Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA Cae el presunto autor de la muerte de la niña de Huelva JUEVES 27 s 3 s 2008 ABC El detenido del caso Mari Luz dice que fue un accidente pero admite tocamientos Condenado por abusos a su hija, el día de los hechos llegó a su casa manchado de barro s Su mujer y su hermana, también arrestadas CRUZ MORCILLO PABLO MUÑOZ MADRID. Santiago del Valle García, de 52 años, era el sospechoso número uno de la desaparición y muerte de la pequeña Mari Luz Cortés. El 13 de enero, horas después de que se viera por última vez a la niña, salió a escape de Huelva con su mujer. Allegados de la cría ya lo habían señalado con el dedo, habían registrado su casa- -situada a 70 metros de la de la pequeña- -e incluso robado algunos documentos. En el barrio del Torrejón era vox populi que a la pareja le habían quitado a sus hijos porque él abusó de su niña de cinco años. No era el único antecedente que tenía, ni siquiera el único de tipo sexual. Fue detenido dos días después en Granada, pero la Policía lo dejó en libertad ante la falta de pruebas. En estos dos meses y pico los agentes se han convertido en su sombra y en la de su familia, convencidos de que era la mente enferma que buscaban. El martes fue arrestado cerca de la estación de autobuses de Cuenca, junto a su esposa, Isabel García, y su hermana que había ido a visitarlos desde Huelva. La pareja, tras varias escalas como Granada y Sevilla, se había refugiado en la localidad conquense de Pajaroncillo, al calor de un familiar de Isabel. Los funcionarios tenían más que sospechas de que intentaban escapar de nuevo, probablemente con destino a otro país. Explicó que le tocó las nalgas, pero no abusó de ella- -Mari Luz no fue agredida sexualmente y sus ropas estaban intactas- que se le cayó por las escaleras y murió de forma accidental- -tenía un golpe en la región occipital, que según la autopsia no le provocó la muerte- y que luego la llevó hasta la ría onubense y la arrojó al agua, según fuentes de la investigación. Al parecer, el sospechoso no ha dado detalles de cómo se deshizo del cuerpo ni en qué lugar concreto, si bien todo apunta a que utilizó el coche de su hermana, con la que la pareja vivía desde hacía solo unos meses, para recorrer el kilómetro y medio que separa la barriada del Torrejón de la parte más cercana de la ría. A partir de aquí, existen varias versiones. Los agentes están convencidos de que Santiago del Valle raptó a la pequeña con fines sexuales, de hecho ha admitido que le realizó tocamientos, como se ha dicho. Están seguros asimismo de que Mari Luz murió cuando estaba con el detenido, pero no creen su versión de que falleció por accidente, dado que el golpe que presentaba en la cabeza no es mortal, según los datos de la autopsia. Aparte de esa contusión la niña tenía una costilla rota. Los forenses, sin llegar a ser concluyentes, señalaron que el agresor se la podría haber fracturado al agarrarla mientras le tapaba la boca y la asfixiaba. La descomposición del rostro, después de que la víctima pasara 54 días sumergida en el agua, ha impedido confirmar ese extremo. La autopsia no ha aclarado si la niña cayó viva al agua o ya estaba muerta y éste es uno de los extremos pendientes de aclarar por los investigadores. Tenía restos de hojas y fango en el interior de su cuerpo, pero los pulmones estaban deshechos, de ahí que no sea fácil llegar a una certeza. No fue violada y, por tanto, no había restos biológicos en el cadáver. Sí se han recogido seis u ocho pelos y algunas fibras, cuyos resultados aún no están listos, según confirmaron fuentes de la Comisaría General de Policía Científica. No obstante, el tiempo transcurrido y las condiciones en las que estuvo la niña podrían haber contaminado las muestras. Pese a todas estas incógnitas los investigadores, cuya principal línea ha sido siempre la de un abusador que se cruzó en su camino, cuentan con elementos más que sólidos para inculpar a Santiago del Valle y pensar que su mujer y su hermana estaban al tanto de lo ocurrido, de ahí que las consideren encubridoras. Rueda de prensa ofrecida, ayer, por el padre de Mari Luz así como mi madre no me deja Poco después, un niño de unos nueve años ve a Mari Luz en la acera en la que vivía Santiago, casi junto a la puerta de su casa, un testimonio al que los investigadores de Huelva dieron credibilidad absoluta. Dos horas más tarde se denunciaba su desaparición, lo que significa que el sospechoso tuvo poco tiempo para actuar. Los agentes cuentan con el testimonio de un allegado de Santiago del Valle según el cual el individuo volvió esa tarde a su casa cubierto de barro, el barro que la gente de Huelva identifica de forma clara con la marisma. Además, según ha podido saber ABC, ha aportado otros datos claves en el caso, que ya habían sido investigados, pero que se han podido aquilatar en los últimos días y relacionan inequívocamente al ahora arrestado con el rapto y la muerte de Mari Luz. La tarde de los hechos, antes de que la Policía fuera alertada de lo que estaba pasando, personas del entorno de la niña entraron a la fuerza en la casa de Santiago al que apuntaban con el dedo acusador. No sólo roban algunos objetos, sino que alteran el escenario. Las inspecciones oculares que se han hecho en esa vivienda- -que era de los padres del detenido, ya fallecidos- -no han ayudado en nada a las pesquisas, según fuentes del caso. Durante todo el día de ayer, agentes de Policía Judicial de Huelva y de la UDEV Central tomaron declaración en Cuenca a los tres detenidos, que hoy serán puestos a disposición del Juzgado número 1 de Huelva. A las puertas de comisaría se concentraron medio centenar de gitanos pidiendo justicia. Para cuando los arrestados lleguen ante su señoría, se habrá preparado un dispositivo de seguridad acorde con el recibimiento que los vecinos del Torrejón les dispensarán. Volvía de la marisma Justo después de que la niña comprara chucherías en un quiosco la tarde del 13 de enero, una vecina declaró que la vio en una esquina, como si hablara con alguien, fuera de su campo de visión. Le decía algo Atando cabos Los testimonios de un familiar del sospechoso y de un niño aportaron pistas claves para resolver el caso Comenzaba así una carrera contrarreloj de los investigadores con agentes de la plantilla de Huelva, de Sevilla y de Madrid intentado atar cabos y aclarar qué pasó la lluviosa tarde del 13 de enero. Los tres arrestados fueron trasladados a la comisaría de Policía de Cuenca. Allí, ante las evidencias que le presentaron los funcionarios- -entre ellas las sólidas pistas ofrecidas por un familiar- -Santiago del Valle, que había negado cualquier vinculación con la niña, confesó que estaba obsesionado con la pequeña de cinco años y que la había atraído a su casa prometiéndole un juguete cuando la vio sola en la calle. La pareja vivía pendiente de la televisión ISABEL PACHECO CUENCA. La pequeña localidad de Pajaroncillo, con menos de cien habitantes, en la Serranía de Cuenca, se despertó ayer con la noticia de que habían convivido más de un mes con el presunto homicida de Mari Luz. Desde que el matrimonio llegó al pueblo, los vecinos notaron algo raro Francisco comentó a ABC que lo primero que hicieron al entrar en la casa que habían alquilado, que ni siquiera tenía calefacción, fue instalar una antena de televisión y la línea telefónica Asegura que le llamó la atención que siempre estuvieran atentos a las noticias. Un día que no funcionaba su antena fueron incluso a casa de un vecino a verlas La mayoría coincide en señalar que eran poco comunicativos. Iban a su rollo y casi nunca salían del pueblo La dueña de la tienda de la localidad asegura además que de vez en cuando iban a comprar el pan y aunque su comportamiento era normal no entendían algunas cosas. Muchos se preguntaban por qué habían llegado a Pajaroncillo, si en principio no tenían ninguna vinculación con el pueblo, y por qué no vivían sus hijos con ellos. Ellos decían que eran de Sevilla señala el alcalde, Juan Gregorio Requena, que afirma que hacían vida normal. No me lo esperaba y no me hace gracia que hayan estado más de un mes en mi pueblo ABC. es Vídeos y otras imágenes de la desaparición y muerte de Mari Luz en abc. es