Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 INTERNACIONAL Cinco años de la guerra en Irak VIERNES 21 s 3 s 2008 ABC Rafael L. Bardají LA LIBERTAD, UNA CAUSA NOBLE l tantra usado por la izquierda infantil para hipnotizar al país entero fue Aznar mintió y la gente murió pero es tan indemostrable como falso. Es verdad que no se encontraron las armas de destrucción masiva que todo el mundo, cinco años atrás, creía que tenía Sadam. Y todo el mundo va desde Bush y Blair a Putin, Chirac, los propios generales iraquíes y hasta el mismísimo Rodríguez Zapatero, quien el Congreso no lo discutía sino que pedía más tiempo para que los inspectores le desarmaran. La doctrina oficial de la Internacional Socialista, dicho sea de paso. En cuanto al segundo aspecto, que el 11- M fuera el lógico resultado del apoyo al derrocamiento de Sadam Hussein, que no a una guerra donde España no participó, está también muy lejos de resultar cierto, a tenor de los continuados esfuerzos del jihadismo global para volver a atentar en nuestro suelo. España es su diana por muchas otras razones, más poderosas, que Irak. Desde estar en Afganistán a ser, a sus ojos, Al Andalus, tierra a recuperar. Ahora se cumplen ya cinco años de la intervención, pero también es a la vez el primer aniversario de algo que los detractores de la guerra no quieren ver, el de la puesta en marcha de la nueva y exitosa estrategia americana en Irak. Por primera vez en mucho tiempo Al Qaida en Irak está bajo mínimos, el ejército Mahdi se mantiene calmo, las tribus suníes colaboran con el proceso político y es posible empezar a hablar de una mejora en la seguridad, en el entendimiento entre las partes y de mayores perspectivas para la recuperación económica. No es una situación aún normal, pero es mucho mejor que hace quince meses y más prometedora. Quienes comparan la coyuntura actual con las condiciones de vida bajo Sadam se están haciendo trampa. Lo que habría que comparar es lo que tenemos con lo que podría haber sido un Irak bajo Sadam, uno de los peores sátrapas de la Historia, libre de sanciones y constreñimientos. La libertad para el pueblo iraquí es una causa noble. ¿Qué está haciendo usted por ella? E El carmelita español Manuel Hernández, el último misionero que permanece en Bagdad ABC Cristianos en vías de extinción Ha plantado cuarenta colchones en el patio de su parroquia para que algunos de los fieles que vienen de lejos a los Oficios de Semana Santa pasen la noche. El relato del padre Hernández es sencillo, pero no lo es el heroísmo de los cristianos que resisten en Irak POR M. AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL BAGDAD. Dos grandes barreras amarillas bloquean el paso a la iglesia de los carmelitas situada a las puertas de la Zona Verde de Bagdad. Es la única protección del templo donde desde hace cinco años trabaja el misionero español Manuel Hernández (Guadalix, 1940) el último misionero que resiste en la ciudad. Como buenos carmelitas deberíamos tener a la Virgen del Carmen, pero tenemos a Fátima y como a los musulmanes les suena a la hija de Mahoma, pues parece que nos respetan comenta mientras inspecciona las grietas cada vez más numerosas en el techo. Lo hemos cambiado en dos ocasiones, pero con las continuas explosiones se estropea mucho explica. Junto a la iglesia, perfectamente camuflada en un ladrillo color tierra, se encuentra un pequeño patio donde se han preparado cuarenta colchones para que algunos de los fieles que acudan a las celebraciones de la Semana Santa puedan quedarse a dormir a salvo. Esta etapa bagdadí le llega a punto de cumplir los 68 años y tras una dilatada experiencia en Kenia o la República Democrática del Congo, donde vivió los años más duros de Mobutu, por eso piensa que la única solución con los dictadores es echarlos del poder. Aunque ahora parezca incorrecto decirlo, respaldo las palabras de George Bush y pienso que a largo plazo supone lo mejor para el país, aunque el precio que están pagando los iraquíes, de momento, es altísimo nidad. Regresó al país el 12 de marzo y nada más aterrizar le informaron del asesinato del arzobispo caldeo de Mosul, Boulos Faray Rahho, fue un duro golpe, pero con él también murió más gente y debemos acordarnos de ellos La complicada situación energética le ha llevado a inventar un sistema por el que cada vez que viene o se va la luz, un timbre agudo resuena en todo el recinto. Ahora hay más electricidad, las cosas han cambiado. Veo más gente en la calle, hasta se están abriendo tiendas y no hay que perder de vista que el ciudadano de a pie es quien mejor lee los tiempos en situaciones de conflicto. Si se atreven a exponer su dinero, es que la cosa va mejorando Su invitación al optimismo se basa en el cambio de rumbo en la política de Estados Unidos, que ahora parece que sabe dónde pisa. Al inicio no respetaron a la gente y mataron demasiados civiles de forma injusta La violencia sectaria que asuela al país ha afectado de lleno a una comunidad cristiana que ha optado por la emigración masiva. Aunque no hay estadísticas oficiales se calcula que tan sólo medio millón de los dos millones de cristianos que residían en suelo iraquí han optado por quedarse. En ciudades como Bagdad, donde la presencia cristiana es anterior a la llegada del Islam insiste Manuel, no quedan apenas iglesias abiertas, la de los carmelitas es una excepción y no ha cerrado sus puertas ni aquel domingo de hace unos años en el que atacaron tres templos. Siempre atacan lugares de reunión para hacer más daño, pero hemos decidido asumir el riesgo y no cerrar porque este es el único lugar donde mucha de esta gente puede hablar y contar sus experiencias Los fieles acuden puntuales a cada celebración, se junta una media de cuatrocientos y los bancos se llenan primero en la parte del pasillo, lejos de las ventanas que son más vulnerables en caso de explosión. Son gente con muchísima fe y, a pesar de las dificultades, no ocultan su fervor cristiano comenta mientras mira al altar vacío y suspira por traer una buena y gran cruz desde Europa, pero estando el tema como está, cualquiera sea trae una cruz En la actualidad recibe ayuda de Manos Unidas para el apoyo a víctimas del terrorismo y a familias pobres y pronto iniciará un proyecto de casa de acogida para cristianos desplazados. Últimos representantes Problemas de salud No tiene la energía de sus años africanos y aunque la voluntad sigue siendo de hierro, la salud empieza a fallar Fruto del estrés ocasionado por estos cinco años, Manuel sufre hipertensión y ha perdido la visión de un ojo. Manuel viajó a España el pasado mes de mayo para operar a una niña de su comu- La violencia sectaria que asuela al país ha afectado de lleno a los cristianos, que han emigrado masivamente Suspira por traer una gran cruz de Europa, pero estando el tema como está, cualquiera se la trae