Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN LUNES 24 s 3 s 2008 ABC CON CAJAS TEMPLADAS MIEDO A LA LUZ O pierdan de vista este neologismo: panicología. La disciplina ha irrumpido con fuerza para explicar los comportamientos de pánico de la sociedad, algo especialmente necesario cuando se roza el absurdo: en Estados Unidos, el miedo a volar que provocaron los atentados del 11- S llevó a mucha gente a cambiar el avión por el coche para ciertos desplazamientos. A consecuencia de ello, al año siguiente hubo 1.500 muertos más en las carreteras. El miedo resultó ser tan letal como la mitad de un 11- S, aunque los muertos en accidente de tráfico carecieran de la fuerza del aluvión terrorista. IRENE El miedo permite ver LOZANO la ilimitada destructividad de la estupidez humana. Si se preguntara a padres y madres acerca de las precauciones que toman por temor a que sus hijos puedan ser víctimas de abusos sexuales, muchos contestarían que evitan dejarlos solos, limitan sus salidas, y encargan su cuidado a algún familiar cuando salen a hacer recados. Pues bien, según las estadísticas, la abrumadora mayoría de los abusos sexuales a menores ocurren en el seno de la familia: un tío o un primo pueden ser más peligrosos que un desconocido y, sin embargo, gozan de toda confianza. Los accidentes laborales constituyen una grave amenaza que acecha emboscada en la rutina: el año pasado 1.152 personas murieron en España a causa del siempre desatendido riesgo que entraña trabajar. En 2006, el año de la psicosis de la gripe aviar, fallecieron 1.352 trabajadores, aunque suscitó mucha mayor atención aquel somormujo que pasó a mejor vida en un humedal de Álava a causa del virus H 5 N 1. La triste suerte del somormujo produjo un descenso brutal en el consumo de pollo; en cambio, la muerte de 1.352 personas no tuvo consecuencia alguna; que sepamos, no repercutió en el absentismo laboral lo más mínimo. Al contrario, la preocupación más extendida respecto al trabajo suele ser perderlo, pasando por alto los peligros de tenerlo. Algo parecido ocurre con los maridos. Lo de menos es que el temor nos induzca a tomar decisiones erróneas, la cuestión es que el miedo mismo es una emoción equivocada, fundada casi siempre en un error de juicio: el ser humano calibra mal los riesgos. Un defecto de fábrica que se agudiza hasta convertirse en trastorno en el caso del homo videns en la era del terrorismo. Los estrategas de los medios audiovisuales están comprobando que sus campañas de sobrecogimiento y espanto el célebre shock and awe de Dresde, Hiroshima o Iraq- producen rentables picos de audiencia. El exceso de noticias, la magnificación de riesgos irrelevantes, la distorsión de las amenazas, y su presentación fragmentada o descontextualizada, son fenómenos a los que la panicología deberá prestar atención. Y es probable que llegue a una conclusión inédita en la historia: los miedos más irracionales ya no nos asaltan en la oscuridad, sino en la luz. HAY MOTIVO RAJOY Y EL AUTODEDAZO N E mente a aquellos que le halagan. Ahora hay que enN algún sitio, Séneca afirmaba que cuando ya contrar un chivo expiatorio a quien cargarle el muerno nos quede ni una sola lágrima, aún tendreto, el ataúd y el catafalco. ¿Dónde va Vicente? A donde mos motivos para seguir llorando. Vaya por deva la gente. ¿Dónde va Mariano? Probablemente al lante que la cita no es exacta, pues el volumen que conguano. tiene la dichosa frase se ha ido a vivir su vida en los esLos sénecas de Génova saben que el porvenir será tantes y el comodín de Google -la farmacia de un valle de lágrimas, pero prefieren conformarse y guardia- -no aporta casi nada. Pero el estoico cordono pecar de audaces. Se trata, al fin y al cabo, de ir tibés venía a decir eso (con distintas palabras y con marando, de atrincherarse estoicamente en el yor enjundia, claro) y la sentencia titila todacarguillo (pues todos son carguillos, incluso vía en la semipenumbra de los desmemorialos cargazos) y de alternar los kleenex con dos. Lucio Anneo Séneca fue un prototipo, el papel de barba. Si Kennedy pedía a los norte avant- la- lettre de filósofo mediático. Se saamericanos que se preguntasen qué estaban có de la túnica los libros de autoayuda (las dispuestos a dar por su país y no qué es lo que Consolaciones como tales, no han sido supesu país estaba dispuesto darles, la contraseña radas) y muy probablemente, de haber nacido del Partido Popular se diría que es justo la conhoy, estaría en la tele facturando una pasta. traria. Lo importante no es aprender de los Aunque tampoco es que en su día anduviera TOMÁS errores, ni practicar la autopsia al descaladescalzo. Séneca era un ejemplo del hijo de paCUESTA bro, ni separar el poco grano del aluvión de papá que sale espabilado. Elocuente, sagaz, calja. Lo único importante es pillar un buen sitio para orculador, brillante, menos escrupuloso de lo que se le deñar la vaca y una parcela de poder que sea inexpugsupone por su fama, sobrevivió a Calígula, le dobló el nable. Lo esencial, en resumen, es el ordeño y mando. pulso a Claudio, gobernó con Nerón, con él llenó sus Enfrente de esas oscuras maniobras que orquesarcas, y si éste, por último, le obligó a suicidarse es tan el Gobierno y sus panzers mediáticos, hay diez porque conocía a su maestro y temía sus dotes de inmillones largos de españoles que han dado la cara en trigante. las peores circunstancias y que no entenderían una Si hubiese que definir el estoicismo sin recurrir a riña de patio. Ni la perdonarían, que esa es otra y más la jerga y los palabros podríamos quedar en que no es grave. Si don Mariano Rajoy- -con el que Aznar, en otra cosa que ponerse la venda antes de la pedrada. cierto modo, puso el dedo en la llaga- -se ratifica en Un estoico es aquel que domestica los pesares en vez junio con un autodedazo, él sabrá lo que hace. El persode hacer la guerra contra un destino infausto. Adminal, sin abjurar del senequismo, tiene una paciencia rable disposición, qué duda cabe, hasta que se conlimitada y, a lo peor, podría mosquearse. Séneca pervierte en refugio de caguetas y coartada para los pusidió su postrera batalla abriéndose las venas en un balánimes. El espectáculo que está dando el PP desde ño templado, con grandeza patricia y desdeñosa eleque fue por lana y salió trasquilado es una traca de segancia. Sobrevivió a Calígula, se choteó de Claudio y nequismo todo- a- cien con chisporroteos a lo Sachertan sólo Nerón consiguió doblegarle. Es evidente que Masoch. Vendrán más años malos y nos harán más Zapatero no es Nerón, pero- -si nadie se lo impide- -ciegos; vendrán más años ciegos y nos harán más mapuede quemarnos la barraca. Y no pretenderá el selos La profecía de Ferlosio vuelve a dejarse oír igual ñor Rajoy que sofoquemos el brasero con nuestras que un ritornello obsesionante mientras Rajoy ha propias lágrimas. Mueve usted, don Mariano. optado por refugiarse en la ceguera y escuchar única- -No me gusta que ETA mate, pero, fíjate, esa gente atenta contra quienes no comulgan con nuestra idea de una patria independiente vasca.