Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTURO JUEVES 27 s 3 s 2008 ABC Una tabaquera pagó un estudio para la detección precoz del cáncer de pulmón Polémica en EE. UU. tras conocerse el origen de los fondos de una investigación que ocupó páginas de diarios de todo el mundo en octubre de 2006 A. A. L. MADRID. En octubre de 2006, la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine publicó un estudio internacional que demostraba que la detección precoz del cáncer de pulmón con un TAC (escáner) es posible y, además, salva vidas. Un trabajo que sacudió al mundo de la oncología por lo que suponía un diagnóstico precoz de la enfermedad y del que ahora se sabe que estuvo financiado por una compañía tabaquera estadounidense. Aunque la letra pequeña al final de ese estudio indicaba que parte del trabajo había sido posible gracias a la financiación de una poco conocida institución- -la Fundación para el Cáncer de Pulmón: Detección Precoz, Prevención y Tratamiento, curioso nombre que parece puesto ad hoc ha tenido que ser una investigación de The New York Times la que desvele que esa fundación era sostenida en su totalidad- -con una dotación de 3,6 millones de dólares- -por la empresa matriz del Grupo Liggett, que fabrica cigarrillos bajo cinco conocidas marcas (Liggett Select, Eve, Grand Prix, Quest y Pyramid) Tras conocerse esta nueva situación, Jeffrey M. Drazen, editor jefe de la revista médica, expresaba al citado diario neoyorquino su sorpresa: En los siete años que llevo aquí, no hemos publicado nada financiado por una tabaquera siones en cuanto a la fiabilidad del TAC para detectar el cáncer de pulmón, lo cierto es que ha causado un gran revuelo entre los científicos por el hecho de haberse ocultado esta circunstancia. Si estás usando dinero manchado de sangre, tienes que decirlo a la gente afirmó tajante Otis Brawley, oficial médico jefe de la Sociedad Americana del Cáncer. Esta sociedad dio a la doctora Claudia Henschke, autora principal de la ahora polémica investigación, subvenciones por valor de 100.000 dólares entre 2004 y 2007, dinero que Brawley no duda en afirmar que no se le hubiera ofrecido de haber conocido la procedencia de los fondos de su anterior investigación. La doctora Henschke, citada en una nota de prensa de la empresa matriz de Liggett, el grupo Vector, asegura que gracias a la empresa alcanzamos los fondos iniciales necesarios para realizar la investigación, al tiempo que dijo que era totalmente público quién financiaba a la fundación, de la que por cierto ella era la presidenta. Sin embargo, esta versión no ha sido corroborada por otros miembros de la fundación, que aseguran en The New York Times no tener ni idea del origen de los fondos. Es más que probable, por tanto, que los investigadores que colaboraron en este trabajo, entre ellos un grupo de la Clínica Universitaria de Navarra, desconocieran también esta circunstancia. No es la primera vez que de una u otra forma las compañías tabaqueras intentan silenciar los verdaderos peligros del tabaco. En el año 2005, científicos del Centro de Investigación, Prevención y Control del Tabaco de la Universidad de California desvelaron en la revista The Lancet cómo actuaron las empresas, comprando voluntades de científicos, para contrarrestar las investigaciones que en en el año 1996 había publicado la revista Science y que proporcionaban una evidencia científica de peso sobre el efecto cancerígeno de los componentes del tabaco. PLATAFORMA HELADA WILKINS 6 de marzo de 2008 28 de febrero de 2008 ANTÁRTIDA Polo Sur Plataforma helada Wilkins Nubes PLATAFORMA HELADA WILKINS 8 de marzo de 2008 Región de la desintegración Nubes Contra las cuerdas Y es que desde que hace unos años se agudizara la guerra contra el tabaco, no sólo en Estados Unidos, donde se interpusieron las primeras demandas de afectados por este hábito contra estos gigantes empresariales, sino en todo el mundo, incluyendo nuestro país, las tabaqueras se han visto tan presionadas y arrinconadas contra las cuerdas por una mengua del negocio que han respondido con todas las armas posibles, desde la rebaja del precio de sus productos hasta financiar estudios que cuestionen los efectos del tabaco. Aunque éste no es el caso de este último estudio, pues nadie ha puesto en duda sus conclu- 0 km 40 Colapsa en la Antártida una gran plataforma de hielo de 13.680 km 2 ABC MADRID. Las imágenes de satélite han revelado nuevos efectos que el calentamiento global está teniendo en la Antártida: la plataforma de hielo Wilkins, que se extiende por 13.680 kilómetros cuadrados en el suroeste de la Península Antártica, empezó a colapsar el pasado 28 de febrero, cuando se desprendió un enorme iceberg de 41 por 2,5 kilómetros, provocando una desintegración de 405 kilómetros cuadrados en el interior de la plataforma. Ahora, sólo una franja de hielo intacto de 6 kilómetros de ancho sostiene el resto de la plataforma, que tiene el tamaño de Irlanda del Norte. No esperaba ver que esto ocurriera tan rápidamente. La plataforma de hielo pende de un hilo afirmó el científico David Vaughan en un comunicado difundido por el British Antarctic Survey. Y es que la Antártida ha sufrido un calentamiento sin precedentes en los pasados cincuenta años. Y en los últimos treinta, numerosas plataformas de hielo han retrocedido, de las que seis han colapsado totalmente: el Prince Gustav Channel, Larsen Inlet, Larsen A, Larsen B, Wordie, Muller y la Plataforma Jones Ice. ABC Fuente: National Snow and Ice Data Center, Boulder, CO