Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CULTURAyESPECTÁCULOS El cine español llora al mejor guionista de su historia MIÉRCOLES 26 s 3 s 2008 ABC José Luis Borau Director de cine Ángeles González- Sinde Dir. de la Academia de Cine José Luis López Vázquez Actor César Antonio Molina Ministro en funciones Manuel Vicent Escritor Su manera de morir, con discreción, encaja perfectamente con su afán por no ser una figura pública Fue un magnífico y cuidadoso retratista de nuestras contradicciones, grandezas y miserias Era alguien que no debería desaparecer nunca, aunque en su caso vivirá siempre a través de su obra Nos quedamos con su obra, que perdurará por siempre dentro de la cultura española contemporánea Era un verdadero creador, imaginativo, divertido, sorprendente; siempre veía el lado inesperado de las cosas TOCAN, NENE LOS MUERTOS NO SE Belle Époque sin su ingenio, no sería Belle Époque como tampoco lo hubieran sido los filmes más representativos de Berlanga sin tener a su lado al mejor guionista que ha tenido nuestro Cine años de La Codorniz cuando la dirigía Álvaro de Laiglesia y tenían la Redacción en un piso alto del Palacio de la Prensa, en la Plaza de Callao. A poco de llegar de Logroño casi con lo puesto, vivía en una pensión próxima al desaparecido teatro Fuencarral. Su gran sentido del humor moderno le dio pronto espacio en la publicación decana del humorismo español. Al declarar la guerra a Inglaterra, la revista más audaz para el lector más inteligente se publicaron fotos de todos ellos revestidos de uniformes militares muy de opereta, a lo conde de Luxemburgo. En una de ellas, Rafael dialogaba con mi padre la forma más certera de derrotar al enemigo soltándole chistes en vez de cañonazos. En 1959 dejó su participación en la revista y empezó su fructífera colaboración con Marco Ferreri. Rafael Azcona se convierte pronto en un importante guionista europeo. ¿Qué director no ha soñado con tener una idea de Azcona para llevarla a la pantalla? Una vez le di la sorpresa de darle identificadas, número a número, todas las colaboraciones que había publicado en La Codorniz bajo distintos nombres, además del suyo, como eran los pseudónimos de Profesor Azconovan, Repelente, Arrea y otros varios. La mañana del 21 de marzo de 1994, poco antes de salir para el Dorothy Chandler, le llamé por teléfono desde mi habitación en el hotel Bel Age de LA. Rafael ya estaba preparado para oír la retransmisión- -en Madrid ya habían cenado- Le aseguré que Belle Époque sin su ingenio, no sería Belle Époque como tampoco lo hubieran sido los filmes más representativos de Berlanga sin te- Luis G. Berlanga Director de cine LA HISTORIA INACABABLE hora pienso que lo que más me gustaba de hacer guiones con Azcona no era escribirlos, sino la excusa para pasarnos las tardes en las cafeterías charlando de lo divino y humano y mirando las piernas de las señoritas. No sé si al final él era la voz de mi conciencia, porque se hartaba y teníamos grandes broncas para terminar el trabajo. Yo era siempre un indeciso insatisfecho, dado a la pirotecnia de ideas, y él el cerebro ejecutor con el arte de hacer una impecable construcción de agudezas. Nos unía un común pesimismo hacia la sociedad y sus miserias, la forma de fagocitar al individuo y liquidar toda libertad y sueños. Aunque quizás si yo daba por perdida toda esperanza, él todavía tenía una oculta fe en el ser humano, una vena romántica, que se guardaba mucho de mostrar, y de ahí su impenitente ostracismo. No sé si en el fondo era un poeta que escribía cine amargo, con todo su penetrante humor, a su pesar. Dejo con él parte de mí. Pensando que, conociéndolo tanto, nadie llegó nunca a conocerlo del todo. Enrique Herreros A e entrevisté una sola vez con motivo de su sesenta y cinco cumpleaños. La nota se publicaría en ABC, el 24 de octubre de 1991. La única condición que me impuso era que le hiciera las preguntas sólo durante los almuerzos que habitualmente celebrábamos una vez al mes. Ahora bien, antes de enfermar hablábamos muchas veces por teléfono. Comíamos juntos en muchas ocasiones; la última fue con motivo del bello texto que escribiría para el libro Los carteles de cine de Enrique Herreros y otras obras importantes Me llevó al restaurante del Bernabéu para recordar cuando iba los domingos a ver jugar al Madrid, tenía el abono en la fila detrás de la mía. Sus opiniones eran muy británicas, correctas y observadas desde un punto de vista muy educado, aunque fuese merengue en su fuero interno. Los extremistas le alejaron del fútbol porque era un ser muy amigo de la tranquilidad y del entendimiento entre las gentes. No le gustaba nada la violencia. Decía en broma que le habían echado del campo los del fondo Sur, pero- -jamás- -el árbitro. Hace poco tiempo le dejé un ejemplar del libro citado en el portal de su casa. Ese mismo día me llamó y me impresionó mucho la vocecita que emitía por el auricular. Le conocí a través de mi padre porque habían coincidido juntos en los mejores L Rafael Azcona con Luis García Berlanga ABC Los extremistas le alejaron del fútbol porque era un ser muy amigo de la tranquilidad y del entendimiento entre las gentes. No le gustaba nada la violencia Rafael Azcona se convierte pronto en un importante guionista europeo. ¿Qué director no ha soñado con tener una idea de Azcona para llevarla a la pantalla? se pregunta Enrique Herreros ner a su lado al mejor guionista que ha tenido nuestro Cine. Cierro mi afligido comentario recordando su estrecha amistad con José Luis García Sánchez, a quien, entre nosotros, cuando hablábamos de él, le reconocíamos como El flecha guasa un tanto lejana a la pura realidad y, sobre todo, transmito mi sentir a Susy, su abnegada esposa de toda la vida. I m very, very sorrow for you and for him.