Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CIENCIAyFUTURO JUEVES 20 s 3 s 2008 ABC nir a la Expo, ¿tendrá problema de alojamiento? -Lo tiene complicado, porque yo estoy intentando reservar y los hoteles lo tienen cubierto. -Uno de los reclamos son los espectáculos, pero los de mayor tirón aún no se han concretado... -Hemos concretado muchos, entre ellos los del Auditorio y los del Palacio de Congresos, que son de primer nivel. Faltan por cerrar algunos cantantes importantes, que hasta que no cerremos el contrato no vamos a publicitarlos. -Amaral ha presentado esta semana su versión para la Expo de una canción de Bob Dylan. ¿Vendrá el propio Bob Dylan? -Yo no lo llevo. Igual viene, pero no estaba claro. -En la Expo se muestran desde países que captan agua en el desierto, a la presa de las Tres Gargantas de China, o las ONG que se oponen a los embalses. ¿Se sacará algo en claro sobre el agua? Roque Gistau observa los trabajos en el recinto de la Expo de Zaragoza desde la azotea de las oficinas de Expoagua El cambio climático no hay que combatirlo, sino adaptarse a él Roque Gistau s Presidente de Expoagua, organizadora de Expo Zaragoza 2008 En tres meses se abrirá la muestra internacional, con el lema Agua y desarrollo sostenible Su máximo responsable afirma que todo estará a punto y que la ciudad recibirá un gran legado urbanístico, científico y de proyección internacional POR MANUEL TRILLO FOTO FABIÁN SIMÓN ZARAGOZA. Más de 4.000 personas trabajan a toda máquina en el recinto del meandro de Ranillas para que todo esté a punto el próximo 14 de junio. Roque Gistau, ingeniero del Pirineo oscense fichado para superar este complejo desafío, observa desde la azotea del edificio de oficinas de Expoagua cómo se ha transformado el paisaje en poco más de tres años. -Estamos a tiempo. Lo que nunca dicen los periodistas son los récords que se van a batir en cuanto a plazos de construcción. ¡Es una pasada! Habremos batido tres o cuatro. Nunca se ha construido un puente como el de Zaha Hadid en dos años. El puente de Calatrava en Venecia, que es la cuarta parte que éste, ha tardado tres años y medio más de lo previsto, se ha multiplicado el presupuesto por cinco y, cuando lo han acabado, se hundió un estribo, así que a lo mejor se cae. Aquí no se nos cae nada, afortunadamente, estamos cumpliendo los plazos y estamos todo el día encima. Nunca se ha construido tampoco un palacio de congresos en este plazo. Me gustaría que se reconociera, no por mí, que aquí hay mucha gente que se está dejando la piel para que esto salga. a haber algo que se vaya a quedar por hacer? -En lo que parecía que había dificultades era en la instalación de los contenidos de algunos países. -No se va a quedar nada. Y digo más, estamos haciendo muchas más cosas de las previstas en el proyecto de candidatura. quible, no científica, los problemas de agua en el mundo, aprender a vivir de otra manera; conocer edificios importantes de arquitectura moderna y pasar unos días con espectáculos, que venga, valdrá la pena. -Un visitante es una persona física, pero si entra tres veces son tres visitas, que es lo que yo cuento. Esto está pensado para seis millones y medio de visitas. -Nosotros facilitamos los medios para que la gente cuente su historia, no tenemos un mensaje o postura oficial. Somos un lugar de acogida, aunque a través de la Tribuna del Agua, como habrá muchas intervenciones y gente experta, sacaremos conclusiones de soluciones varias para que cada uno que coja lo que quiera. En el mundo del agua no hay una solución única. Me preguntaban el otro día si me parecían mal los trasvases. Pues ni bien ni mal, no se puede demonizar nada. Lo que sí hay es una idea general y es que tenemos que cambiar la manera de comportarnos, porque los recursos son limitados. ¿Cuántos visitantes espera? -El cambio climático estará muy presente en la Expo, ¿no? -Primero, ése no es mi problema: yo entregué el pabellón, que era mi obligación, con un mes y medio de adelanto. Lo cual no quiere decir que no apoye en lo que pueda. Damos a los países todo tipo de facilidades, hemos creado un centro empresarial de homologación y un centro para tramitación de papeles y estamos construyendo directamente la mitad de los pabellones. Dicho esto, los países van a llegar, no tenemos problemas. ¿Y hay algo que le preocupe o que no vaya a estar como se planeó inicialmente? ¿Van a llegar a tiempo las obras? -Sí, era un plazo tan corto que a la Expo de Corea ya le han dado un año más, que es lo razonable. -Precisamente, el desafío de la Expo era que tenía una fecha muy concreta de entrega... -Va a estar tal como pensamos. Siempre he dicho que el Pabellón Puente es una obra absolutamente fuera de plazo y que hemos tenido que tomar medidas de urgencia, como fabricar fuera los contenidos para montarlos después, pero llegaremos y llegaremos en condiciones. -El que tenga inquietudes por los temas de sostenibilidad y quiera conocer de forma ase- -Aunque tampoco es nuestra responsabilidad, esta ciudad va a pasar de 6.000 camas hoteleras a 12.000. Hemos habilitado los colegios mayores, un programa de bed and breakfast con un enorme éxito, hemos activado los pisos para los trabajadores de los pabellones y comisarios, y hemos firmado un convenio con la Universidad Laboral de Huesca. Es decir, aspiramos a tener 25.000 camas, partiendo de 6.000 hoteleras. ¿Habrá alojamientos suficientes? -Sí, porque es una realidad. Otra cosa es la causa, eso es más discutible. Yo que he vivido en Chile, en los Campos de Hielo Sur, tienen marcado lo que ha retrocedido en 50 años. Pero no hace falta ir a Chile. Aquí, en mi pueblo, en los Pirineos, antes había nieve perpetua y ahora no queda nada. Eso está condenado a desaparecer. -No cómo combatirlo, sino cómo administrarlo, cómo adaptarse y gestionar los episodios. -Dos seguros. Uno urbanístico: las obras de infraestructuras, los edficios de la Expo, el Parque del Agua, que conforman un nuevo núcleo de centralidad urbana. Y va a quedar un legado sobre el lema. Como consecuencia de la Expo, ha venido la Oficina de la ONU, se ha anunciado un centro internacional sobre cambio climático y, además, con la Tribuna del Agua, me gustaría que fuera un referente para las políticas del agua en el futuro. Y esta ciudad y esta región va a ser mucho más conocida en el mundo. -Lo que no está claro es cómo combatirlo... ¿Cuál será el gran legado de la Expo a Zaragoza? -Pero una persona que quiera ve- -Déme tres razones para visitar la Expo. -Entonces, ¿va a estar todo o va Tenemos que cambiar la manera de comportarnos, porque los recursos son limitados