Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 23 s 3 s 2008 ABC AD LIBITUM CATALUÑA Y EL PP DE RAJOY UANDO hablamos del problema catalán que es sÓlo una parte del inmenso problema español, son muchos quienes se remontan a Wifredo I el Velloso y a los condados de Urgel y Cerdaña. La historia que nos afecta tiene un arranque mucho más próximo. Comienza diez siglos después, cuando, a finales del XIX, Valentí Almirall deserta del federalismo republicano para impulsar el catalanismo. Bonaventura Carles Aribau, ¡que había fundado en Madrid, con Manuel Rivadeneyra la Biblioteca de Autores Españoles cuando redacta su Oda a la Pátria, el himno fundacional del fenómeno, lo hace en leM. MARTÍN mosín- -en llemosí soná FERRAND meu primer vagit, quan del mugró matern la dolca llet bevía... -porque en aquellos tiempos, germinales de La Renaixença, los catalanes más fervorosos de serlo, tal que Manel Milá Fontanals o Joaqim Rubio Ors, decían hablar el dialecto provenzal propio de la región de Limoges. El Centre Catalá de Almirall ya impulsó un maridaje, esencial en la definición el catalanismo vigente, en el que la defensa de la cultura y la lengua van del brazo con los intereses económicos de Cataluña. De hecho, la demanda proteccionista de la burguesía industrial catalana, entonces motor y ahora consecuencia del juego diferenciador, es el eje en el que, algunos, cuelgan la idea separatista que será tan buena como quieran y expresen los ciudadanos de las cuatro provincias catalanas, pero que carece de los antecedentes históricos que esgrimen, con más ruido que razones, algunos feroces- ¿profesionales? -de la causa. Uno de los problemas que el PP viene arrastrando en Cataluña, donde José Luis Rodríguez Zapatero le toma a Mariano Rajoy la distancia que le permite gobernar, reside en que no ha sabido mantener sus posiciones políticas del modo en que lo hacía Alex Vidal- Quadras, en la línea de los planteamientos históricos que van más arriba, y optó por los rotundamente catalanistas de Josep Piqué. Ahora, para que el error sea mayor, Daniel Sirera ha optado por el término medio. Algo que parecerá muy centrista pero que suele ser el fruto de la pereza mental, la falta de valor cívico y un siempre sospechoso afán acomodaticio. Una de las estrellas del PP de Sirera, que ya lo fue de Piqué, Montserrat Nebrera, le ha dicho a TV- 3 que José María Aznar es un jarrón chino algo de valor para lo que no es fácil encontrar emplazamiento. Lo del jarrón chino para señalar a los ex presidentes de Gobierno ya lo dijo Felipe González y, sobre todo, mal va Rajoy si, lejos de ejercitarse en la autocrítica a puerta cerrada, permite un festival de descalificación de sus mayores. En Cataluña es donde Rajoy luce su máxima debilidad. El viento del nuevo catalanismo tiende a expulsar al PP de Cataluña y eso no se remedia con salidas de pata de banco. Hace falta rigor. Incluso cuando se descansa de haber perdido. PROVERBIOS MORALES DISTANCIA po Nacional de Policía. Además, mis antiguos colegas RESCIENTOS kilómetros al norte de mi casa esdel departamento de mi antigua universidad que orgatuvo mi casa. Trescientos kilómetros hoy no son niza el homenaje a mi antiguo amigo, el catedrático fanada. Hora y media en AVE cuando lo pongan, llecido, me han tranquilizado. No me retiran la invitacincuenta minutos en vuelo comercial. Sin embargo, la ción porque me consideren persona no grata, sino tan distancia es para mí insalvable. Puedo ir, en efecto, a sólo porque soy una persona molesta. Conflictiva. La ver dónde estuvo mi casa. Si quiero hacerlo, sólo tengo prueba es que habría tenido que acudir al homenaje que llamar al inspector B, que montará de inmediato el acompañado de dos o tres funcionarios del Cuerpo Nadispositivo de seguridad. En el mismo aeropuerto me escional de Policía. perará un coche con dos o tres funcionarios del Trescientos kilómetros al norte de donde viCuerpo Nacional de Policía, que me llevará a vo- -es decir, donde estuvo mi casa- no se puedonde yo quiera. Por ejemplo, a visitar a mis pade guardar un minuto de silencio en un estadio dres. Mis padres viven a diez kilómetros del aede fútbol, como homenaje póstumo a un conceropuerto. Estos días pasados de Semana Santa jal asesinado por ETA, porque medio estadio habrían sido perfectos para visitar a mis paabronca al otro medio, a los silenciosos, y vitodres. No los veo desde hace tres años, aunque sórea a los asesinos. Medio estadio lleno de persolo vivimos a trescientos kilómetros de distannas ni molestas ni conflictivas. El conflicto les cia. El miércoles murió mi tía monja, en AlicanJON es impuesto desde el Estado, como repetirán te. Tenía ochenta y siete años, cuatro más que JUARISTI hoy sus líderes políticos en las celebraciones mi padre. Ahora, de los once hermanos que fuedel Día de la Patria, Aberri Eguna en la jerga falsamenron, sólo quedan dos. Me habría gustado visitar, estos te vernácula que aprenden los niños en las escuelas, días, a mi padre, pero para qué voy a estropearles las vatrescientos kilómetros al norte de mi casa. El presidencaciones a dos o tres funcionarios del Cuerpo Nacional te del gobierno autónomo, del gobierno que manda en de Policía. ese sitio donde estuvo mi casa, el presidente elegido por Contaba con ver a mis padres dentro de un mes. Un la mayoría de los ciudadanos de ese sitio donde tendepartamento de la que fue mi universidad me había indrían que acompañarme a ver a mis padres dos o tres vitado a participar en un homenaje a un catedrático refuncionarios del Cuerpo Nacional de Policía, volverá cientemente fallecido, que fue mi amigo mientras vivió. hoy a plantear su propuesta para terminar con el conLa que fue mi universidad está a tres kilómetros de la caflicto. O sea, que la gente de ese sitio decida libremente sa de mis padres. A los funcionarios del Cuerpo Nacioqué relaciones quiere tener con el Estado que les imponal de Policía que me habrían trasladado del aeropuerne el conflicto. to a mi antigua universidad no les habría importado Trescientos kilómetros al norte de donde está mi cadesviarse de la ruta establecida durante, digamos, mesa, en el sitio donde estuvo mi casa, vive una mayoría de dia hora, para que yo pudiera visitar a mis padres, pero gente silenciosa, acobardada, proterva, embrutecida, el departamento de mi antigua universidad que me hadañina y además estéril en todos los sentidos de la palabía invitado ha decidido retirarme la invitación, y me bra. Ni siquiera se reproduce. Y yo me planteo hoy qué lo han hecho saber con tiempo suficiente para que yo adrelaciones quiero tener en el futuro con esa gente y con vierta al inspector B de que ese día, el del homenaje, no sus instituciones y con su universidad, y me sorprendo voy a necesitar los servicios de los funcionarios del diciéndome que ninguna, salvo esta bendita distancia Cuerpo Nacional de Policía. Es un alivio. No me gusta de trescientos kilómetros. molestar a la gente, y menos a los funcionarios del Cuer- C T