Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 26 s 3 s 2008 ABC Sarkozy y Brown abordan hoy su apuesta por la energía nuclear El presidente francés ofrece en Londres más tropas en Afganistán EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. La negativa de países como España a enviar más tropas a Afganistán está brindando la oportunidad a Nicolas Sarkozy de convertirse en un estrecho socio militar de Washington y Londres, y de encaramar a Francia en el mando de la OTAN, dentro de la ofensiva que el presidente ha emprendido para hacer efectivo su personal atlantismo. Por ello la visita de dos días a la capital británica que Sarkozy comienza hoy tiene un doble simbolismo, que se añade a la solemnidad de toda visita oficial entre dos grandes Estados vecinos: el de la configuración de un eje franco- británico en el seno de la UE, cuya viabilidad dependerá de la sintonía entre Gobiernos a partir de los acuerdos que suscribirán, y el del alineamiento de París con el polo anglosajón EE. UU. -Reino Unido. Sarkozy adelantará al primer ministro británico, Gordon Brown, su decisión de enviar hasta 1.200 soldados más a Afganistán, que se sumarán a los 1.900 ya presentes en ese país, así como el compromiso de que puedan desplegarse en las provincias donde hay mayor enfrentamiento con los talibanes, ahora gestionadas por estadounidenses, británicos y, en menor medida, canadienses y holandeses. Los detalles serán anunciados previsiblemente en la cumbre que la OTAN celebrará la próxima semana en Bucarest. El descargar a las tropas del Reino Unido de parte de su duro cometido en Afganistán e incluso la posibilidad de que los refuerzos franceses actúen bajo mando británico debería tener como consecuencia el apoyo de Londres a las aspiraciones de Francia en la OTAN, según destaca la prensa inglesa. Con el regreso de Francia a la estructura militar de la Alianza Atlántica, de la que fue sacada por De Gaulle en 1966, Sarkozy desea que un general francés se haga cargo del mando de las Fuerzas Aliadas en el sur de Europa. Aunque Brown puede apadrinar ese regreso francés al corazón de la OTAN, no es muy entusiasta respecto al desarrollo de la política de defensa de la UE, algo que pide a cambio Sarkozy. Ensayo general para la visita de Estado de Sarkozy en Windsor AFP Pendientes de los pasos militares, la cooperación entre Brown y Sarkozy se concretará en Londres en un acuerdo sobre colaboración en el desarrollo de una nueva generación de centrales nucleares y su exportación a otros países, y en medidas contra la inmigración ilegal. En el caso de la energía nuclear, se trata de una apuesta firme de ambos gobieros europeos. El presidente francés, que llega con su nueva esposa, se dirigirá hoy, en una histórica sesión conjunta, a los Comunes y los Lores, dormirá en el castillo de Windsor como anfitrión de Isabel II y participará mañana en la cumbre franco- británica en el estadio del Arsenal. Compromiso compartido