Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CIENCIAyFUTURO MARTES 25 s 3 s 2008 ABC Piden al Gobierno La tuberculosis repunta en España y afecta a 18,3 de cada 100.000 personas del Reino Unido una moratoria para Los expertos creen que los casos reales duplican los registrados El Gobierno lanza los biocarburantes un Plan de Prevención y Control Asesores del Gobierno se suman a las dudas de científicos y ecologistas EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La política sobre biocarburantes en la UE, con la exigencia de que superen en 2010 el 5 por ciento del combustible para el transporte, va por delante de la ciencia. Los científicos, según indica el principal asesor medioambiental del Gobierno británico, aún no han podido determinar si la generalización de los biocarburantes supone una ventaja o en realidad la extensión de cultivos para su producción generaría más emisiones de dióxido de carbono de las que se quieren evitar con su uso. Robert Watson, que ocupa el puesto de científico medioambiental jefe de la Administración británica, ha pedido al Gobierno de Gordon Brown una moratoria en la aplicación de las normativas que regulan la obligación de utilizar cada vez más biocarburantes, y que responden a la política comunitaria conocida como Obligación de Combustibles Renovables para el Transporte. Con él se han alineado los principales grupos ecologistas, desde Oxfam a Greenpeace, que han escrito al Ministerio de Transportes británico que posponga la entrada en vigor el próximo 1 de abril de la exigencia de que el 2,5 por ciento de los combustibles usados en el transporte en el Reino Unido tenga origen biológico. El comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, ha precisado que la meta del 5 por ciento para 2010 sólo se mantendrá si se demuestra que los biocarburantes tienen una producción sostenible. Pero aún es imposible determinar si cualquiera de los biocarburantes son o no sostenibles, pues normalmente son usados en mezcla en el mercado mundial y no se puede determinar sus orígenes, como han precisado diversos científicos a la BBC. Algunos de ellos creen que ciertos carburantes, particularmente el etanol obtenido de caña de azúcar, podría ser sostenible. Pero recientes artículos científicos publicados en Estados Unidos han advertido de que al arar la tierra para extender las plantaciones de maíz, soja o caña de azúcar se libera al menos tanto CO 2 como el que se pretende evitar con los biocarburantes. Otro temor, además, es el impacto que su generalización podría tener en el precio de los alimentos. El profesor Robert Watson estima que algunos cálculos sobre el carbono que libera la tierra son controvertidos, pero admite que este punto es de especial preocupación a la hora de dar o no el visto bueno a la política comunitaria. La producción de etanol se ha multiplicado por dos entre 2000 y 2005 en todo el mundo, mientras que la del biodiésel se ha cuadruplicado. Por otra parte, el 60 por ciento de los coches de nueva fabricación en el mundo pueden circular con combustible que contenga hasta un 85 por ciento de etanol. S. B. MADRID. Los datos publicados ayer por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, correspondientes a 2007, muestran un repunte de los casos de tuberculosis en España, que permanecían estancados desde hace cuatro años. Nuestro país presenta una tasa de prevalencia de 18,3 casos por cada 100.000 habitantes, la novena de la UE, por detrás de Rumanía, Lituania, Letonia, Bulgaria, Estonia, Portugal, Polonia y Hungría; pero muy por encima de los países más desarrollados, ya que quintuplica los índices de Holanda o Bélgica, y triplica los de Francia o Italia. Los datos del Centro Nacional de Epidemiología precisan que durante el pasado año se produjeron 5.795 casos, sin embargo, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) considera que la cifra real de casos cada año oscila entre 10.000 y 12.000, ya que hasta una tercera parte de los supuestos no se notifican a pesar de tratarse de una enfermedad de declaración obligatoria (EDO) Las cifras manejadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se acercan más a estas estimaciones, ya que las sitúan en 25 casos por cada 100.000 habitantes. Por comunidades, Cataluña encabeza la lista de casos detectados con 1.343, seguida de Andalucía (916) Madrid (783) y, en cuarto lugar, la Comunidad Valenciana (580) En proporción al número de habitantes, no obstante, Ceuta encabezaría la lista con 55,90 por cada 100.000 residentes, seguida de Ceuta con 20,78. En coincidencia con el Día Mundial contra la Tuberculosis, celebrado ayer, el Ministerio de Sanidad y Consumo inició la presentación de su Plan para la Prevención y el Control de la Tuberculosis en España a las comunidades autónomas y a los profesionales del sector sa- Criterios básicos nitario. Dicho plan aborda los criterios básicos que deben cumplir por todos los programas dedicados en España al control de la enfermedad Centrado en la detección precoz, el tratamiento y la vigilancia de la tuberculosis, el plan nacional hace especial hincapié en la búsqueda de casos de infección entre la población de especial riesgo, principalmente la más desfavorecida económicamente y la constituida por inmigrantes. Es precisamente en aquellas áreas con mayor proporción de población inmigrante, y sobre todo en áreas urbanas, donde se registra la mayor prevalencia de la tuberculosis, algo que también ocurre en todo el mundo industrializado. La OMS señaló ayer que la enfermedad, pese a los progresos realizados en su prevención y tratamiento, se cobra cada día más de 4.000 muertos en todo el mundo, y presenta especial riesgo en los casos extremadamente resistentes. En 2006, la enfermedad registró 9,2 millones de casos nuevos y 1,5 millones de muertes. Más información sobre la enfermedad: http: www. who. int tb publications global report 2008 key points Extensión de cultivos NASA Los volcanes de Venus, similares a los de la Tierra Investigadores de las universidades Rey Juan Carlos y Minnesota- Duluth han descubierto que muchos de los procesos registrados en los volcanes de Venus coinciden con la actividad de los volcanes terrestres, según ha revelado el estudio detallado de las imágenes captadas por la sonda Magallanes de ese planeta durante la década de los 90 (en la imagen) cuando cartografió por completo su superficie atravesando su capa de nubes.