Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos VIERNES 28- -3- -2008 ABC Con Borau y Merino el cine vuelve a la Real Academia y el relato corto se hace grande Fueron elegidos anoche para ocupar las vacantes de Fernando Fernán- Gómez y de Claudio Guillén en la RAE ANTONIO ASTORGA MADRID. Dos días después de que el cine español se quedara sin su guión (Rafael Azcona) la Real Academia Española no ha querido dejar por un día más vacío el sillón que ocupaba el titán de la cultura Fernando Fernán- Gómez, y anoche eligió en segunda votación al director, productor y escritor José Luis Borau para que se siente en el sillón B Un grande por otro grande, y respaldada su candidatura por tres grandes: de la arquitectura (Antonio Fernández Alba) del pensamiento (Emilio Lledó) y del arte, de la reflexión, del dibujo, de todo... (Antonio Mingote) Asimismo, en la sesión académica de anoche, José María Merino, filandón, artesano y maestro del relato corto, fue elegido en tercera votación para cubrir el sillón m vacante desde el fallecimiento de Claudio Guillén. Firmaron su candidatura Luis Mateo Díez, Arturo Pérez- Reverte y Álvaro Pombo. El relato corto se engrandece. Un tributo a Azcona Con José Luis Borau- -preside actualmente la Junta de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) -ingresa el guión, que él considera un género literario en la Real Academia Española. Borau no creía ayer, ni antes ni después de la elección, que llegara a ser académico: Estoy agradablemente sorprendido porque a nadie le amarga un dulce, pero de verdad que no contaba con esto Durante cuatro décadas ha explicado por campos, fuertes y fronteras universitarias, extranjeras y españolas, la asignatura del guión, y él promovió ante el ex director de la RAE, ya fallecido, Lázaro Carreter, que la Academia tuviera un guionista entre sus miembros, y que ese guionista fuera el maestro de todos: Rafael Azcona. Pero con su don inigualable de la humildad y la bonhomía rechazó la propuesta y el sillón lo ocupó finalmente Fernando Fernán- Gómez. Borau concluye estos días su ensayo de 400 páginas El cine en nuestro lenguaje un estudio de cómo utilizamos el cine en la vida, y sobre el que versará su discurso de ingreso: José María Merino El malo de la película Siempre nos quedará París Nadie es perfecto... El cine influye en los escritores y periodistas, descubrimos la Gran Manzana sin haberla visitado, o lo que era un beso y el deseo antes de sentirlo Diseccionando el lenguaje del cine, para Borau el guión perfecto es el de El apartamento un prodigio de malicia cinematográfica El problema de las películas es que el guionista está mal pagado, mal considerado, no lo tratan como un escritor, le pagan mucho menos que al director no se cansa de denunciar ni de clamar en el desierto José Luis Borau... Aquí y fuera de España, FRANCISCO SECO José Luis Borau Libertad Delitos y faltas Jamás aceptaría pertenecer a un Club que admitiera a socios como yo Palabras que dichas por Woody Allen y Groucho Marx acrecentan aún más la leyenda del santo guionista. Borau pudo dirigir a Orson Welles, pero un puñado de dólares lo impidió: Fue en Río abajo para sustituir a Fernando Rey. Le llamé a Orson, sabía que estaba muy necesitado, pero todos los asuntos de él los llevaba un tal Príncipe Tasca un yugoslavo de cuidado. Le explicamos que queríamos que Orson interpretara a un mafioso. ¿Tienen ustedes 150.000 dólares? nos pidió Tas- FRANCISCO SECO el guionista es el pupas de la película, el tipo que cobra menos Y de eso sabía a raudales el inolvidable Rafael Azcona, carbonero, contable, fontanero, que mal dormía en catres de pensiones de mala muerte, seductor de muchachas para que le alimentaran con bocadillos, o recitador poesía en los cafés literarios consumiendo litros y litros de agua... Algunos de esos pupas han derrochado creatividad y han bordado frases inalcanzables para cualquier talento: Me gusta leer pornografía en braille Bananas La última vez que estuve dentro de una mujer fue cuando visité la Estatua de la ca. Si tienen ustedes esa cantidad haremos la película, sin leer el guión insistió. Yo no tenía ni cien dólares... Pero inmenso talento, que volcó en el drama Furtivos (Concha de Oro del Festival de Cine de San Sebastián) El Goya a la mejor dirección lo obtuvo en 2001 con Leo José María Merino (La Coruña, 1941) vive entre una Babel de maravillosos libros, entre su desván de León y su casita de campo de Valdemoro. Ayer era uno de los días más felices de su vida: La sensación que tengo es de una gran felicidad. Me siento dichoso- -declaraba a ABC- -por haber sido