Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es MIÉRCOLES 26- -3- -2008 ABC Mariano Rajoy, junto a Celia Villalobos y Eduardo Zaplana, ayer, en el Congreso de los Diputados momentos después de recoger su acta de diputado Rajoy controlará directamente el Grupo Popular como extensión de su ejecutiva Madrid y Valencia se disputan la hegemonía en la nueva etapa del PP que abrirá el líder popular a partir del lunes C. DE LA HOZ A. COLLADO MADRID. El PP entra en una semana decisiva en la que las primeras decisiones que vaya tomando su presidente, Mariano Rajoy, respecto a las portavocías parlamentarias y el diseño del XVI congreso popular, marcarán el futuro del partido al menos para los próximos cuatro años. Quizá por ello, por la trascendencia del momento, Rajoy ha decidido mostrarse más hermético que nunca, no dar pistas de por dónde discurren sus pensamientos y derivar incluso hacia su domicilio algunas de las conversaciones que está manteniendo, no sólo con dirigentes de su partido, sino también con conocidos y amigos ajenos al juego de poder interno. Porque hasta Génova están llegando muchas opiniones y, también, sugerencias de organizaciones regionales que quieren hacer valer la fuerza de sus votos. Madrid pugna por que la portavocía del Congreso de los Diputados recaiga en Manuel Pizarro, mientras que Valencia hizo llegar a Rajoy la idoneidad de Esteban González Pons, según indicaron fuentes del PP a ABC. En todo caso, los medios consultados aseguraron que Mariano no tiene todavía tomada ninguna decisión y apuntan a que no será hasta el fin de semana cuando empiece a dirigirse a las personas afectadas por los cambios. Se busca portavoz de absoluta confianza, con peso político y experiencia, pero que signifique también renovación sobre la etapa anterior. El líder del PP quiere al frente del Congreso a alguien plenamente identificado tanto con él como con el partido y bien coordinado con Génova, para evitar el reino de Taifas que, a juicio de personas de su entorno, se convirtió el Grupo Parlamentario en los últimos cuatro años. El propio Zaplana admitió recientemente que hubo duplicidades entre el partido y la dirección del partido que impidieron que aquello funcionara como una maquinaria perfecta, pero fuentes cercanas al todavía portavoz niegan que actuara por libre, ni siquiera en la estrategia parlamentaria sobre el 11- M. El líder del PP no quiere que haya más desajustes entre el palacio de la Carrera de San Jerónimo y la calle Génova y lo más probable es que opte por un modelo de partido en el que los responsables de cada área también sean los portavoces en las comisiones parlamentarias, según el modelo que le propuso Zaplana. Por su parte, Rajoy ofreció a su todavía portavoz que ocupara uno de los puestos de la Mesa de la Cámara Baja, propuesta que desestimó. También Ángel Acebes ha dejado claro a todo aquel que le ha escuchado que no se ve ocupando un asiento en la Mesa, aunque sea de los pocos cargos institucionales que el líder del PP puede ofrecer después de haber perdido las elecciones. Por lo pronto, Acebes está trabajando mano a mano con Rajoy, tándem al que en los últimos tiempos se ha sumado también el ex ministro José María Michavila, cada vez más presente en la cocina de Génova. La pugna entre las direcciones del partido en Madrid y Valencia sí alcanza a la elección del recinto que acogerá la XVI cumbre congresual, hasta el punto de que la dirección nacional ha decidido hacer una prerreserva en ambas ciudades. Los populares movilizan en sus congresos a tres mil compromisarios a los que hay que sumar invitados y prensa y eso no se improvisa. Por ello ha reservado en Madrid y en Valencia para los fines de semana del 20- 21- 22 y 27- 28- 29 de junio. El próximo lunes, la Junta Directiva Nacional elegirá al comité organizador del congreso- -que tendrá carácter técni- 20- 21- 22 ó 27- 28- 29 de junio Génova ha hecho reservas en Madrid y Valencia para celebrar el congreso la segunda quincena de junio