Lozano, publicado el pasado jueves 27 de marzo en la contraportada de su periódico, me ha entristecido profundamente. Irene Lozano, en efecto, además de utilizar algunas desagradables metáforas hospitalarias, se exhibe en una doble sinécdoque, identificando el todo con una parte de la parte. Una crisis parcial de Nápoles se transforma en una crisis general y terminal de toda Italia. Y paradójicamente nuestro patrimonio artístico y cultural, único en el mundo y amado por todos, incluida Irene Lozano, se trasforma incluso en nuestra inapelable condena. Nunca hubiera imaginado que el legado cultural de un país pudiera ser definido, en otro país europeo, como ¡un freno a la modernidad y a la eficiencia! No niego que hoy en día existan algunas situaciones de crisis en Italia. Sin embargo quisiera recordar que mi país ha superado en el pasado crisis mucho más complejas. No veo, por lo tanto, por qué no debería superar también las actuales gracias al dinamismo y a la excelencia que siempre ha demostrado poseer, como bien saben todos los que lo conocen de verdad. Pero, ¿cómo se puede hablar de fase terminal en relación a un país como Italia que está entre los primeros inversores en España y que, aún en una coyuntura difícil ha visto crecer, en el pasado año, sus exporta- ciones casi en el 10 por ciento? ¿No ha llegado el momento para España e Italia de superar esta forma algo adolescente de mirarse con un sentimiento de Schadenfreunde y de fundamentar, en cambio, la tradicional amistad y simpatía hispano- italiana sobre las bases de un real conocimiento recíproco? Pasquale Terracciano Embajador de Italia en España Creación de empresas, en caída libre La creación de nuevas empresas en España ha caído, por primera vez desde el año 2001, un 4 por ciento. Se trata de una situación, ciertamente, delicada y digna de consideración por parte del Gobierno. Esta recesión significará que la activi- dad económica del país se estancará si no se toman las medidas necesarias para reactivar la economía, incentivando la iniciativa empresarial y poniendo en marcha fórmulas para disminuir los impuestos y bonificando a los jóvenes emprendedores en la creación de pequeñas y medianas empresas, pues son éstas las que en mayor medida contribuyen al incremento y dinamización de la actividad económica. En lo que a Barcelona respecta, el descenso en la creación de nuevos proyectos comerciales ha sido más significativo, agravado por las penalidades que sufren los inversores como consecuencia de la imposición de la lengua catalana en las administraciones públicas, algo que no cae bien entre quienes entienden lo que es el libre mercado. Confiemos, pues, que tanto el Gobierno central como las autoridades autonómicas abran los ojos a la realidad actual, y no sólo permitan sino que alienten, fomenten e incentiven lo que, sin du- da, contribuirá al crecimiento y desarrollo integral de nuestro país para ponernos a la altura de las naciones más vanguardistas, progresistas y prósperas de Europa y del mundo. María Cruz Ruiz Alcántara Barcelona A debate el cambio horario Por mucho que hago cuentas mi economía no ahorra un céntimo con el cambio de hora, es más, me sale más caro. Me dan más luz cuando no la necesito (verano) con lo cual me castiga el calor hasta horas que en agosto sería conveniente evitar, pongamos 22: 00 horas y su consiguiente gasto de aire acondicionado para tratar de bajar la temperatura de la habitación a unos 25 grados. En invierno, me quitan lo que más necesito, luz. Por lo que gasto más calefacción en calentar la casa hasta 20- 21 grados, esto es, que en lugar de tener luz y por lo tanto calor en casa hasta, pongamos, las 20: 00, con el cambio de hora de invierno dejo de tener luz y calor en casa aproximadamente a las 19: 00 horas. ¿Dónde está el ahorro? ¿Por la mañana? Pues no creo, ya que el consumo a esa franja horaria es de escasas bombillas. ¿Ahorra alguien con el cambio de hora o es un truco para que gastemos más y alguien diga que se ahorra? Ahorrar es consumir menos pero no llevarse el importe de lo que yo gasto a la cuenta de resultados de una eléctrica. ¿Alguien ha leído ese informe que debe ser cuasi bíblico o todos hablamos de oídas sobre el mismo? Carlos Arilla Correo electrónico Caso Mari Luz: era previsible Lo que ocurrió el jueves en la Audiencia Provincial de Huelva fue la crónica de un linchamiento anunciado y felizmente abortado. Y no me refiero a que ese miserable salvara el pellejo, sino a que pudieron salvarlo los que allí estaban cumpliendo con su deber para salvárselo: los agentes del orden público. Entiendo que la celebración de un juicio oral no se pueda llevar en secreto, pero sí el tomar declaración a un imputado. ¿Por qué no se llevó a cabo dicha diligencia en otra ciudad que se hubiera mantenido en secreto? Si no lo permite la Ley de Enjuiciamiento Criminal creo que reformarla en estos casos de gran alarma social no sería nada descabellado. Es más fácil y, por supuesto, menos costoso el traslado del delincuente y de la comisión judicial correspondiente que realizar el despliegue de medios que se llevó a cabo, todo ello sin tener en cuenta los daños que se produjeron. Por otra parte, se preservaría el derecho a la integridad física no ya sólo del delincuente sino, lo que es más importante, de las Fuerza y Cuerpos de Seguridad e, incluso, si me apuran, del juez y los funcionarios judiciales, porque, visto el circo mediático que se montó y obviando el principio de no- contradicción, lo que ocurrió ayer era previsible e imprevisible. Francisco Milla Baeza