Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN JUEVES 27 s 3 s 2008 ABC CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. El Gobierno, con los reales decretos 1634 2006 y 871 2007, perjudica gravemente a los usuarios de la tarifa nocturna eléctrica. En su día hicimos una importante inversión para instalar y adaptarnos a la tarifa nocturna, pues el mismo Gobierno y las empresas eléctricas nos lo proponían como alternativa económica y limpia de calefacción. Ya nos han comunicado por carta que nos obligan a cambiar de potencia antes del 1 de julio de 2008, que será cuando desaparezca definitivamente la tarifa nocturna. Con ello veremos incrementados los precios, saliendo a precio de oro todo lo que tengamos eléctrico, sin dar ningún tipo de alternativa, ya que nos hacen contratar toda la potencia que usamos en los acumuladores (en algunos casos 23 kilowatios) que supone cuatro veces más que los, habitualmente, 5 Kw que teníamos contratados para la potencia de día. Esto supone pasar de pagar un término de potencia de 20 euros a pagar 90 euros. Recordemos que ese término es algo que pagaremos todo el año, también en mayo, cuando no usemos la calefacción. Esta tarifa casi nos va a imposibilitar usar electrodomésticos necesariamente útiles durante el día, como son hornos, vitrocerámicas, microondas, aspiradoras... En definitiva, se nos hace cambiar las condiciones del contrato por otras muchísimo mas gravosas para nuestros intereses, sin que nadie, ni Estado, ni comunidad autónoma ni, por supuesto, compañías eléctricas, se hagan cargo de los costes que supone la adaptación a la nueva tarifa. El Gobierno se ha saltado a la torera el artículo 9.3 de la Constitución, que previene de la retroactividad de disposiciones desfavorables para los usuarios sin una compensación. ¿Se va a fiar alguien, de aquí en adelante, de este Gobierno, cuando propongan a los ciudadanos invertir en algo que luego puede echar atrás? Yolanda Lizón García Madrid Dictadura con los usuarios de la tarifa nocturna eléctrica Desarrollo y madurez del pueblo taiwanés Durante las recientes elecciones presidenciales celebradas en Taiwán, el pueblo taiwanés ha tenido ocasión de demostrar al mundo el desarrollo y la madurez democrática alcanzados por su sistema político. La elección presidencial, que ha tenido como consecuencia el cambio de partido gobernante al dar la presidencia al candidato del Kuomintang (KMT) Ma Ying- jeou, ha estado acompañada de la celebración de un doble referéndum en el que se pedía la opinión del pueblo sobre la participación de Taiwán en la ONU, una aspiración que año tras año y desde 1993 han puesto sobre la mesa, sin éxito, debido a la oposición de China continental, los sucesivos gobiernos de la isla, elegidos democráticamente. El estricto requisito impuesto para que alguno de los dos referendos fuera tomado en consideración (la participación en uno u otro del 50 por ciento de los ciudadanos con derecho a voto) ha impedido que las consultas obtuvieran la validez necesaria, pero el resultado de ambos, mayoritariamente favorable al sí ha servido para demostrar que tanto el pueblo de Taiwán como sus dirigentes coinciden en el deseo de pertenecer a la ONU y de participar en sus diferentes organismos, como es el caso de la Organización Mundial de la Salud, a cuya Asamblea Taiwán también intenta, año tras año, acudir como miembro observador, sin conseguirlo, debido, una vez más, a la negativa del Gobierno de Pekín. La doble convocatoria de referendos sobre la ONU, lejos de poder ser considerada como un fracaso, debido a la imposibilidad de validar las consultas, debe ser vista, por encima de todo, como una brillante demostración del buen funcionamiento tanto del sistema como de la voluntad democrática del pueblo de Taiwán, y como una soberana lección de libertad de expresión que ojalá algún día sea posible aplicar también en otros lugares de Asia que hoy son escenarios de represión, como es el caso del Tíbet. Tzong Zye Huang. Director de la División de Información Oficina Económica y Cultural de Taipei zón. Que las familias acepten esta asignatura supondría abdicar de un derecho inalienable que nos es propio, además de transgredir las libertades de los padres para elegir la educación que consideran más conveniente para sus hijos. El Estado nunca puede suplantar este derecho, que sólo corresponde a los progenitores, quienes tienen jurisdicción moral para ejercerla. Las plataformas creadas para luchar contra la EpC llevan meses manifestando su oposición, planteando recursos y objeciones de conciencia, en una incansable pelea para defender una educación libre, amparada por la Constitución. Mientras tanto, los jueces, desorientados por las constantes contradicciones surgidas, emiten soluciones dispares y el Gobierno no mueve ficha, a las espera, quizá, de que la tempestad amaine, algo que es difícil que suceda. Lo políticamente correcto sería mantener reuniones con los responsables de las plataformas; el Gobierno sabe que éstas no cejarán en su empeño para invalidar la obligatoriedad de la asignatura, que tantas lagunas didácticas contiene y tantas imposiciones ideológicas propone. Cristina López de Alcántara Correo electrónico Una vez más, el tripartit ha vuelto a hacer gala de su sectarismo con el proyecto de ley de las fosas comunes, que lejos La historia, para los historiadores de dignificar a las víctimas, lo que pretende es manipular la historia y devolver una imagen distorsionada de los hechos que se acomode a una visión pueril de buenos y malos, que ningún historiador serio avalaría, empezando por Josep Benet. Ya es hora de que se deje la historia a los historiadores, y que los políticos se dediquen a quehaceres más mundanos, como por ejemplo que la sanidad y la educación funcionen como es debido en un país desarrollado, o que los jóvenes puedan acceder a una vivienda digna sin hipotecarse de por vida. Silvia Ruiz Casado Correo electrónico ta, resistente a los más intrincados embates de cualquier iluso, con proyectos programáticos de aniquilación religiosa. España entera, desde Finisterre a la isla de la Gomera, la tierra de María, como la bautizó Juan Pablo II, está bañada de arraigada piedad cristiana. No hay zapateros, ni rubalcabas, ni pepiños (con todo su disfraz de cristiano) que pueda amedrentar la determinación de los españoles cuando nos vemos acorralados por la sinrazón. Ni José Bonaparte, proclamado rey de España, bajo el título de José I de España, y apodado como Pepe Botella o Pepe Plazuelas, fue capaz de subyugar al pueblo con un reinado de plebeyos. Los españoles le dimos un primer aviso tras la derrota de las tropas francesas en la batalla de Bailén, y posteriormente le procuramos boleto de ida sin retorno tras su capitulación en la batalla de Arapiles en 1813. Si esto hicimos con una pretendida imposición política, ¿qué no haríamos si cualquiera trata de borrar de nuestra historia veintiún siglos de Cristianismo? Teresa Melgarejo Correo electrónico Carta al señor Zapatero Siempre había pensado que no tenía nada en común con usted; bueno, algo sí. Los dos somos españoles, o por lo menos usted lo aparenta; yo lo soy. Para empezar, no somos seguidores del mismo equipo: usted es simpatizante del Barcelona y yo, del Real Madrid. No tenemos las mismas ideas políticas: usted dice que es socialista, y hace política de derechas para los ricos, y yo soy un simple trabajador andaluz nacionalista, sin extremismo y sin representación parlamentaria alguna. Usted vive en la Moncloa y yo, todavía en casa de mis padres. Usted gana casi seis mil euros y yo soy mileurista. Pero he aquí que descubro que tenemos algo en común: a los dos nos gusta la serie de dibujos animados de La Sexta, Futurama Porque es de ahí de donde ha sacado la idea de dar los 400 euros, y más exactamente del capitulo donde el robot Vender y Fraizer tienen que votar, y mientras se lo piensan la cabeza de Richard Nixon ofrece 300 euros por votarle. Así que ya sabemos de dónde saca usted las ideas brillantes para gobernar España. Espero y deseo que no haga usted mucho caso a los protagonistas de la citada serie, pues, si no, apañados estamos. Galo Peño Gutiérrez Cádiz Nuestra historia Zapatero, sin siquiera sospecharlo en sus sueños más fantasiosos, con sus más que sospechosas maniobras anticlericales, está despertando en los españoles lo que durante años había quedado amodorrado y adormecido. Quizá no se percate de que, con su actitud, está avivando, estimulando y resucitando el sentimiento cristiano, que se encontraba simplemente aletargado. No es difícil afirmar que nunca estuvo muerto, ¡cualquiera se carga dos mil años de tradición católica! Ni Zapatero, ni el sursum corda se encuentra ni intelectual ni culturalmente preparado para evaporizarlo, ni dispersar a quienes tenemos cosida, a conciencia en nuestra vida, una forma de existencia coherente y robus- Un derecho de las familias Una multitud de familias se sienten intimidadas por la tozudez del Gobierno, con respecto a la asignatura Educación para la Ciudadanía, asignatura que se nos está queriendo imponer por la fuerza de la sinra-