Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 25 s 3 s 2008 ABC AD LIBITUM IBARRETXE Y JUANA DE ARCO ESDE hace casi cinco siglos, desde que Juana de Arco luchaba para expulsar a los ingleses de Francia, no se veía a nadie tan entregado a la causa nacional y tan convencido de su misión histórica como Juan José Ibarretxe. A la Doncella de Orleáns, el Papa Benedicto XV la elevó a los altares, ¿quién consagrará el mérito y la gloria del Mozo de Llodio? Estas cosas del nacionalismo vasco, que siempre cursan desde el victimismo y con provocación, no se pueden tomar muy en serio. No se ajustan necesariamente a los patrones de la lógica y la razón y, para acercarse a su comprensión, hay que adiviM. MARTÍN nar las voces que, como a FERRAND la santa francesa, les llegan como inspiración a sus héroes y protagonistas. Después del severo castigo que en las últimas elecciones los ciudadanos vascos le han aplicado al PNV en la celebra, ción autocomplaciente del Aberri Eguna, el lehendakari y el presidente del partido en el que se integra, Iñigo Urkullu, han vuelto por donde solían. Es el momento, dice Ibarretxe, de dar un salto cualitativo porque Euskadi no es, ni será nunca, una parte subordinada de España Nadie lo pretende; pero, lo que no debiera olvidar quien es presidente del Gobierno de Vitoria es que la legitimidad que le asiste para serlo le viene, precisamente, de España. Es la Constitución del 78, y el Estatuto que de ella se deriva, la que sostiene la esencia del poder que unas veces ostenta y otras, muchas, detenta. Hasta ahora, la demanda del nacionalismo vasco ha sido la de ir incrementando su nivel de autogobierno; pero eso tiene su límite cuando ya se ha conseguido, prácticamente, todo el autogobierno. Y ahora, ¿qué? El hecho de que el PNV acostumbre a presentarse con dos cabezas, la de su presidente y la del lehendakari, añade confusión a cualquier diálogo que se establezca con ellos. Urkullu no quiere un pacto de rebajas a cambio de su apoyo a José Luis Rodríguez Zapatero y eso, supongo, quiere decir que el Estatuto de Cataluña les parece escaso, que quieren más. Un acuerdo no cepillado será, sin más, la independencia, la creación de un nuevo Estado. A Juana de Arco el duque de Bedford la quemó viva en la hoguera, en la Place du Vieux Marche de Ruán. Ibarretxe, que ya ha recibido más de un aviso de la base social que le sostiene, está viendo arder su propio prestigio. En tiempos de tribulación, y el presente lo es en la economía, no es cosa de andarse con encajes de bolillos. Los ciudadanos, incluso los muy separatistas, quieren jugar al soberanismo con el estomago lleno, las hipotecas pagadas y unos ahorritos bien guardados. Cuanto más alta es la renta de un pueblo menos intensa es su vocación por las aventuras históricas. Por otra parte, un gobierno socialista en Vitoria, que es hacia donde apunta el País Vasco, le dará mucho más sentido al PNV. VISTO Y NO VISTO ZAPATERO Y LA REVOLUCIÓN lución Francesa y han acabado zurciendo sueltos al pie de la A explicación de tanta religiosidad semanasanteletra de la Educación para la Ciudadanía, asignatura que no ra después de haber votado alegremente a Zapatero explica que la palabra Revolución aparece en el siglo dieestá en aquello que un socialista le dijo a Donoso ciocho con el Golpe de Estado del Estado Llano, miembro leCortés: gal de los Estados Generales de Francia, que se insubordina- -Jesucristo fue el primer Revolucionario del Mundo. y se atribuye ilegalmente la independencia de las otras insEs una frase que le pega a Bono repetirla. Ser guillotitancias gubernativas, dando lugar así a la Revolución Frannado antes que guillotinar dijo famosamente Danton, guicesa, es decir, a la farsa más absoluta de la Historia- -todo es llotinado, en efecto, por Robespierre, un zapaterín que en mentira en ella- cuyo único empeño consistió en la Asamblea Constituyente había combatido como jugar a parecer una revolución popular. a crímenes la pena de muerte y la guerra. No menos Los únicos frutos de la Revolución Francesa famosamente, siendo ministro de Defensa de Espaque tanto defienden las tricotosas de la zapateril ña, al dantoniano modo, declaró Bono: Prefiero Educación para la Ciudadanía fueron el terrorismorir a matar. Y a sus correligionarios se les saltamo y la gastronomía: eliminados por el terrorismo ron las lágrimas. Serían los mismos correligionalos señoritos de viejo paladar aristocrático, sus rios que a las puertas de una parroquia de Madrid, desperdigados cocineros no tuvieron más remedio en los tranquilos días del Frente Popular, exhibían que inventar la gastronomía al servicio del nuevo un Cristo con un letrero al pie: Eres de los nuesIGNACIO RUIZ apetito burgués, que hasta entonces no había sabitros. Por eso se entiende tan bien la respuesta que QUINTANO do del asado de buey más que por la receta en exáDonoso Cortés dio al socialista zumbón: metros de Homero ni de la receta del foie- gras más que- -Es cierto. Jesucristo fue el primer Revolucionario del por los versos satíricos de Marcial, por no hablar de las hoMundo. Pero Jesucristo no derramó más sangre que la suya. nestas sopas de ajo desglosadas en octavas reales por el geMas, como dice mi ensayista, esa necedad de empastenio sopista de don Ventura de la Vega. lar los conceptos es propia de todos los oradores... a ratos, y Un antropólogo del CSIC sostiene que nuestra sociedad de los oradores socialistas, siempre: busca como nunca el perdido sentido de lo sagrado, y quien- -En esa clase de revoluciones, como la Revolución Franviera bailar entre chonis y poqueros a la Esperanza de cesa, son especialistas los socialistas. Allí jamás los venceTriana en la Madrugá le dará la razón al antropólogo del remos: ellos las inventaron. CSIC, cuyo director, el inmunólogo Martínez A. parece, (Debería tenerse en cuenta esta observación, cuando se sin embargo, partidario de la teoría según la cual Jesucrisle piden ideas a la derecha oficial, que es una derecha, por to fue el primer Revolucionario del Mundo, única manera cierto, a la que le viene como anillo al dedo la última frase de inmunizar a la revolución de Zapatero, que sigue predominical, propiedad del portugués Gil Vicente, con que Riparando lo que Sócrates llama un gobierno encantador, cacardo Bada adorna su diana floreada para sus abonados: prichoso, pinturero, vario y ornamentoso, que dispense Debes hablar como vistes, o vestir como respondes. una especie de igualdad tanto a lo que es igual como a lo Si unos jueces dictaminan que la Educación para la Ciuque es entre sí desigual Un gobierno que eduque por cojodadanía no es sino alfalfa progresista para consumo de runes a los escolares en valores -los suyos- aunque, si un miantes democráticos, las tricotosas de la Revolución Franchico pegase a otro chico, la culpa sería de la madre del pecesa protestan airadamente contra una resolución que pogón, por falta de inculcación de educación y moderación ne en solfa las conquistas de la Revolución Francesa. La de costumbres en el agresor para la convivencia en valoverdad es quelas tricotosas de la Revolución Francesa emperes ¡La revolución! zaron zurciendo calcetines al pie de los patíbulos de la Revo- D L -Por ejemplo, necesito aparcar; entonces doy vueltas por la ciudad y mi gepe- ese me va indicando las calles donde están todos los aparcamientos completos.