Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL VIERNES 28 s 3 s 2008 ABC Rafael L. Bardají Maliki, dispuesto a llegar hasta el final en su lucha contra la milicia de Al Sadr Toque de queda en Bagdad; EE. UU. pide a su personal que acuda a edificios protegidos MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL AMMÁN. Más de cien personas han perdido la vida desde que el pasado martes el Ejército iraquí lanzara una ofensiva en Basora, al sur del país, para acabar con el control que la milicia chií del Ejército del Mahdi ejercía en la principal ciudad petrolífera del país. En pocas horas concluye el ultimátum lanzado por el primer ministro, Nuri al Maliki, a los seguidores del clérigo radical Muqtada Al Sadr para que abandonen las armas y, aunque se están manteniendo conversaciones para la solución dialogada del conflicto, lo cierto es que los combates no han cesado y se han extendido a los lugares donde el Mahdi tiene más influencia. Vamos a llegar hasta el final. Sin dar marcha atrás. Sin diálogo declaró Maliki en un discurso dirigido a la nación en el canal de televisión público. Parte de su pueblo y de su secta, la chií, sin embargo, se echó a las calles al grito de ¡Abajo con la dictadura de Maliki! y pidió el fin de la operación militar. No es sencillo saber lo que está ocurriendo realmente en las calles de Basora o en el interior de Ciudad Sadr, en Bagdad, desde donde en las últimas jornadas se han lanzado decenas de cohetes contra la superprotegida Zona Verde, pero medios locales como el diario Al Zaman aseguran que en la ciudad sureña la milicia resiste y sigue controlando varios barrios en las calles y en las urnas, de Muqtada al Sadr. Mientras se apuran las últimas horas del plazo dado por el Gobierno, las milicias chiíes destruyeron ayer un tramo de oleducto. Ésta es una de las amenazas lanzadas por Al Sadr a comienzos de semana y supone la primera vez desde 2004 que uno de los dos principales canales de salida de crudo hacia el Golfo queda interrumpido. La exportación se vio seriamente afectada y el precio del barril se incrementó en 43 céntimos, superando los 106 dólares. En Bagdad, el Gobierno iraquí impuso ayer por la tarde el toque de queda hasta el domingo, ante el deterioro de la situación. También, según la CNN, la Administración norteamericana remitió a sus empleados un memorando en el que reclama a sus diplomáticos que limiten sus salidas y permanezcan en edificios protegidos, después de confirmarse la muerte del segundo ciudadano de EE. UU. en tres días por el fuego de las milicias. MIEDO AL ISLAM uropa es una sociedad atemorizada. Cuando se ha sabido que el parlamentario holandés y líder del Partido de la Libertad Geert Wilders pensaba hacer pública su película Fitna en la que denuncia las enseñanzas del Corán por totalitarias e incitadoras de la discriminación, la sumisión y la violencia, los socios europeos se han mostrado indignados con este nuevo acto de provocación ¿No había ido Javier Solana en peregrinación a los países árabes después del affaire de las caricaturas de Mahoma para prometerles que no se iba a repetir nada como eso? Los europeos tienen razón en una cosa, no obstante: Fitna provocará una reacción por parte de los radicales islámicos. Pero no por la película, sino porque ellos son violentos y están dispuestos a emplear la fuerza a fin de no tolerar nada que consideren ofensivo. Hay dos problemas: el primero, que existe un principio hasta hora bien arraigado en nuestra cultura que se llama derecho a la libre expresión, por el cual cada cual tiene garantizado que puede decir cuanto quiera siempre y cuando lo haga pacíficamente y, además, quede sujeto al ordenamiento legal por si sus palabras fueran ofensivas o punibles; el segundo, que la autocensura por miedo a la reacción del otro se llama, en este caso, apaciguamiento, una actitud que históricamente nunca ha traído más que sufrimiento a la larga. La sensibilidad de los islamistas radicales ha llegado a tal grado, que se critica al Papa por lo que dice y por lo que hace. La última, el bautizo de Magdi Allam, el periodista italiano de origen egipcio que ha abandonado el islam para convertirse al catolicismo. Y es tal el temor a lo que nos puedan hacer, que ya cuentan con potentes corifeos políticos y mediáticos que corren a condenar como provocación cualquier autoafirmación de nuestra identidad. Magdi Allam viene a Madrid en unos días precisamente para hablar de su libro Vencer el miedo Lo tendrá que hacer con un fuerte dispositivo policial, desgraciadamente. Claro que Salman Rushdie lleva años así. E Fieles a Al Sadr queman una imagen de Bush con el presidente REUTERS del Consejo Supremo y enemigo de su líder, el ayatolá Aziz al Hakim El rotativo iraquí destaca que aunque no hay presencia de fuerzas estadounidenses ni británicas, el Ejército combate reforzado por milicianos de las Brigadas Badr brazo armado del Consejo Islámico del ayatolá Abdul Aziz al Hakim, uno de los grandes opositores, Frontera cerrada con Irán Irán mantiene el apoyo oficial al Gobierno iraquí, pero también es acusado de respaldar a las milicias chiíes Bush alaba la valiente decisión del Gobierno iraquí de aplicar la ley ABC WASHINGTON. El presidente estadounidense, George W. Bush, alabó ayer al primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, por lanzar una dura batalla contra los milicianos y criminales en Basora, poniéndolo como prueba de que Bagdad se está beneficiando de los logros en materia de seguridad de las tropas norteamericanas. La valiente decisión del primer ministro Al Maliki, y fue una decisión valiente, de perseguir a los grupos ilegales en Basora, demuestra su liderazgo y su compromiso de aplicar la ley de manera equitativa afirmó. También demuestra los progresos que han hecho las fuerzas de seguridad iraquíes durante el incremento de las tropas estadounidenses, añadió. Bush defendió ayer los avances en materia política y de seguridad registrados en los últimos meses en Irak, e insistió en la necesidad de que se mantenga el despliegue militar en el país, aunque no específicó en qué medida. La normalidad está volviendo a Irak aseguró el mandatario en un discurso en el museo nacional de la Fuerza Aérea, en Dayton, en el estado de Ohio. Bush se reunió esta semana con la cúpula militar en Irak, y ya dio indicios de que podría no seguir reduciendo las tropas estadounidenses. Ayer aseguró ser consciente de que los progresos en Irak son reales, son sustanciales, pero son reversibles Por eso, el principio detrás de mi decisión sobre nuestros niveles de tropas será asegurar que tengan éxito en Irak sentenció. Los medios de Irán están siguiendo con especial atención el nuevo estallido de violencia en Irak. La república islámica, donde el 89 de la población es chií, respalda a las distintas facciones chiíes que han ido emergiendo en el país árabe en los últimos cinco años. Por un lado, mantiene una línea de apoyo oficial al Gobierno de Nuri al Maliki, y el propio presidente Ahmadineyad viajó hasta Bagdad para mostrar este reconocimiento al Ejecutivo, sin importarle las voces que lo acusan de ser un simple títere en manos de la Casa Blanca. Por otro, los servicios de inteligencia de Estados Unidos acusan a Teherán de respaldar a la milicia del Ejército del Mahdi para que el país no recupere la estabilidad y siga siendo una fuente de problemas para las fuerzas internacionales. Sin embargo, algunos analistas como Tariq Alhomayed, director del diario árabe Asharq Al- Awsat apuntan que Al Sadr no es Nasrala, y parece que Teherán ya no le necesita más. Irán no quiere el control sobre una fuerza de la oposición al estilo de Hizbolá en Líbano, Irán quiere controlar al propio Gobierno y lo está consiguiendo