Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 s 3 s 2008 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA EL PORVENIR E EXTERIOR SOBRE EUROPA INDEFENSA STAMOS todavía lejos de una defensa europea. Pero es cierto que se han dado pasos en estos años, sigilosamente: por ejemplo, la creación de un estado mayor militar de la UE para la gestión de crisis, con una célula civil- militar incorporada. Sin esa base defensiva, el ideal de una Europa independiente seguirá siendo eso, un ideal, lejos de la cruda realidad. En Bruselas trabaja desde 1999 un equipo más bien pequeño, dirigido con formidable tenacidad por Javier Solana. Gentes curtidas que, tras la firma del nuevo Tratado de Lisboa, podrán alcanzar quizás un estatuto superior. Hay un europeísmo transversal, que recorre el 80 por cien del arco político, conservadores y socialistas incluidos. Esos europeos creen que nada avanzará sin una defensa común. El derecho comunitario, la moneda o la cohesión deben ser protegidos por una política de defensa que garantice el cumplimiento de los tratados. La lenta evolución desde los ejércitos nacionales hacia ese acuerdo trasnacional necesitará decisiones urgentes. Cómo podrá avanzar, con qué limites y qué contenidos es lo que se trata de saber. Por lo pronto, la Política Europea de SeguriDARÍO dad ha logrado enviar algunos continVALCÁRCEL gentes a Bosnia y Congo, a Indonesia o Afganistán. Hoy se reúnen en Londres el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, Gordon Brown. La visita de Estado acabará con una gran recepción en el palacio de Buckingham. Francia y Reino Unido son los dos únicos estados europeos con fuerza nuclear. La force de frappe, anterior al regreso de De Gaulle, 1958, es independiente; no así la británica, extensión de la americana. Sarkozy acaba de visitar la base francesa de submarinos nucleares en Cherburgo. Hizo allí su primer discurso sobre la defensa, al presentar el nuevo sumergible, Le Terrible, capaz de disparar 32 cabezas atómicas. El presidente defendió el principio de la disuasión, seguro de vida de la nación Precisaría luego la doctrina de la respuesta del pequeño al grande: Todo el que amenace nuestros in- E tereses vitales se expondrá a una respuesta nuclear severa, con daños inaceptables para el atacante Francia dispone de un mecanismo de advertencia nuclear capaz de privar a un adversario de su cielo electrónico, anulando su red de internet y de telefonía móvil durante meses. Cómo evolucione esa fuerza, hoy estrictamente francesa, es un problema que seguiremos. Hoy conviene insistir en la aspiración de Francia de establecer un acuerdo con Reino Unido para relanzar la Política Europea de Seguridad antes de 2009 (Francia preside la UE entre julio y diciembre de este año) El proyecto pasa por varias condiciones. Sarkozy propone volver a la estructura militar de la OTAN, siempre que se den contrapartidas: en satélites militares, hoy necesarios para sus submarinos; en aumento de los presupuestos de Defensa, pactados, cifrados y aceptados por los parlamentos de los 27 estados; y sobre todo en la puesta en marcha de ese cuartel general operativo de las fuerzas europeas encargadas de gestionar crisis. Hasta ahora Reino Unido se ha opuesto a la creación de ese estado mayor. Sin embargo, todos coinciden en el principio: las crisis confiadas a la UE deberían conducirse desde un centro operativo propio, capaz de dirigir al personal civil, policial, judicial o sanitario movilizado en cada caso. Quizás el viaje de Sarkozy a Londres fuerce a los británicos a volver sobre el problema, viejo ya de 60 años. No hablamos del ejército europeo, que quizá no vea la luz en este siglo, sino de la relación militar francobritánica. Que el encuentro Sarkozy- Brown trate de las subprime no impedirá que se centre, con toda reserva, en la defensa, diez años después del encuentro de Chirac y Blair en Saint- Malo. De dónde venga la necesidad de la Europa contemporánea de ser defendida por otros es algo que desconocemos. Posiblemente se relacione con grandes pueblos, en trance de desaparecer hacia 1945, como Alemania, literalmente anihilada. En los años 1950 la extenuante presión de la Unión Soviética sobre una Europa empobrecida creó los peores hábitos. Polonia y todo el este europeo fueron sometidos a silencio y tortura durante 40 años. La historia vuelve y vuelve. Sobre ese retorno se formó en la India la secta sij, hacia 1460. La memoria no debe destruirnos, sino darnos vida, tal era el centro del mensaje. L sector de la construcción, la máquina motriz del crecimiento español, se desploma en caída libre. La compraventa de vivienda ha bajado un 27 por ciento de media en un año, las hipotecas retroceden en proporciones históricas y las quiebras y suspensiones de pagos se suceden a velocidad de vértigo en el sector inmobiliario, arrastrando a centenares de proveedores pequeños y medianos. Muchos propietarios se encuentran ante el desagradable descubrimiento de que sus casas valen ahora menos de lo que deben a los bancos que se las financiaron. Las promotoras que acuden en busca de crédito han visto endurecidas las condiciones de préstaIGNACIO mo, que ahora exigen la CAMACHO venta previa de hasta un 60 por ciento de las promociones. La subida del euribor al 4,71, fruto de la desconfianza financiera, amenaza con un nuevo repunte la asfixia de las economías domésticas, que dependen en gran medida de la letra hipotecaria. Y por cada vivienda que se deja de construir, se pierden alrededor de 1,5 empleos, en su gran mayoría correspondientes a mano de obra inmigrante. La célebre burbuja inmobiliaria está reventando de golpe, con estrépito de ladrillos desmoronados entre cuyos cascotes se hunden por igual especuladores y ahorradores, empresarios y obreros, vendedores y compradores. El incremento del desempleo se empieza a convertir en una constante, y amenaza con crear bolsas de paro que van a requerir importantes gastos de asistencia y subsidio que comprometen el superávit de la Seguridad Social. Las ventas de automóviles pican igualmente a la baja, como las de casi todos los productos de consumo. Las cifras menguadas de accidentes de tráfico en el puente de Semana Santa esconden bajo su aparente optimismo la realidad negativa de que más de un tercio de los españoles no ha salido esta primavera de vacaciones. La inversión de publicidad en medios de comunicación ha descendido a niveles casi críticos en el primer trimestre, porque las empresas anunciantes han adoptado una estrategia defensiva. Es sólo el principio: cualquier ejecutivo financiero o industrial sabe hasta qué punto se están cancelando proyectos de inversión y desarrollo previstos a corto y medio plazo. Los análisis independientes más optimistas rebajan al 2,5 por ciento el crecimiento español para 2008, que el Gobierno continúa situando oficialmente por encima del 3. Y los expertos de bancos y fondos se tientan la ropa con cierta suficiencia: creen que la verdadera punta de los problemas va a comenzar a dejarse sentir a partir de septiembre. Hay una psicología social de crisis que multiplica el efecto objetivo de la desaceleración sembrando el pesimismo ciudadano. Pues bien: el reelegido presidente del Gobierno compareció ayer ante su grupo parlamentario para proferir la tradicional arenga de comienzo de la legislatura. Levitando sobre las alfombras, el Mago de la Moncloa apenas pestañeó al pronunciar muy solemnemente su diagnóstico: Lo mejor está por venir, y está cerca Y luego desplegó su mejor sonrisa.