Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 s 3 s 2008 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA PLENILUNIO SE tipo, el asesino de Mari Luz (presunto, aunque por desgracia poco cabe ya que presumir salvo una colosal, catastrófica cadena de errores) era una amenaza andante, una alimaña suelta, una bomba con patas que campaba a su antojo entre los resquicios de un sistema agujereado por la incompetencia, la descoordinación y la desidia. Todo el espanto de este crimen odioso y execrable se vuelve escalofrío colectivo si se piensa en el tiempo, en los meses y años enqueunsujetodealtapeligrosidad, convicto de abusos contra su propia familia, sehamovidocontanentera y plena como incomprensible libertad junto a sus potenciales víctimas, observando con su torva mirada envilecida a las niIGNACIO ñas de un vecindario aleCAMACHO grementeajenoalriesgopavorosodesu presencia. Erauna lotería macabra, una ruleta siniestra y lúgubre girando alrededor de la paz ciudadana ante la perezosa galbana de una justicia ausente, cuya negligente inoperancia clama ahora al cielo de donde ya nunca podrá bajar la candorosa sonrisa de una víctima inocente y aleatoria. Este revuelo indignado y probablemente pasajero que sacude la conciencia de la opinión pública con un clamor de asombro y de ira no debería amainar sin que la dirigencia socialabriese deunavez eldebateimprescindible sobre el desamparo de las víctimas, esa desabrigadaindefensión quesólosehacecarne de polémica ante la cruda evidencia de un horror desalmado, cuando las katanas y los cuchillos de seres esquizoides brillan en la noche de una suicida soledad familiar, cuando las barrancas y los pantanos de la periferia urbana se vuelven escenarios de un espanto insondable. Sólo entonces sobreviene el escándalo, el crujir dedientes de una sociedad que se quiebra en la evidencia de su frágilvulnerabilidad, paravolver aquedarsesola ante los demonios de la infamia cuando cesa por cansancio el fragor mediático y el eco de la sacudida se apaga entre la desesperanza de unas víctimas abandonadas al desconsuelo de su orfandad. En las estremecedoras páginas de Plenilunio donde Muñoz Molina dejó plasmada con desgarradora belleza la zozobra colectiva de esta angustia psicótica, un policía con estigma de perdedor buscaba en la mirada de sus conciudadanos la huella delatora de esa sima moral del crimen pederasta. Pero en elcaso deMari Luz laestela delasesino estaba escritacon diáfanaprecisión en lafarragosa prosa judicial de un papeleo injustificablemente extraviado. Había antecedentes probados, condenas por cumplir, recursos por resolver, órdenes por ejecutar. Unacascada de evidencias cuyo estrépito atronaba alrededor de la confiada tranquilidad de una niña y de sus familiares, sin que nadie alcanzase, por una ignominiosa incuria, a tomar la más mínima providencia preventiva. En las aguas de la ría onubense ha quedado flotando una grave responsabilidad que no puede eludirse. Jueces, policías, funcionarios y autoridades están ante la imperativa necesidad no sólo de responder de ese turbio cúmulo de indolencias, sino de evitar que se repita en cualquierhipotéticofuturo laespeluznante posibilidad de que un siniestro abusador que tiene prohibido acercarse a sus propias hijas pueda merodear impunemente alrededor de las nuestras. E EL ÁNGULO OSCURO SEGUIMIENTO DE LA CONCHA BRILLANTE OS fachas redomados están que se suben por las paredes. El Gobierno de la Generalitat, siempre dispuesto a atender las necesidades más perentorias de los catalanes, ha encargado a sus amiguetes más de mil quinientos informes- -muy fastuosamente remunerados- -sobre asuntos tan cruciales como el seguimiento de la concha brillante o del escarabajo de las palmeras Yo creo que lo que fastidia a estos fachas es que tales informes no se los hayan encargado a los paniaguados de la FAES, pero me consta que la FAES no cuenta en su think tank con expertos en entomología (rama de la zoología que se ocupa del estudio de los insectos) ni siquiera en conquiliología (rama de la zoología encargada del estudio de las conchas de los moluscos) de modo que muy difícilmente podrían haber acometido con solvencia tan peliagudos encargos. Los fachas redomados, en un ejercicio típico de demagogia, sostienen que es una vergüenza que los gobernantes catalanes esquilmen el erario público en informes tan estrambóticos, mientras se les hunden barrios enteros o los trenes de cercanías languidecen en los andenes. En esto se nota que los fachas JUAN MANUEL redomados no han oído hablar en su puDE PRADA ñetera vida del efecto mariposa que nos enseña que los cambios en apariencia más nimios pueden provocar catástrofes incalculables. El aleteo de una mariposa en Hong Kong puede causar una tempestad en Nueva York; del mismo modo, el apareamiento de la concha brillante puede provocar el hundimiento del Carmel, o un cambio en los hábitos alimenticios del escarabajo de las palmeras puede desatar el caos circulatorio de los trenes de cercanías. Recuerdo un relato muy entretenido de Ray Bradbury, titulado El sonido del trueno en el que unos científicos viajaban en el tiempo hasta la prehistoria, donde por accidente mataban a un insecto; y, al regresar al tiempo presente, descubrían que la muerte de aquel insecto había provocado catástrofes de dimensiones inconmensurables. Aquel relato de Ray Bradbury nos enseñaba que, para atajar las calamidades presentes, L hay que acudir a su origen más remoto; y esto es lo que hace el Gobierno de la Generalitat al encargar esos informes que a los fachas redomados les parecen irrisorios. De acuerdo que la formulación de alguno de estos informes suscita la hilaridad. Uno lee, por ejemplo, Seguimiento de la concha brillante y puede llegar a concebir pensamientos poco castos, sobre todo si conoce la acepción genital que los argentinos atribuyen a la palabra concha aunque, en honor a la verdad, que los gobernantes catalanes vayan en pos de conchas que sobresalen en hermosura y no de conchas del montón o conchas sin brillo demuestra que, como mínimo, son hombres sanamente constituidos que anhelan el mejoramiento de la raza. Pero pecaríamos de frivolidad- -y haríamos el juego a los fachas redomados- -si incurriéramos en este tipo de interpretaciones sicalípticas; aparte de que los gobernantes catalanes no sólo se preocupan del comportamiento de las conchas, sino también de los escarabajos, donde se demuestra que su pasión zoofílica es universal, o por lo menos ambidiestra. Pero no nos perdamos en digresiones. Estos informes encargados por la Generalitat, que a los fachas redomados les parecen una chuminada o una excusa para enmascarar prevaricaciones y cambalaches administrativos, pueden reportar en el futuro ventajas sin cuento a los catalanes y, por extensión, a la Humanidad entera. ¿Y si los túneles que excavan los escarabajos de las palmeras fuesen a la postre los responsables de los derrumbamientos del barrio del Carmel? ¿Y si el índice de refracción de los rayos solares sobre las conchas brillantes fuese la causa última del calentamiento del planeta? En todo caso, si estas aplicaciones del efecto mariposa no pudieran verificarse, siempre nos quedará el consuelo de que los redactores de estos informes puedan optar a los premios IgNobel, ese remedo chusco de los premios Nobel que premia las investigaciones más abracadabrantes o superferolíticas, colaborando así en el engrandecimiento de la patria (catalana y española) Y los fachas redomados, en lugar de indignarse tanto, que se dediquen al estudio de la conquiliología, que falta les hace. www. juanmanueldeprada. coM