Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA VIERNES 28 s 3 s 2008 ABC Dos discapacitados y su padre perecen al incendiarse su vivienda El progenitor murió al tratar de salvar a sus dos hijos con deficiencias psíquicas ÉRIKA MONTAÑÉS SANTIAGO. Todavía se investiga si fue un cortocircuito o una mala combustión de la cocina de leña lo que originó el incendio en la madrugada del jueves de una vivienda situada en la parroquia coruñesa de Villarraso, en el municipio de Aranga. Dos hermanos, M. G. A. y J. G. A. de 39 y 36 años y ambos con deficiencias psíquicas, murieron carbonizados sin poder salir de la casa, mientras su padre, M. G. R. de 66 años, encontró la muerte cuando, después de avisar a los servicios de Emergencias, se internó en la vivienda unifamiliar de madera para socorrer a sus hijos. Su cadáver fue encontrado pasadas las 11.30 horas y hasta su hallazgo los vecinos del pequeño lugar de Castrobo vacilaban sobre el paradero del padre, que había llegado de trabajar de madrugada y se había encontrado con la virulencia de las llamas que provocaron que parte del tejado de pizarra de la casa saltase por los aires y la muerte del ganado doméstico que se hallaba en las cuadras. Sobre las 5.18 horas, los bomberos de la localidad de Betanzos recibían la alerta del incendio; una hora después se hallaba el primer cuerpo totalmente calcinado. El segundo aparecía a las 7.10. El fuego descontrolado, sin embargo, sólo pudo ser extinguido tras el relevo de los efectivos al alba y es entonces cuando se procedió a remover los escombros en busca del progenitor. La madre había fallecido en septiembre de 2006. El informe posterior de los bomberos atestigua que la gran carga térmica que alcanzó el incendio y la debilitada estructura de la casa dificultaron las labores de rescate. Los cuerpos aparecieron carbonizados entre los escombros EFE Termina la rebelión en el barco encallado frente a las ruinas de Éfeso ABC ESTAMBUL. Los más de mil pasajeros del crucero Sky Wonder en su mayoría españoles y portugueses, que permanecían encallados desde el martes en la costa egea de Turquía, en concreto, en la bahía de Kusadasi, frente a las ruinas de Éfeso, fueron evacuados del barco en la tarde de ayer. Tras el desembarco se dirigieron al cercano aeropuerto de Esmirna, desde donde los turistas españoles regresaron en avión por turnos a Madrid y Barcelona. Los viajeros se negaron en un primer momento a abandonar el barco hasta que la agencia organizadora del crucero, Pullmantur, se comprometiera a devolverles el importe. Al final, también les ofreció un descuento del 50 si contratan un nuevo crucero.