Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es cine VIERNES 21 s 3 s 2008 ABC Irak: cine sin recompensa Esta guerra no es rentable en taquilla. Los americanos pueden estar divididos en muchos asuntos, pero parecen estar de acuerdo en no comprar entradas de ninguna película que verse sobre la guerra decía The Guardian tos detractores como acérrimos seguidores) Lo que empezó siendo un territorio donde el género documental ondeaba la bandera negra (la de los que luchan hasta el último hombre) con piezas sobre Fallujah La batalla de Fallujah o Fallujah: la masacre oculta la situación médica en Irak (el impresionante Baghdad ER producido por HBO) la vida de los soldados en su vuelta a casa (el espeluzante Body of war el intento de manipulación de los medios de comunicación y el papel de algunas cadenas de televisión en la guerra Control room o Redacted de Brian de Palma) terminó convertido en un océano de referencias que ha salpicado superproducciones Syriana o La guerra de Charlie Wilson dramas Rendition o Grace is gone y películas de acción The kingdom e involucrando a nombres de la talla de Michael Mann, Tom Cruise, Robert Redford o Meryl Streep, todo ello- -eso sí- -con un delicado manto de sutileza, ya que como señalaba el periodista Edward Helmore en el rotativo inglés The guardian hace sólo unos meses, la guerra no es un asunto rentable en la taquilla. Los americanos pueden estar divididos en muchos asuntos, pero parecen estar de acuerdo en una cosa: no comprar entradas en ninguna película que verse sobre la guerra decía Helmore. De esta manera, la indiferencia funciona a modo de palanca y las películas con sujeto delicado acaban cediendo su lugar a la placidez de la comedia con palomitas. La entrada en el juego de activistas (o manipuladores, hay adjetivos para todos los gustos) como los citados Brian de Pal- TONY GARCÍA Como espejo ocasional de lo que sucede en el planeta el mundo del cine se ha hecho eco en los últimos años de lo que viene sucediendo en Irak. Un género a la baja por la falta de complicidad del público occidental, con sobredosis- -por vena televisiva- -de un asunto sin visos claros de caducidad. Cantaba Tom Waits en Way down in the hole que había que mantener al diablo abajo en el agujero Y eso hicieron los tipos que se encargan de vigilar el caldero del séptimo arte, allá entre las colinas de Hollywood cuando un tejano de pura cepa decidía cinco años atrás que había que invadir Irak. Ha pasado un lustro, y desde entonces no hemos parado de mascar estadísticas, ese instrumento inútil que no duele ni grita, que ni siquiera protesta, estadísticas con curvas arriba y abajo, que dejaban claro que aquello era poco más que un matadero. Algunos en los Estados Unidos cansados del eterno chicle periodístico de las victimas a doble página cogieron sus cámaras, y ¡vualá! sub- género al canto. Si hubo que esperar casi una década para que Ford Coppola o Cimino patearan el culo a la guerra de Vietnam, la espera para Irak ha sido más breve, y por qué no decirlo, menos afortunada. En primer lugar, estas películas no interesan al gran público norteamericano, a nadie le gustan las derrotas cuando aun se está en el terreno de juego, y en segundo lugar- -artísticamente hablando- -no parece que ninguno de estos filmes tenga ganado un lugar en el paraíso de los cinéfilos (excepto quizás El valle de Elah de Paul Haggis, que tiene tan- Tommy Lee Jones y Susan Sarandon en la película sobre Irak El valle de Elah de Paul Haggis ma o Paul Haggis no ha servido para subir las apuestas. La experimental Redacted no llegó a los 25.000 dólares en taquilla y ni siquiera las críticas fueron tan positivas como se esperaba; y en cuanto a El valle de Elah fue ignorada sistemáticamente en los Oscar (a pesar de Tommy Lee Jones y Susan Sarandon) y su recaudación no llegó a los 7 millones de dólares. Otros, como el documentalista Errol Morris y su Standard Operating Procedure (un documental con hombreras de superproducción visto en la última edición de la Berlinale que luce decepcionamente flácido) y propuestas comerciales como Grace is gone (un hombre que ha perdido a su esposa en Irak se lleva a sus hijas de viaje para encontrar la manera de comunicarles la perdida) y Rendition (una mujer descubre que su marido podría ser un terrorista) no contribuyen precisamente a solidificar un asunto tan delicado y con ramificaciones en todos los ámbitos de la sociedad. El 15 de diciembre de 2006 se estrenó en Estados Unidos Home of the brave (en España Regreso al infierno la primera película salida de uno de los grandes estudios que giraba entorno a la guerra de Irak. La revista Premiere tituló al respecto: ¿Demasiado pronto? Probablemente la respuesta siga siendo la misma que en aquel entonces. Ahlaam Irak 2005 110 minutos Género- -Drama DirectorsMohamed Al Daradji Actores- -Aseel Adel, Bashir Al Majid, Mohamed Hashim Esperar una década La guerra de Irak es un género a la baja por la falta de complicidad del público occidental, con sobredosis- -por vena televisiva- -de un asunto sin visos claros de caducidad Ninguno de los filmes ha tenido fortuna 55 días en Bagdad ANTONIO WEINRICHTER ¡Una producción iraquí, filmada en las calles y casas de Bagdad a lo largo de 55 días de 2004, un año después de la liberación invasión! Mucho se agradece, después de todas las imágenes que hemos visto, en la CNN o en Al- Yazira, que sólo buscan noticias de destrucción y de atentados y cuyos protagonistas sólo interesan co-