Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 25- -3- -2008 La guerra de Irak INTERNACIONAL 31 Muertos militares de EE. UU. 2003 2004 2005 2006 Antes del último refuerzo 2007 Después del último refuerzo 08 140 120 100 80 60 40 20 Total: 4.000 Marzo Sep. Enero Sep. Enero Sep. Enero Sep. Enero Sep. En. 0 Estados Unidos acumula 4.000 militares muertos en Irak La Casa Blanca se declara concentrada en el objetivo de ganar PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Dentro de unos niveles de sacrificio bastante difíciles de imaginar entre otras democracias occidentales, Estados Unidos ha acumulado este fin de semana la cifra de 4.000 militares muertos en Irak desde la invasión ordenada en marzo del 2003. El sangriento hito- -al comienzo del sexto año de un conflicto en el que también han perdido la vida otros trescientos militares extranjeros incluidos españoles- -se produjo al anochecer de este pasado domingo con la muerte de cuatro soldados por un artefacto explosivo detonado al paso de una patrulla motorizada por el sur de la capital, Bagdad. En retrospectiva, un 97 de los cuatro millares de bajas mortales sumadas por el Pentágono en Irak se han producido desde que el presidente Bush declarase a primeros de mayo del 2003, sobre la cubierta del portaviones USS Abraham Lincoln el final de las principales operaciones de combate. Aunque 2007 fue el año más mortal para las tropas estadounidenses, con 901 víctimas, durante los últimos meses una combinación de refuerzos, tácticas diferentes, nuevos mandos y circunstancias ventajosas han conseguido poner coto a esa sangría. De acuerdo al desglose de esta creciente lista de bajas, con un 2 de mujeres, la mayor parte de los militares estadounidenses sacrificados en Irak son profesionales del Ejército de Tierra, seguidos por miembros de la Infantería de Marina. California es el Estado que ha soportado un mayor sacrificio (429 muertos) Por origen étnico, un 75 de los caídos eran blancos. Mayoría seguida por 11 de hispanos y un 9 de afroamericanos. Desde el inicio del conflicto, el Pentágono también ha acumulado 30.000 heridos. El mórbido listón superado por las fuerzas del Pentágono se ha visto acompañado también de una renovada ofensiva de atentados por todo Irak, incluso dentro de la protegida zona verde de Bagdad, que han costado la vida de al menos sesenta civiles. Aunque no existen estadísticas fiables sobre el número total de víctimas mortales iraquíes desde la invasión, las estimaciones más citadas oscilan entre los 150.000 y los 90.000 muertos. Además de 8.000 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes. La Casa Blanca ha calificado el hito de 4.000 soldados muertos en Irak como un grave momento insistiendo en que el presidente Bush ha recibido con tristeza la noticia y que parte de su rutina diaria consisten en acordarse de los militares que han dado sus vidas en acto de servicio y de sus familias. Según la portavoz Dana Perino, Bush asume la responsabilidad de las decisiones que él ha tomado y asume la responsabilidad de seguir enfocados en el objetivo de ganar Richard Cheney, de visita oficial por Oriente Medio, ha indicado que lamenta toda víctima, toda pérdida El vicepresidente ha admitido que el listón de cuatro millares de soldados de Estados Unidos muertos podría tener un impacto psicológico sobre el público, pero se trata de una de esas tragedias que se pueden producir en nuestro mundo Actualmente, con gran esfuerzo para la maquinaria militar de Estados Unidos, el Pentágono mantiene casi 160.000 soldados en Irak. Aunque para este verano está prevista la retirada de unos 30.000 efectivos, el equivalente a los refuerzos desplegados el año pasado. Ayer lunes, el presidente Bush celebró una tele- conferencia con Ryan Crocker, embajador de Estados Unidos en Bagdad, y el general David Petraeus, el comandante jefe de las fuerzas del Pentágono en Irak. Se supone que estos dos altos cargos, que en abril tendrán que testificar ante el Congreso, defienden la necesidad de mantener significativos niveles de tropas pese a los recientes progresos logrados. En este debate, mientras la Casa Blanca rechaza imponer calendarios, tanto Hillary Clinton como Barack Obama insisten en la necesidad de una pronta retirada de Irak. Mientras que candidato republicano John McCain presenta el esfuerzo en Irak como un compromiso militar a largo plazo. Planes de retirada No vamos a matar a nadie por ser chií o suní; o aprovechamos la oportunidad o nos hundimos para siempre das, combaten abiertamente con los salafistas, y la alianza entre Estados Unidos y el Despertar Suní- -milicias locales que antes formaban parte de la resistencia- -ha producido que zonas como la de Al Furat, en Bagdad, estén limpias de terroristas. Por fin las autoridades han comprendido que tienen que trabajar con su propia gente, no contra ella. Entre las fuerzas de seguridad iraquíes y la milicia, podemos salir adelante confiesa uno de los líderes tribales de Al Yihad, sheikh Mashaan Nagim. La implicación de los líderes tribales y su influencia en las decisiones de las familias resulta decisiva para conseguir que los desplazados y exiliados retornen al país. Estas milicias suníes, que hasta hace no mucho combatían contra los propios norteamericanos, colaboran ahora estrechamente con el Ejército iraquí y patrullan los barrios de forma combinada. Su presencia ha ayudado a disminuir la presencia de patrullas estadounidenses en la ciudad, con lo que la tensión se ha reducido considerablemente. La imagen de las furgonetas cargadas de muebles y maletas que hace unos meses huían en busca de seguridad al extranjero- -los menos, porque los visados para los iraquíes se han puesto por las nubes- -o a otras zonas de la ciudad, regresan tímidamente para intentar recuperar lo que es suyo. Los más afortunados encuentran todo como lo dejaron, pero otros tienen que empezar casi de cero porque sus viviendas están destrozadas. En Al Yihad, como en los demás distritos, se han abierto oficinas para recibir a los que deciden retornar, pequeños salones donde responsables municipales como Vedan Farhan Alhamdani les dan la bienvenida y les explican que estamos seguros, porque aquí ya no vamos a matar a nadie por ser suní o chií, todos somos iraquíes. O aprovechamos esta oportunidad y salimos de esta ahora, o nos hundiremos para siempre Un 2 de mujeres El 97 de estas bajas se ha producido desde que Bush declaró el fin de grandes operaciones de combate California, con 429 víctimas, es el Estado más castigado; tres de cada cuatro muertos eran blancos ABC. es Vídeo del último ataque contra las tropas norteamericanas en Irak en abc. es internacional