Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 VIERNES deESTRENO VIERNES 28 s 3 s 2008 ABC El Festival de Málaga rendirá homenaje a Rafael Azcona Nueve óperas primas se darán cita en el certamen ABC MÁLAGA. La muerte de Rafael Azcona ha llevado a los organizadores del Festival de Cine de Málaga, que celebra su XI edición del 4 al 12 de abril, a rendirle un homenaje el próximo día 8, donde se recordará la vida y obra del maestro del guión, informa Efe. Así lo anunció ayer el director del certamen, Salomón Castiel, durante la presentación en Madrid de esta edición, a la que se han presentado 49 largometrajes, de los que quince concursarán en la Sección Oficial. Manuel Gutiérrez Aragón abrirá el festival con Todos estamos invitados y lo cerrará, fuera de concurso, el filme Un poco de chocolate donde Aitzol Aramio aborda el tema de alzheimer, con Héctor Alterio, Julieta Serrano y Daniel Brühll. Junto a veteranos como Jaime de Armiñán, quien regresa al cine con 14 Fabian Road hasta nueve óperas primeras se darán cita este año en Málaga. Fernando Méndez Leite explica la abundancia de óperas primas por el momento actual que vive el cine español, donde, dice, hoy no tener biografía es un elemento muy valorado por los productores Concha Velasco recibirá el premio Málaga. Luis San Narciso, el galardón Ricardo Franco. Y Juan Carlos Fresnadillo, junto a Enrique López Lavigne, compartirán el premio Eloy de la Iglesia- ZonaZine. Además, habrá una retrospectiva de Mario Camus. La noche es nuestra EE. UU. 2007 117 minutos Género- -Drama Director- -James Gray Actores- -Joaquin Phoenix, Mark Wahlberg, Robert Duvall, Eva Mendes, Danny Hoch Infiltrados ANTONIO WEINRICHTER Presentada en Cannes hace casi un año, esta película deslumbró a la crítica francesa que le aplicó el tratamiento autorista habitual, frente a la recepción mucho más fría de sus paisanos. Vista ahora, y vistos otros thrillers que se han estrenado mientras tanto, nos alineamos con los americanos: la película tiene un punto álgido al comienzo- -Eva Mendes en un sofá en plan fumando espero... -y luego todo es cuesta abajo. No sólo porque Eva no está a la altura de su nombre y resulta ser una buena chica, sino porque el conflicto esencial que se narra acaba diluyéndose en una secuencia final de acción inexplicablemente patosa y pretenciosa a la vez. La idea de partida es buena sin ser original (la Warner en los años 40 ya la utilizó en varios gangster films) los dos hijos de un severo oficial (Robert Duvall, nada menos) han tirado cada uno por un lado distinto de la delgada línea azul (el color del uniforme de la policía) que separa el bien del mal. Mark Wahlberg y Joaquin Phoenix, dos actores a los que hay que acostumbrarse, encarnan sendos polos, si bien es sobre el segundo sobre el que recae el peso trágico de redimirse al mismo tiempo que se destruye por dentro. Todo lo cual suena más rimbombante que el argumento real, que nunca acaba de decidirse entre el realismo psicológico o las escenas genéricas de acción. Es absurdo comparar esto con el thriller clásico de los años 70; ni siquiera está a la altura de la opera prima del director, una pequeña gema llamada Little Odessa Verónica Forqué, en la película Enloquecidas Un año más, Málaga se convertirá en el gran escaparate del cine español. Juan Cavestany cuenta con la pareja formada por Alberto San Juan y Maribel Verdú en Gente de mala calidad Peris Romano y Rodrigo Sorogoyen reúnen en 8 Citas a Belén Rueda, Antonio Tejero, Adriana Ozores y Miguel Ángel Solá. Silvia Munt debuta como directora de ficción y protagoniza Pretextos Juan Luis Iborra vuel- ABC El conflicto esencial que se narra en la película acaba diluyéndose en una secuencia final de acción inexplicablemente patosa y pretenciosa a la vez ve a contar con Verónica Forqué en Enloquecidas mientras José Corbacho y Juan Cruz, tras el éxito Tapas presentan su segundo filme, Cobardes Habrá también secciones dedicadas al documental, el cine latino o la llamada ZonaZine, más experimental. Más información sobre el certamen: http: www. festivaldemalaga. com Regreso a Normandía Francia 2007 115 minutos Género- -Documental Director- -Nicolas Philibert Actores- -Claude Hébert, Joseph Leportier Ping- pong China 2005 102 minutos Género- -Drama Director- -Hao Ning Actores- -Hurichabilike, Dawa, Geliban, Badema Algo sucio va a pasar E. RODRÍGUEZ MARCHANTE En un ambiente familiar más o menos apacible, al menos aparentemente, entra un elemento, un joven pariente, que dinamitará esta fachada y propiciará que le veamos las tripas al modelo. Es decir, detrás de ese título tan redondo, Ping- pong se oculta un armazón argumental ya un tanto sobado por el cine, pero que suele encontrar la tecla del interés en el espectador. Un matrimonio, un hijo, el sobrino un tanto descarado que llega tras una desgracia familiar, una casa en el campo, una piscina... en fin, elementos para encontrar pasadizos emocionales y despeñaderos delirantes. Con menos, Lucrecia Martel sacó petróleo en la climática La ciénaga También Matthias Luthardt se estrena en la dirección con esta Ping- pong de ahí que tenga un cierto sobrepeso en cuanto a la colección de obsesiones que desparrama en la pantalla y el uso un punto retorcido que a veces hace de ellas, como alguna escena ambigua que nos la muestra a través de la mirada deseosa e impúdica del sobrino hacia la tía, a pesar de que el punto de vista de la película no sea exactamente ése. Los personajes tienen la temperatura de un sapo, son fríos, grisáceos y lejanos, muy lejanos, como el buen caviar. Uno los mira ahí, en ese ambiente denso y confuso que les prepara el director y les presta una atención directamente proporcional al calor que desprenden; o sea, no es fácil arrebatarse con esta película alemana, con un refilón de francesa y cuya mayor incógnita queda sin resolver: ¿por qué se titula Pingpong Metraje sentimental encontrado JAVIER CORTIJO He aquí lo más parecido a una reunión de antiguos alumnos que se ha visto en una pantalla grande últimamente, y eso que la tentación de volver al lugar del crimen cinéfilo ha vericueteado en la mente de documentalistas como Guerín Innisfree o Jordá Veinte años no es nada Nicolas Philibert se suma a la fiesta, aunque sin serpentinas ni ponches en almíbar. Como mucho, cortezas de cerdo, como se aprecia en el arranque de este valioso trabajo de recuperación espacio- temporal del director de Ser y tener La premisa es sencilla y cautivadoramente respetable: una mirada hacia atrás sin ira a 1975, cuando Philibert ejerció de ayudante de dirección en la polémica Yo, Philipe Rivière, habiendo degollado a mi madre, mi hermana y mi hermano... del ahora olvidado René Allio. Se trata, así, de desandar los lugares y, sobre todo, lugareños (pues los intérpretes eran no profesionales) donde fue rodada la película, en la Normandía profunda. Pero más allá de la mera reconstrucción sentimental, estamos ante un ejercicio de fin de carrera de la universidad de Atapuerca la vieja premisa de que ya no se hace cine como el de antes se cumple a rajatabla observando los trabajosos pasos naturalistas que dieron lugar al filme de Allio. Para desengrasar la tajada ensayista, Philibert intercala divertidas batallitas de los granjeros- actores, rematando con un precioso plano final de su padre resucitado por la magia del cine que demuestra que, hoy y siempre, la nostalgia es la droga más dura y la almohada más blanda.