Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA MARTES 25 s 3 s 2008 ABC Ahorro Corporación comunica que tiene un 3,3 de Martinsa- Fadesa M. P. MADRID. Ahorro Corporación, uno de los principales acreedores de Martinsa- Fadesa, declaró el pasado día 19 a la CNMV estar en posesión, de forma directa, de un 3,308 de esta inmobiliaria. No obstante, la entidad comunicó hace un par de meses al mismo organismo, que tenía un 4,917 de la citada compañía, de forma indirecta, a través de contratos de derivados equity swap Esta participación demuestra la confianza de Ahorro Corporación en el desarrollo de la compañía inmobiliaria. La inmobiliaria que preside Fernando Martín inicia hoy una semana clave para el futuro de la empresa, puesto que está a punto de cerrar un acuerdo para aplazar el pago de una deuda de 3.804 millones hasta finales de 2011 y sin intereses. De esta cifra, 2.580 millones pertenecen a la compra de Fadesa por parte de Martinsa. Además, existen otros dos paquetes de financiación circulante de Fadesa de 712 y 512 millones de euros. Martín dispone, al menos, hasta el próximo día 31 para llegar a un acuerdo con los hedge funds estadounidenses a los que Morgan Stanley les vendió en su día parte de la deuda que controlaba este banco de la inmobiliaria. El resto de sus acreedores, La Caixa, Caja Madrid, Ahorro Corporación, el Banco Popular y Royal Bank of Scotland ya le han dado el visto bueno a su propuesta, como ya informó este periódico hace casi un par de semanas. De hecho, desde entonces la acción de la inmobiliaria se ha apreciado un 35,23 hasta alcanzar los 19 euros por título, desde los 14,05 euros a los que cotizaba el pasado día 10. Las condiciones leoninas de Dubai dieron al traste con la oferta sobre Colonial ICD exigió una cláusula para retirar la opa si se producía un cambio adverso en la empresa JOSÉ ANTONIO NAVAS MADRID. El fondo soberano de Dubai ICD se descolgó a última hora con una cláusula suspensiva en su oferta de compra sobre Colonial que agotó la paciencia de los bancos acreedores de la inmobiliaria y frustró definitivamente la operación. La última gota fue la llamada disposición MAC, siglas en inglés de lo que se traduce como un cambio adverso de trascendencia material que el inversor dubaití puso encima de la mesa como condición indispensable para formalizar su oferta. Esta reserva implicaba en la práctica que la opa no tendría carácter vinculante durante todo el proceso de compraventa que había sido calculado en torno a siete meses. ICD pretendía que los bancos le garantizasen su proyecto de adquisición pero asegurando al mismo tiempo la posibilidad de dar marcha atrás si durante dicho periodo se producían circunstancias que, en opinión del propio comprador, alteraran la situación de la inmobiliaria. Los bancos acreedores de Colonial consideraron que la pretensión de Dubai no era de recibo y ofrecieron como alternativa la posibilidad de una opa condicionada de modo que el comprador no tuviera una patente de corso para retirar de forma unilateral su opa. ICD no aceptó esta opción y la oferta se fue al traste cuando tanto los accionistas actuales como Mariano Miguel, presidente del grupo Colonial, en una reciente rueda de prensa sus bancos financiadores habían dado el beneplácito para la escisión de Colonial y la posterior venta de todo el negocio patrimonial al fondo dubaití. ICD pensó que una vez suscrito el acuerdo con los socios de referencia de Colonial el resto era coser y cantar por lo que incluso se mostró reticente a presentar el contrato de compraventa a los bancos acreedores: Los dubaitíes creyeron que tenían las sartén por el mango y midieron mal las fuerzas aseguraban ayer en fuentes conocedoras de la negociación. Los administradores de Colonial intentan ahora retomar el plan estratégico pactado a JAIME GARCÍA El fondo de Dubai era reticente incluso a presentar el contrato de compra a los bancos acreedores de Colonial mediados del pasado año con los bancos acreedores y que se traduce básicamente en la venta de activos. Para ello es fundamental, no obstante, que las entidades que financian a los socios de referencia mantengan durante los próximos meses el bloqueo en la ejecución de acciones que habían pactado para facilitar la opa de Dubai. Si esto fuera posible, Colonial tendría un periodo de gracia de siete meses que puede resultar decisivo para que la inmobiliaria salve, al menos. los muebles. Ferrovial vende activos de una filial de BAA por 340 millones de euros ABC MADRID. BAA, operador británico de aeropuertos controlado por Ferrovial, ha acordado la venta de parte de los activos de su filial inmobiliaria Airport Property Partnership (APP) a Arora Family Trust por 265 millones de libras (unos 340,48 millones de euros) informó ayer el grupo constructor. Los activos transferidos, un total de 33, representan alrededor de una cuarta parte del valor total de la cartera de APP, empresa que BAA controla al 50 junto con Morley Fund Management. APP es la empresa titular de almacenes y oficinas situados alrededor de varios aeropuertos británicos de BAA y, según expertos independientes, su valor total de mercado se sitúa en unos 1.000 millones de libras (unos 1.300 millones de euros) En virtud del acuerdo alcanzado con Arora Family Trust, la venta inicial incluye dos propiedades actualmente en construcción y que BAA y Morley financiarán hasta que las obras concluyan. Se espera que la venta de otros 31 activos concluya durante el segundo trimestre del año, mientras que la transacción de las dos propiedades en construcción se realizará a finales de año. Ferrovial ya apuntó recientemente que la venta de la filial inmobiliaria de BAA, inicialmente estimada para este mes de marzo, podría llevar más tiempo del inicialmente previsto por las actuales condiciones en que se encuentra el mercado financiero. En cuanto a los ingresos obtenidos en la operación, BAA confirmó en un comunicado que una parte de los mismos se Más ventas destinará a sufragar la deuda existente de APP. La venta, al igual que la de la filial de tiendas del aeropuerto, World Duty Free (WDF) cerrada hace unas semanas, se enmarca en el plan de desinversiones de activos no estratégicos de BAA que Ferrovial puso en marcha cuando se hizo con el operador de aeropuertos. En cuanto a la firma de inversión patrimonial Arora Family Trust, que es la compradora de los activos de BAA, en 2006 cerró la compra de nueve hoteles ubicados en los alrededores de aeropuertos de Londres por un importe de más de 300 millones de libras esterlinas. En concreto, se hizo con dos hoteles cerca del aeropuerto de Heathrow, cuatro en las proximidades de Gatwick y tres en Stansted.