Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL DOMINGO 23 s 3 s 2008 ABC Brown y Sarkozy preparan una alianza para vender nucleares en todo el mundo Un acuerdo en la cumbre del jueves en Londres podría alumbrar un nuevo eje anglo- francés, en detrimento del franco- alemán EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Francia y el Reino Unido están cimentando alianzas que podrían derivar en un eje franco- británico en el seno de la Unión Europa si las aproximaciones que están realizando Gordon Brown y Nicolas Sarkozy consiguen una continuidad. La cooperación más sustancial será acordada en la cumbre bilateral de esta semana entre ambos países: el desarrollo conjunto de una nueva generación de centrales nucleares y la venta de esa tecnología en todo el mundo. El Gobierno británico ha dado por terminada la moratoria nuclear tácita que existía en el Reino Unido y Gordon Brown ha anunciado la próxima construcción de nuevos reactores, siguiendo una política cuyos pasos preliminares ya había dado su antecesor en Downing Street, Tony Blair. Para el desarrollo del sector nuclear, que supone el 20 por ciento de la producción eléctrica del Reino Unido, Londres cuenta en parte con la experiencia de Francia, donde el 80 por ciento de la electricidad tiene ese origen. Además de que la energética francesa EDF, ya presente en el mercado de la isla, construirá algunas de las nuevas plantas británicas, ambos Gobiernos estudian cerrar un acuerdo de colaboración tecnológica para la venta de reactores nucleares a otros países en los próximos quince años, de acuerdo con la información publicada ayer por The Guardian El interés internacional en reducir las emisiones de carbono en un 50 por ciento hacia 2050, de acuerdo con los compromisos adquiridos en Kyoto, beneficia una nueva era de las centrales nucleares. miento al Reino Unido de Gordon Brown. Fuentes oficiales francesas han indicado a The Guardian que Sarkozy ve a EE. UU. Reino Unido y Francia como los tres centros de la libertad en el mundo. Su aproximación al mundo anglosajón se produce cuando en el Reino Unido ya no existe el liderazgo de Blair, que podría rivalizar en protagonismo con Sarkozy, y cuando Brown, carente del carisma de su antecesor, necesita algún socio tras el que tapar su poco entusiasmo europeo. Curiosamente, la cumbre tendrá lugar en el estadio del Arsenal, equipo de fútbol del norte de Londres que está al mando del entrenador francés Arsene Wenger. Las dificultades para solidificar un eje franco- británico residen principalmente en que los compromisos de Londres con cualquier socio de la Unión Europea nunca son absolutos. Así, Francia ha reconocido cierta decepción por la poca alegría mostrada por el Reino Unido ante el anuncio de Sarkozy de que Francia volverá a la estructura militar de la OTAN. Sarkozy aprovechará su cita del jueves con Brown para anunciarle privadamente su intención de tomar un papel más determinante en Afganistán. La cumbre pondrá un especial acento en la cooperación en la lucha contra la inmigración ilegal, algo que focalizará la presidencia francesa de la UE para el segundo semestre de este año. Una medida concreta será compartir aviones para la repatriación de inmigantes, que partirán de Londres y harán escala en Francia antes de ir a sus destinos. Policías y prensa rodean el vehículo acribillado a balazos del director del principal canal de TV de Daguestán, Gadzhí Abashílov, de 58 años, muerto en el ataque. Otro periodista, Iliás Shurpáyev, de 32 años y que trabajaba para el canal 1 de TV, fue asesinado en Moscú AP Asesinados otros dos periodistas rusos que informaban sobre el Cáucaso Norte RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. La veda se ha levantado y los periodistas vuelven a ser asesinados en Rusia como conejos. En menos de 24 horas, dos informadores rusos fueron liquidados. El primero, Iliás Shurpáyev, corresponsal del canal 1 de la televisión rusa y con 32 años de edad, fue estrangulado y apuñalado en la noche del jueves en su domicilio de Moscú. El segundo asesinato se produjo el viernes en la república caucásica de Daguestán, vecina de Chechenia. La víctima ha sido Gadzhí Abashílov, de 58 años, director del principal canal de televisión daguestaní. Shurpáyev era oriundo de Daguestán e informaba habitualmente sobre la situación en el Cáucaso Norte, por lo que no se descartaba que los dos crímenes pudieran estar relacionados. La Policía ignoraba quiénes eran los homicidas y el propósito con el que mataron. El cadáver de Shurpáyev fue encontrado cuando los bomberos fueron a extinguir el fuego que sus asesinos provocaron para borrar toda huella. Tenía todavía al cuello el cinturón con el que le ahogaron. Abashílov fue acribillado a balazos en el interior de su vehículo después de comprar en un supermercado del centro de Majachkalá, la capital de Daguestán. Su cuerpo fue enterrado ayer según el rito musulmán. La familia de Shurpáyev esperaba a que le fuera entregado el cadáver una vez practicada la autopsia. Se confiaba en que sus restos mortales llegasen a Majachkalá el lunes para recibir sepultura. La cumbre franco- británica que se celebrará en Londres tendrá el lado morboso de que la nueva esposa del presidente francés, Carla Bruni, acompañará a Sarkozy y dormirá en el castillo de Windsor, residencia de una de las familias que más páginas llenan en las revistas del corazón. Pero en el plano político también tendrá su simbolismo, pues marcará un momento clave en el alejamiento que Sarzoky está ejecutando respecto a la Alemania de Angela Merkel para escenificar un acerca- Bruni en Windsor Es sintomático que Anna Politkóvskaya, muerta a tiros en el portal de su casa en octubre de 2006, también estaba especializada en informar de la situación en Chechenia y en las repúblicas circundantes. Y es que en esa zona de Rusia las fuerzas de seguridad actúan como auténticos escuadrones de la muerte. Poner al descubierto sus fechorías supone un alto riesgo de sufrir represalias. Las autoridades locales, sin embargo, dicen que no hay que descartar que los asesinos hayan podido ser activistas islámicos. Los habitantes de repúblicas como Chechenia, Daguestán o Ingushetia están hartos de tanta violencia, da igual que venga de la guerrilla o de la Policía y el Ejército ruso.