Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 25 s 3 s 2008 MADRID 47 El origen del Metro El cambio del siglo XIX al XX significó para Madrid el impulso definitivo para su expansión urbana y su conversión en una gran capital europea. La creación en 1919 del ferrocarril subterráneo situó la ciudad a la altura de las grandes metrópolis, que ya contaban con este sistema de transporte, como Londres, París o Nueva York. Tras varios intentos y propuestas, el 26 de mayo los ingenieros españoles González Echarte, Mendonza y Otamendi propusieron al Ministerio de Fomento la creación de un tren metropolitano de cuatro líneas. La red planteada constaba de una galería de hormigón y doble vía en un solo túnel con una longitud de 14 kilómetros, a 10 metros de profundidad media, por la que circularían trenes de tracción eléctrica con 5 vagones y capacidad para 250 usuarios, a una velocidad de 25 kilómetros por hora. Hoy, Metro Madrid consta de 300 kilómetros y 292 estaciones, y da servicio a más de 700 millones de personas al año. El metro nació, pues, para unir a sus ciudadanos. El alcalde Alberto Ruiz- Gallardón durante la reinauguración de la histórica parada de Metro de Chamberí Abre la estación fantasma La apertura al público de la parada fantasma de Metro de Chamberí y de la Nave de Motores de Pacífico bajo el nombre de Andén 0 supone, a partir de hoy, la posibilidad de realizar un viaje al pasado en pleno centro de Madrid POR CARLOTA FOMINAYA FOTO JAIME GARCÍA MADRID. Realizar una visita a cualquiera de las dos instalaciones recién rehabilitadas por el Ayuntamiento y Metro Madrid, como son la estación fantasma de Chamberí o la Nave de Motores de Pacífico, es meterse en una verdadera máquina del tiempo en la que realizar un viaje por la historia de la ciudad a través del suburbano madrileño. El alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, se mostró ayer feliz de recuperar este recuerdo vivo del Madrid histórico durante la inauguración de estas dos instalaciones emblemáticas, convertidas desde ahora en Anden 0 Con la rehabilitación de estos dos lugares singulares, obra del arquitecto Antonio Palacios, se recupera la memoria del metro que es decir tanto como la historia de la ciudad dijo el regidor, que estuvo acompañado por el consejero de Transportes e Infraestructuras Manuel Lamela. Porque tan sólo con acceder a la céntrica estación fantasma de Chamberí, o acercarse a la Nave de Motores, el público puede asomarse a las primeras décadas del siglo XX, pasando por los momentos en los que el metro se convirtió en refugio de los ciudadanos durante los bombardeos aéreos de la guerra civil, o aquellos en los que toda la ciudad, compuesta en esos momentos tan solo por 600.000 personas, se nutría de la electricidad procedente de la Nave de Motores. La estación de Chamberí o estación fantasma por la que muchos madrileños pasaban hasta ahora sin poder bajarse, es la primera parada obligatoria de este viaje en el tiempo. Allí nos recibe un cartel de billetes de metro a diez céntimos de peseta, o a precio especial de cincuenta si el destino es la estación de Metro de Goya para ir a los toros. Una vez en el andén, antiguos anuncios de azulejos brillantes proponen realizar compras en El Trust Joyero de Madrid- París- San Sebastián, o aconsejan comprar Longines, el mejor reloj del mundo La decoración nostálgica nos sitúa de inmediato en una de las paradas que tuvo la primera línea de Metro de la ciudad. Con un recorrido de 3,5 kilómetros, las obras de la línea 1 comenzaron el 10 de julio de 1917. Tras dos años de intenso trabajo, utilizando sistemas constructivos rápidos para la época, se inauguró en 1919. La distancia media entre las estaciones era de 500 metros aproximadamente, y el recorrido entonces se realizaba en 8 minutos. Hasta que en la década de los 60, la Compañía Metropolitano de Madrid decidió alargar las estaciones de la línea 1 para el empleo de los nuevos trenes tipo 1000 Ante la imposibilidad técnica de alargar la estación de Chamberí de 60 a 90 metros, y dada la proximidad de esta estación a sus inmediatas de Bilbao e Iglesia, se decidió cerrarla. Desde entonces, la estación se conservaba en su integridad, aunque los coches no paran en ella, lo que contribuía a crear su ambiente fantasmagórico. Un tanto de lo mismo ocurría con la Nave de Motores de Pacífico, surgida de la necesidad de dotar al metro de Madrid de cierta autonomía energética. Inaugurada en 1923, sus turbinas generaban 1.500 caballos, y fue una forma de optimizar el servicio y subsanar los posibles problemas de abastecimiento de energía de entonces. Todo un referente tecnológico de la época apuntó el alcalde. Su maquinaria, hoy cuidadosamente limpiada y restaurada, se presenta junto a un programa audiovisual que muestra al visitante el funcionamiento y la utilidad de estos históricos generadores rotatorios. Desde hoy, los ciudadanos podrán disfrutar de estas dos instalaciones gratuitamente. Un referente tecnológico Los billetes de metro costaban en 1929 diez céntimos de peseta, cincuenta si el destino era ir a los toros Los trabajos de restauración de los azulejos sevillanos La restauración de estas instalaciones- -una idea que partió de la concejalía de las Artes- ha permitido recuperar maravillosos carteles de cerámica de Aguas de Carabaña, Almacenes Rodríguez, Cafés la Estrella, Cementos Portland, Longines, Philips o Trust Joyero. La azulejería sevillana original presentaba serios problemas de adhesión por su mal estado, la pérdida de esmaltes, gran suciedad de hollín y pintura de graffiti, así como algunas lagunas y faltas de azulejos que habían sufrido humedades y filtraciones. El tratamiento consistió en la retirada de materiales superpuestos, mediante cepillado y aspiración, el desmontaje de azulejos, y la consolidación y tratamiento impermeabilizante de los esmaltes o vidrios dañados, la eliminación de depósitos adheridos de hollín, pintura, y depósitos carbonatados, entre otros. Posteriormente se procedió a la reposición de las piezas conservadas y recuperadas, la colocación de azulejos similares a los originales en aquellos lugares donde no se conservaban, y la reintegración de las piezas de azulejo cromático a base de acuarelas. ABC. es Galería de imágenes: http: www. abc. es madrid madrid. asp