Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos LUNES 24- -3- -2008 ABC Un joven tira piedras a los policías en los movimientos estudiantiles de París de 1968 ABC Francia liquida su espíritu del 68 Se cumplen cuarenta años del llamado Movimiento del 22 de marzo de 1968 germen del Mayo que Francia y el mundo vivieron peligrosamente: la última rebelión vista hoy con ojos críticos por muchos de aquellos intelectuales de a las barricadas ANTONIO ASTORGA MADRID. 22 de marzo de 1968. Oficina del Decano de la Universidad de Nanterre, en las afueras de París. Ocho jóvenes acaban de mirar y pintar los muros de su patria estudiantil con sentencias del calado: Tomemos en serio la revolución, pero no nos tomemos en serio a nosotros mismos y se hacen fuertes en el despacho. Quieren elevar al Decanato su enérgica protesta por el arresto de seis miembros del Comité Nacional de Vietnam. Entre los detenidos se encuentra un aprendiz de sociólogo llamado Daniel Cohn- Bendit, Dani el Rojo -hoy líder de los Verdes en el Parlamento Europeo- que organizó una huelga de 12.000 estudiantes en noviembre de 1967 para arremeter contra la masificación. 22 de marzo de 1968: nacía el espíritu de la rebelión del Mayo francés, con 12 millones de obreros en huelga, 122 fábricas ocupadas y estudiantes quemando las hogueras de las vanidades del viejo sistema. La mecha que prendió en Nanterre- -y que luego se propagaría por La Sorbona- -reaviva en Francia las ascuas del debate sobre el cuadragésimo aniversario de la revolución de Mayo de 1968. Pero la conmemoración se ha teñido de tintes críticos en algunos libros del centenar que se avecina. Ensayos, estudios, actos universitarios y reportajes recuerdan un Mayo del 68, cadáver exquisito sobre el que Nicolas Sarkozy le echó tres candados en la campaña electoral del pasado año: Hay que liquidarlo clamó. Quien sí parece liquidar parte de su obra es el icono de aquel levantamiento estudiantil del 22 de marzo de 1968: Daniel Cohn- Bendit, estudiante de origen alemán catalogado en aquellos días que conmocionaron al mundo como provocador anarquista quien descree rotunda y drásticamente cuarenta años después de aquellos meses de marzo y mayo del 68: Olviden, olvidad el 68. El 68 se ha acabado pide. Y agrega en un libro que se pondrá a la venta dentro de unas semanas: Eso no quiere decir que ese pasado esté muerto: está enterrado bajo cuarenta años que, desde entonces, han roturado y cambiado el mundo... Y sobre aquellos días de barricadas an- Cohn- Bendit: Olviden el 68 te la Soborna observa: Eran algo absurdo Desde su página web (http: www. cohn- bendit. de) insiste Dani ya el ex rojo No queda nada de Mayo del 68. Il ne reste rien de Mai 68! Y en un reciente diálogo detalló las contradicciones del 68: Querer emanciparse de la sociedad capitalista en nombre de la Revolución cultural china; como querer emanciparse del autoritarismo del gaullismo en nombre del Ché Guevara y de Fidel Castro, o combatir el totalitarismo en nombre de Vietnam del Norte y de la URSS, sí, ¡había que hacerlo! El libro de Daniel Cohn- Bendit se pregunta desde el mismo título Fautil liquider L esprit de mai Necesitamos liquidar el espíritu de Mayo recogiendo la bofetada que le dio Nicolas Sarkozy al Mayo del 68- y se compone de entrevistas realizadas a Dani el Verde por Stéphane Paoli y Jean Viard. Cohn- Bendit y el Movimiento del 22 de marzo querían una sociedad sin clases edificada sobre consejos obreros y un sentimiento utópico: que desaparecieran la división entre quienes dan las órdenes y quienes las cumplen. Dani el rojo De Nanterre a La Sorbona, que fue desalojada el 3 de mayo. Los estudiantes decidieron trasladar su movida al barrio latino. Los sindicatos convocaron una huelga general, las calles fueron tomadas, las fábricas ocupadas y el tiempo se detuvo en Francia. CohnBendit fue expulsado, lo que elevó aún más la cólera de los Aquiles estudiantiles que tomaron al asalto el anfiteatro de los sueños universitarios. Glucksmann explica a Sarkozy El periodista Gérard Gachet toma al asalto lo poco que queda de aquél espíritu del 68 con una obra de meridiano título: La grande arnaque La gran estafa André Glucksmann publica, junto a su hijo Rafael Glucksmann, Mayo del 68 explicado a Nicolas Sarkozy para quien pidió el voto. Para