Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 28 s 3 s 2008 ABC AD LIBITUM EL GOBIERNO DE ZAPATERO UIERE la Constitución que los partidos políticos sean expresión de pluralismo y ordena que su estructura interna y funcionamiento deberá ser democrático Cuanto más miro a los partidos presentes, unos más representativos que otros en razón de la pintoresca Ley electoral vigente, menos observancia observo del mandato constitucional, pero tampoco es cosa de clamar por lo que a la mayoría parece importarle menos que la boda de Belén Esteban y las ropitas con que acudirá al altar. Una Constitución, dice Baura, es una tabla de mínimos democráticos; si a los ciudadanos que conviven en su M. MARTÍN ámbito les parece de FERRAND máximos la democracia enflaquece, pero no se perjudica la convivencia. De ahí la expresión mostrenca y certera de que cada país tiene los representantes y el Gobierno que se merece. Ahora, como ocurre tras cada renovación del Congreso de los Diputados, el líder más votado, además de garantizarse el confort y el brillo en la ceremonia de su proclamación como Jefe del Ejecutivo, anda en trance de formar Gobierno. Suele suceder que aquel a quien corresponde esta tarea aproveche la circunstancia para pagar favores, agradecer lealtades, premiar a los líderes de las circunscripciones electorales que le son más fieles y fecundas, aparcar santones, promover nuevas figuras de su propia sigla, compensar a los barones que le refuerzan, presumir de paridades y, en suma, para atender compromisos que poco o nada tienen que ver con la correcta administración del Estado, el bien de la Nación y, si se quiere, el progreso de la Patria. En la pasada legislatura, la primera de José Luis Rodríguez Zapatero, el líder socialista aprovechó el Gobierno para atender las funciones apuntadas más arriba y, salvo unas pocas y brillantes excepciones, consiguió juntar una notable colección de monstruos políticos capaces de llevarnos de la hilaridad a la irritación. No es cosa, para no ofender, de repasar la nómina gobernante seleccionada por el de León. Ahora nos enfrentamos a una grave crisis económica mundial que, aunque aquí nadie quiere reconocer en su verdadera dimensión, amenaza nuestro futuro. También a una crisis de identidad nacional que, en atención a la demanda de las minorías separatistas- -menos del diez por ciento del total de la población- no rompe, pero debilita, la unidad de España. Ello exige que Zapatero se esmere en la formación del Gobierno que, en las próximas semanas, se enfrentará a la realidad y habrá de actuar en consecuencia. Si Zapatero, como en su experiencia anterior, no busca un Gobierno de los mejores y aprovecha el reparto de carteras como herramienta meramente partidaria y personal estará jugando con fuego. El momento exige mucho talento, firmeza, decisión y capacidad de asumir riesgos capaces de evitarnos otros mayores. Eso no se hace con muñequitos ni con energúmenos. BAILANDO CON ZAPATERO suma, el Pacto del Tinell, de infausta memoria. Pero E prestaría usted cien euros a alguien que le abstenerse podría tomarse como darle un margen de insulta y menosprecia cada lunes y cada marconfianza, que el presidente no se merece por su labor tes? Sería tonto, ¿verdad? Pero eso precisadurante la primera legislatura y sólo merecería si estumente es lo que pide el PSOE al PP: que ceda a los nacioviera dispuesto a pagar el precio correspondiente, que nalistas alguno de los puestos que le corresponden en es muy alto. Pero lo que mucho vale, mucho cuesta. En la mesa del Congreso y en otras altas instituciones, coeste caso, lo que cuesta la abstención del PP a la investimo el Senado y el CGPJ, para que estén allí dignamente dura de Zapatero es que no haya negociación con ETA. representados. La respuesta del PP ha sido la lógica: Ni nuevas iniciativas para desvertebrar Espaque se los ceda el PSOE, a quien los nacionalisña. Ni planes para secuestrar la justicia. Es un tas apoyan siempre. Y aunque el PP es famoso precio alto, pero justo, pues garantiza que todo por meterse goles en su propia meta, no llega, toese alarde de sonrisas y manos tendidas que esdavía, a sentir vocación de cornudo y apaleado. tos días está desplegando el presidente no es Teóricamente es bueno que los nacionalisuna mera cortina de humo para seguir hacientas se impliquen en la gobernabilidad del Estado lo de siempre. do. Por desgracia, lo que hacen en la práctica es El problema con Zapatero es que ha engaaprovechar esos cargos para adelantar su agenñando a todo el mundo, y cuesta creerle. A Rada egoísta y separadora. Y eso no es ya malo, es JOSÉ MARÍA joy le ha engañado no una vez, sino varias, lo suicida. Así que si el PSOE quiere que estén en CARRASCAL que no habla mucho a favor de éste, y caer de las más altas instituciones del Estado, que les nuevo en la trampa significaría el fin de su carrera polícedan alguno de los puestos que le corresponden, y allá tica, tocada desde su segunda derrota en las urnas. Es él si se dedican a boicotearlas y hacer lo que aquel lógico, por tanto, que se ande con pies de plomo y en los miembro del CGPJ, propuesto por CiU, que se despachó últimos días, le haya salido el gallego cauteloso, que con la calumnia del genocidio catalán a manos de los guarda sus cartas, en espera ver de por dónde va a salirespañoles. le el contrario. Hay, sin embargo, una fórmula muy simOtra cosa es la postura del PP ante la candidatura ple de probar la sinceridad de Zapatero: que acepte la de Bono a la presidencia del Congreso. El que los naciohoja de ruta que el PP propone para la próxima legislanalistas estén contra ella es un tanto a su favor, pero tura. Sería una especie de gran coalición sin llegar a tampoco puede despacharse asunto tan complejo de forningún acuerdo formal. ma tan simple. Bono es volátil. Bono es dúctil, maleaCon lo que los términos de la pregunta se invierten. ble, flexible. Bono es... Bono. Tan pronto se aleja de los No se trata de si el PP está dispuesto a abstenerse en la arriesgados experimentos de Zapatero como los apoya investidura de Zapatero, sino de si Zapatero acepta tal con entusiasmo. O sea, que lo mejor con él es esperar lo abstención, que haría innecesarios el apoyo nacionamejor, prepararse para lo peor y rezar a la virgen de la lista en la investidura y vale más que todos sus votos cofradía a que pertenece el ex presidente de Castilla- La juntos. Vale que la próxima legislatura sea de diálogo Mancha y ex Ministro de Defensa. O sea, abstenerse. en vez de bronca, de estabilidad en vez de inestabiliBastante más difícil es la pregunta de si el PP debe dad, de firmeza en vez de debilidad. De España en vez también abstenerse en la investidura de Zapatero o vode las españas. Mucho me temo, sin embargo, que sea tar en contra, ya que votar a favor está descartado por demasiado hermoso para ser verdad. Pero soñar está principio. Votar en contra significaría dejar a Zapatepermitido. Todavía. ro con los nacionalistas, y al PP, aislado. Ratificar, en POSTALES Q ¿L