Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL La independencia de Kosovo DOMINGO 23 s 3 s 2008 ABC Serbia, provoca que algo queda No hay plan secreto para dividir Kosovo asegura el presidente serbio, no sin reconocer un limitado control sobre su Gobierno. Que su ministro encabezara las violentas protestas de Mitrovica retoma un viejo recurso local: Peor es mejor RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Con o sin premeditación, el resultado es un agente ucraniano muerto y 60 internacionales y 80 serbios heridos, algunos de gravedad. El ministro implicado acusa naturalmente a la OTAN: Tenemos pruebas de que alguien deseaba un conflicto para declarar el estado de guerra Pero que los partidos en Serbia sigan, 20 años después, sin saber qué hacer con Kosovo, no impide a servicios secretos, veteranos y mafias suministrar armas a los serbios, según la vieja norma del autarca Milósevic: Los serbios deben ayudarse entre sí, pero Belgrado está por la paz Hay quien vea este desarrollo como efecto del reconocimiento internacional de la paulatina desagregación de Kosovo, que sigue como una cereza a las anteriores, pero no todos los levantamientos armados en la antigua Yugoslavia fueron orquestados, no por la gente, sino en capitales, en su mayoría en la de Serbia. Y si hasta este diario ha podido ver desde hace meses a policías de Serbia de paisano y reservistas llegando a Mitrovica, raro es pensar que vinieran de vacaciones. Conspiracionismo aparte sobre el control de las minas y siderurgia locales, partidos y políticos serbios barajan abiertamente desde hace años la contingencia de quedarse en su caso con lo que se pueda de Kosovo- -como antes de la antigua Yugoslvia- -sea por la vía histórica, por la territorial, la étnica, la religiosa, la legal o la que mejor cuadre. Que algunas se impugnen entre sí no contradice la sola intención de obtener algo, políticamente vendible. El ex juez serbio local Nikola Kabasic argumenta en la prensa: que se independicen (los albanokosovares) si quieren, pero no en territorio serbio dando a entender que Mitrovica- -ya no Kosovo- -lo es. Sobre el reciente asalto a los juzgados añade que un tribunal debe pertenecer a la comunidad en que está lo que no le preocupaba cuando la población era albanesa y los magistrados serbios. Ya tenemos una partición efectiva ¿porqué seguir juntos? Lo mismo preguntaban antes los albanokosovares, para ira serbia, además de ignorar que dos de cada tres serbios no viven en Mitrovica sino en el resto de Kosovo. Soldados españoles de la KFOR patrullan el norte de Mitrovica, bajo dominio serbio La retoma del edificio por la policía internacional y tropas francesas y españolas de la OTAN produjo la mayor batalla entre serbios e internacionales desde la toma de la provincia en 1999. Tras 150 heridos y 72 horas de intentos pacíficos, la ONU explica que, pruebas de que prepararían una segunda operación contra otro edificio, no nos dejó otra alternativa que zanjar el precedente. Significativamente, horas después tres principales vecinos- -Hungría, Croacia y Bulgaria- -anunciaron el reconocimiento de Kosovo. El International Crisis Group lo había recomendado en su balance, a un mes de la independencia, por evitar el riesgo real de una buscada congelación del conflicto tipo Alto Karabaj. Acusa a Belgrado de empujar a los serbios a romper toda relación con las instituciones locales y la misión de la UE y los liberales serbios creen que este Gobierno intenta encubrir la derrota y pérdida de Kosovo empujando a los serbios a la violencia AP SERBIA Istok Mitrovica Mitrovica, donde el muro es un puente R. V. BERLÍN. A orillas del río Ibar, Mitrovica es un antiguo asentamiento en la llanura kosovar aunque ese nombre lo toma sólo durante la dominación bajomedieval serbia, por la iglesia local de San Demetrio de Salónica. La ahora ambicionada explotación minera de Zvecan, que pasó a ser la primera industria de Kosovo, sólo fue puesta en marcha en el siglo XIX. Hace medio siglo la población local se repartía entre un 57 por ciento de albaneses, un 36 por ciento de serbios y un 10 por ciento de gitanos, musulmanes y turcos. Pero al comienzo de la guerra, en 1998, los albaneses eran un 81 por ciento y los serbios un 9 por ciento (10.500 habitantes) La lengua franca en el barrio viejo y entre los vecinos más antiguos había seguido siendo siempre el turco. Tras la guerra y las expulsiones, la OSCE calcula que hay 40.000 serbios en el norte y 80.000 albaneses al sur del río Ibar. Para clarificar las líneas, muchos se expulsaron unos a otros y ocupan ahora sus pisos o no pudiendo más regresar a sus casas en el lado opuesto. Las minorías, en tanto, se han visto diezmadas y el 77 por ciento de la población está en paro. El portavoz de la policía kosovar al sur del Ibar, Besim Hoti, da el solo toque de optimismo al notar que para la seguridad y el futuro es muy importante que esta vez, al menos, no ha habido enfrentamientos entre las comunidades Pues nada vuelve a ser ya igual cuando la sangre llega al río. Pristina KOSOVO ALBANIA MACEDONIA 0 Km 40 EUROPA El penúltimo intento Provoca que algo queda es para la veterana experta balcánica, Renate Flottau, la única estrategia política serbia, ahora como hace años y a cualquiera que sea el precio Incluida la caída del Gobierno serbio, el deterioro de la imagen o un retroceso a los años negros. La estrategia ha sido cuanto peor, mejor y para ello siempre hay dispuestos a colaborar: algunos albanokosovares no objetarían a que Mitrovica se fuera, dando así pie para la secesión del valle de Preshevo (sur de Serbia, 60 por ciento albaneses) El ataque a los juzgados, de cuya orquestación la ONU acusa a Belgrado, es para los expertos el penúltimo intento irredento por afirmar algún control sobre algo de Kosovo, y boicotear la integración serbia en las instituciones kosovares. La Duma rusa insta a Putin a reconocer la independencia de Abjasia y Osetia del Sur R. M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Los diputados de la Duma, la Cámara Baja del Parlamento ruso, aprobaron el viernes una resolución en la que piden al presidente Vladímir Putin y al Gobierno que reconozcan la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur. El Gobierno de Estados Unidos, por su parte, desaconseja al Kremlin dar semejante paso. Rusia cometería un grave error y se crearía un serio problema a sí misma si reconoce a Abjasia y Osetia del Sur advirtió el secretario de Estado adjunto norteamericano, Daniel Fried, durante una intervención televisiva. Ambas regiones se separaron de Georgia tras sendas guerras acaecidas a comienzos de la década de los años noventa y el ejemplo de Kosovo ha llevado a sus dirigentes a solicitar también para ellos el reconocimiento internacional. Hace menos dos semanas, el representante de Rusia ante la Alianza, Dmitri Rogozin, afirmó que Moscú reconocerá a las dos provincias tan pronto como Georgia ingrese en la OTAN. ABC