Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA MARTES 25 s 3 s 2008 ABC Estafa 4.700 euros a unos padres para no colgar fotos de sus hijas desnudas Un peruano sedujo a las dos menores en internet y amenazó con vender las imágenes CRUZ MORCILLO MADRID. Si cualquier depravado se cruza con una adolescente en un portal y le pide que se quite el sujetador, lo normal es que la chica huya despavorida. Si lo hace a través de internet, es fácil que con el tiempo o algún ardid lo consiga Con este grafismo explica un policía como el supuesto anonimato de la red se convierte con frecuencia en un caldo de cultivo delictivo ideal. El último caso destapado por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía lo corrobora. Los agentes recibieron una denuncia presentada por unos padres de Tarragona. Aseguraron ser víctimas de un extorsionador a quien ya habían pagado 4.700 euros para evitar que difundiera fotos de sus dos hijas de 12 y 16 años en la red o que las enviara a conocidos y amigos, tal y como amenazaba. Antes había seducido a las chicas valiéndose de programas de mensajería instantánea y había conseguido fotos y vídeos de las hermanas de contenido sexual. Ahora quería más dinero. Los agentes de la Brigada Tecnológica se pusieron manos a la obra ante lo que parecía un nuevo caso de grooming como se conoce en el argot a esta práctica. El individuo buscado se hacía pasar por varias personas, pero algunas coincidencias detectadas apuntaban a que vivía en Perú. En paralelo se siguió la pista del dinero enviado por los padres al presunto delincuente y así se logró centrar el perfil del sospechoso en internet. Una vez identificado se solicitó, vía Interpol, la colaboración de la Policía peruana. Los funcionarios de ese país detuvieron a Ricardo Javier M. N. de 29 años, acusado de distribución de pornografía infantil a través de internet, extorsión de menores y exhibicionismo. Las niñas de Tarragona no han sido sus únicas víctimas. En el registro de su casa, los agentes comprobaron que ha actuado de la misma forma con otras menores. Los policías intentan averiguar la nacionalidad de las chicas, y no se descarta que haya más españolas. El peruano seducía a niñas- -lo único en común es que todas son menores de edad- -a través de programas de mensajería instantánea, tipo messenger y con amenazas crecientes conseguía que se desnudasen delante de la webcam. En el caso de Tarragona, primero convenció a la mayor de las hermanas. Logró algunas imágenes comprometidas y fue aumentando las coacciones para obtener una sesión de desnudo cada semana bajo la amenaza de enviar las primeras fotos a los contactos y amigos de la víctima- -se había hecho con su lista completa de sms- Pasado un tiempo le aseguró que iba a vender los vídeos, si la joven no le enviaba dinero y la convenció además de que se trataba de urgencias familiares. Asumió identidades distintas y bajo una de ellas contactó con la hermana de la primera víctima. Se hizo pasar por un hacker y le advirtió que borraría todos los datos del ordenador si no se desnudaba también ante la webcam y realizaba tocamientos en directo. La galería de mentiras se amplió hasta fingir ser un novio para mantener cibersexo y la parafernalia dio fruto, a tenor del número de vídeos pornográficos de menores que acumuló, así como el dinero que le envió la familia catalana. Se trata de la primera vez que unos padres ceden a un chantaje de este tipo, según la Policía. El individuo, muy peligroso, accedía a las niñas a través de mensajería instantánea de la red, muy utilizada por menores, se hacía pasar él mismo por menor falseando las imágenes y así se ganaba la confianza de las víctimas. Los funcionarios buscan al resto de las chicas. Farruquito atiende a los medios de comunicación a su regreso ayer al centro penitenciario EFE TV Lista de correo electrónico Farruquito pasará ocho horas en prisión tras lograr el tercer grado Ha cumplido un año y dos meses de los tres de su condena s Le fijarán el horario según su trabajo, porque baila de noche C. M. MADRID. El bailaor Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, -que cumple una condena de tres años de cárcel por el atropello mortal de un peatón, ir sin carné y no socorrer a la víctima- -ha logrado el tercer grado penitenciario por lo que sólo tendrá que pasar ocho horas en prisión cada día, el mínimo que marca el Reglamento. Instituciones Penitenciarias informó ayer de que ha concedido la progresión de grado al bailaor, tal y como había propuesto la junta de tratamiento de Sevilla II atendiendo a su buen comportamiento durante el año y pico que lleva internado. En estos casos, lo habitual es que los reos sólo regresen al centro penitenciario a dormir tras concluir su jornada laboral, pero el caso de Montoya presenta peculiaridades. El jueves el bailaor tendrá que pasar por la junta de tratamiento, demostrar que tiene un trabajo estable y presentar un plan del mismo, según fuentes de Instituciones Penitenciarias. En función de eso, los responsables del centro le diseñarán un horario que se ajuste a sus necesidades laborales, dado que la mayoría de sus actuaciones y galas tienen lugar por la noche. Otra cosa son los ensayos. Así, lo normal será que si vuelve a su actividad Farruquito pase parte del día en la prisión- -en el centro abierto que hay junto a la cárcel de Sevilla II- -y salga por la noche. de su progresión de grado y, según las fuentes consultadas, está eufórico Su estado de ánimo no pasaba por los mejores momentos, una constante desde que ingresó en la cárcel voluntariamente el 16 de enero de 2007, después de que la Audiencia de Sevilla confirmase su condena de tres años de cárcel por el atropello mortal de Benjamín Olalla cuando conducía su BMW sin tener carné de conducir ni seguro. Los hechos ocurrieron en septiembre de 2003. Junto a los tres años de cárcel por delitos de homicidio imprudente y omisión del deber de socorro, la sentencia del juzgado penal 8 de Sevilla le impuso dos multas de doce meses cada una, con una cuota diaria de 100 euros, lo que equivale a 72.000 euros. Farruquito fue condenado además a indemnizar con 102.483 euros a la viuda de la víctima y con 8.275 euros a cada uno de sus padres Desde el pasado noviembre el artista ha disfrutado de varios permisos penitenciarios, el último esta Semana Santa, cuando se le ha informado de la decisión de Prisiones. Su vida en Sevilla II ha transcurrido como la de cualquier interno; ha asistido a clases de escolarización, se ha mantenido al margen del resto de actividades del centro, sobre todo las más festivas, y ha contado con un apoyo incondicional de su amplio clan que intentaba verlo día sí y día no. Panaderos o limpiadores No sería un caso único. Otros reclusos en tercer grado como panaderos o limpiadores nocturnos comparten ese horario atípico. La única condición, como se ha explicado, es que el preso esté ocho horas dentro de las dependencias y que la actividad laboral que presente a la junta de tratamiento la cumpla de manera efectiva para lo cual se le puede controlar en cualquier momento. Juan Manuel Fernández Montoya ya ha sido informado Es la primera vez que unos padres ceden al chantaje en un caso de este tipo; las chicas tienen 16 y 12 años Destaca su buen comportamiento tras la progresión de grado; el bailaor está eufórico con la noticia