Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 24- -3- -2008 RELIGIÓN www. abc. es religion 23 El Papa invita a contemplar a Jesús para entender el sentido del sufrimiento Benedicto XVI felicita una Pascua de esperanza bajo un tremendo diluvio en la plaza de San Pedro JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Hacía muchos años que un domingo de Pascua no se celebraba bajo un temporal como el que ayer descargó sobre la plaza de San Pedro durante la mayor fiesta del año litúrgico. El Papa propuso a los fieles considerar la lluvia como un don de Dios y señal de la gracia y les invitó a contemplen a Jesús para entender el sentido del sufrimiento Benedicto XVI felicitó las Pascuas en 63 idiomas, incluido el arameo, el idioma de Jesús, cuyo sonido incomprensible tenía algo de familiar. El Papa deseó en español una feliz fiesta de Pascua, con la paz y la alegría, la esperanza y el amor de Jesucristo resucitado y concluyó en latín con un vigoroso Resurrexi, et adhuc tecum sum. Alleluia! un verso del salmo 138 que centró su mensaje pascual. En la misa del Domingo de Resurrección no hay homilía, sino que el Santo Padre dirige un mensaje al mundo al término de la misa, felicita la Pascua e imparte la bendición Urbi et orbi Su mensaje de ayer fue una invitación a la esperanza y la generosidad pues la muerte y resurrección del Verbo de Dios encarnado es un acontecimiento de amor insuperable, es la victoria del Amor que nos ha liberado de la esclavitud del pecado y de la muerte. Ha cambiado el curso de la historia, infundiendo de modo indeleble un nuevo sentido y valor a la vida del hombre Mirando mucho mas allá de la plaza de San Pedro y de la Iglesia católica, el Papa se dirigió a los hermanos y hermanas cristianas de todas las partes del mundo, hombres y mujeres de ánimo sinceramente abierto a la verdad para suplicarles que nadie cierre su corazón a este amor que redime. Jesucristo ha muerto y ha resucitado por todos. ¡Él es nuestra esperanza! No es fácil mantener la esperanza cuando los promotores de la violencia y la muerte campan a sus anchas en tantos lugares, pero el Santo Padre invitó a contemplar a Jesús para entender el sentido del sufrimiento seguros que de ese modo podemos aliviar tantas heridas que continúan ensan- El Papa, ante el diluvio vivido ayer, propuso a los fieles considerar la lluvia como un don de Dios grentando la humanidad en nuestros días Benedicto XVI recordó que, mas allá del pasaje amargo de la cruz, Jesucristo es quien defiende a los débiles, proclama la libertad de los esclavos y consuela a los afligidos El Papa lamentó que demasiadas veces las relaciones entre los pueblos no están marcadas por el amor, sino por el egoísmo, la injusticia, el odio y la violencia. Son las llagas de la humanidad, abiertas y dolorosas en todos los ángulos del planeta aunque a veces se las ignore De hecho, al mencionar nombres, Benedicto XVI comenzó por Darfur y Somalia, dos regiones de desastre y genocidio a las que el resto del mundo ayuda mucho menos de lo que necesitan. El Papa mencionó también el martirizado Oriente Medio, especialmente la Tierra Santa, Irak, Líbano y, finalmente el Tibet, regiones para las cuales pido la búsqueda de soluciones que salvaguarden el bien y la paz Refiriéndose a las llagas de Jesucristo resucitado, el Santo Padre invitó a realizar gestos de amor y a luchar por la justicia como señales de esperanza en los lugares ensangrentados por los conflictos y donde se pisotea la dignidad humana Con tono vigoroso formuló su deseo de que precisamente en esos lugares se multipliquen los testimonios de mansedumbre y de perdón En caso contrario, los conflictos no terminarán y pasarán de generación en generación como una herencia envenenada y mortal. La Semana Santa de este año, marcada por el mal tiempo, ha tenido como protagonistas a la Iglesia de China- -presente en el Vía Crucis escrito AP Nuestra esperanza Descanso en Castelgandolfo y preparación del viaje a Estados Unidos J. V. BOO ROMA. Al cabo de una semana agotadora por el peso de las ceremonias, el frío y los disgustos, Benedicto XVI se trasladó ayer a Castelgandolfo para descansar unos días y preparar con calma los principales asuntos del segundo trimestre, entre los que destaca el viaje apostólico a Estados Unidos del 15 al 20 de abril, que incluye un discurso a la Asamblea General de Naciones Unidas. El Papa recitará hoy la oración mariana del Regina Coeli -que sustituye al Ángelus durante el tiempo pascual- -en la jornada de oración por los misioneros asesinados, que el año pasado fueron 21 en todo el mundo. Asia sumo ocho víctimas y América siete, pero hubo también dos en Europa, precisamente en España: Salvador Hernández Seller, capellán de inmigrantes, muerto el pasado mes de abril en su casa de Murcia, y Tomas Pérez, párroco de Villafranca de Córdoba, asesinado también en su casa el pasado mes de julio. Además, mañana martes se presenta en Moscú la edición en ruso de la segunda encíclica de Benedicto XVI, Spe Salvi que será comentada por el arzobispo católico Paolo Pezzi y por el padre Vladimir Shmalij, que es el secretario de la Comisión Teológica del Patriarcado ortodoxo. por el cardenal Joseph Zen Zekiun, obispo de Hong Kong- -y a los católicos perseguidos y oprimidos en numerosos países, como sucede en Arabia Saudí, mientras que otros estados del Golfo dan pasos hacia la libertad religiosa. El prólogo a la Semana de Pasión fue el asesinato del arzobispo de Mosul, pero también la apertura de un gran templo en Doha (Qatar) con capacidad para 2.700 fieles sentados- -lo cual le convierte en uno de los mayores del mundo- en terrenos cedidos por el emir. Ayer llegó, como todos los años, la felicitación de Pascua del patriarca de Moscú, Alexey II, quien expresa al Papa con toda mi alma, votos de alegría, salud y bendición divina por la santa Pascua En una línea muy cercana a la de Benedicto XVI, el patriarca de Moscú- -que es uno de los más reacios a normalizar las relaciones con Roma- -afirma que si la realidad que nos rodea es compleja, los cristianos estamos llamados a vencer el escepticismo, a superar todas las desgracias y dificultades, inspirándonos en la alegría de la Pascua y en la palabra de Jesucristo ABC. es Vídeo con la bendición de Benedicto XVI en español, en la plaza de San Pedro, en abc. es