Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos JUEVES 27- -3- -2008 ABC La Historia de la fotografía en España es la Historia de un expolio... y me quedo corto Publio López Mondéjar s Historiador de la Fotografía, autor de la trilogía Las Fuentes de la Memoria El domingo ingresará en la Academia de Bellas Artes. José Luis Sánchez, Julio López Hernández y Alberto Schommer presentaron su candidatura POR NATIVIDAD PULIDO FOTO: SIGEFREDO MADRID. No le gustan las armas, pero llega a la Academia de Bellas Artes con la escopeta cargada. Al menos, el domingo tirará con bala en su discurso de ingreso. No llega dispuesto a ser un mero figurante. Va con ganas de trabajar duro y guerrear por la fotografía, aunque su primera batalla la ha perdido: pretendía no ponerse frac el domingo... y con la Academia hemos topado. No había negociación posible. Se enfundará el preceptivo frac. Pero liderará otras batallas, como lograr que entren en la Academia Paco de Lucía y Joaquín Sabina. Tiempo al tiempo. A buen seguro revolucionará la vetusta institución de la calle Alcalá desde lo que él llama el grupo mixto integrado por cineastas, diseñadores y fotógrafos. Hasta ahora sólo había un fotógrafo en la Academia de Bellas Artes, Alberto Schommer. El domingo serán ya dos quienes representen a este lenguaje y muy pronto se les podría unir Cristina García Rodero. La Historia de la Fotografía en España, dice, es la Historia de un expolio. Y me quedo corto. Es uno de los más devastadores genocidios culturales de nuestra Historia contemporánea Sobre la ignorancia y el desprecio por la fotografía tira dardos en varias direcciones: los responsables culturales del Estado y las Adiministraciones Autonómicas y provinciales, la Universidad y las esferas oficiales del arte, que la han denigrado e incomprendido cruelmente Lleva 30 años hurgando en latas de Cola- Cao, en chiscones de palacios... rastreando fotografías (fruto de ello es una vasta trilogía, Las Fuentes de la López Mondéjar, en su estudio, con una imagen de Díaz Casariego que forma parte de uno de sus próximos proyectos memoria y se ha dado de bruces con un panorama desolador: Archivos devastados, perdidos, tirados a los contenedores, vendidos, usados para hacer gafas de sol, para cegar pozos... Se ha perdido la memoria de todo ese tiempo y del trabajo de generaciones. Toda la época del daguerrotipo y la del calotipo se han perdido por entero. Lo mismo que toda la época de los grandes fotógrafos españoles del XIX. El Archivo Franzen, que se vendió a una institución pública, TVE, fue a parar a unos sótanos. El Archivo Laurent, el más importante del siglo XIX español, con unas 60.000 placas más fotos originales, lo he visto debajo de sacos y herramientas de los albañiles en los sótanos del Ministerio de Cultura cuando estaba en la Castellana. Las instituciones culturales del Estado nunca han valorado la fotografía. Y la Academia de Bellas Artes tampoco ha hecho nada a lo largo de su historia. Si he de ir con la escopeta cargada lo haré, porque sé de la existencia de cientos de archivos que no están siendo debidamente conservados. La labor de la Academia será denunciar estas situaciones y ofrecer remedios Se lamenta de que no se haya creado aún un Centro Nacional de Fotografía (anunciado por el último ministro de Cultura hace unos meses) y de que las autoridades culturales del país no hayan hecho nada por sacar fuera los grandísimos nombres de la fotografía española actual: Isabel Muñoz, Cristina García Rodero, Castro Prieto, GarcíaAlix... y me consta el enorme interés que despiertan en el extranjero Para López Mondéjar, en España tenemos un gran hándicap a la hora de hacer un gran centro nacional, porque la palabra nacional tiene ahora significados muy espúreos. El nacionalismo español se ha multiplicado por muchos nacionalismos gracias a un paletismo pueblerino y es imposible un proyecto común. Ya no hay una historia de la fotografía española Ese desprecio por la fotografía- -añade- -lo veo presente entre los llamados intelectuales españoles. Podría contar con los dedos de una mano los nombres de escritores y filósofos que hayan escrito cinco líneas interesantes sobre la fotografía. En el extranjero encuentras a Sontag, Benjamin, Barthes... Llamentablemente- -apunta- la fotografía todavía es un poco paleta y en un acto de sumisión ha intentado seguir a la pintura y otras formas artísticas No ve con buenos ojos el panorama artístico actual: Nunca como hoy los artistas fueron más complacientes con el poder del dinero, tan vasallos de sus dictados y caprichos Critica que cualquier recién llegado al mundo del dinero se siente capaz de dictar las modas. Es patética la postura de los fotógrafos que se sienten insultados cuando se les llama fotógrafos porque lo que quieren es ser artistas. El mercado no sólo se ha introducido en los despachos de los programadores del arte y los directores de museos, sino que su jerga está afectando también a los artistas. El arte realista sigue bajo sospecha, escondido, neutralizado... Julio López Hernández, que contesta Las instituciones culturales del Estado nunca han valorado la fotografía No hay una historia de la fotografía española por culpa de un paletismo pueblerino Nunca los artistas han sido más complacientes con el dinero que hoy Es patética la postura de los fotógrafos que se sienten insultados cuando se les llama fotógrafos Se ha dado uno de los más devastadores genocidios culturales de nuestra Historia contemporánea Ignorancia y desprecio