Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 CULTURAyESPECTÁCULOS JUEVES 20 s 3 s 2008 ABC Del maná a la Comunión Natali se declara creyente y piensa que esta exposición igual le vale a los practicantes que a los laicos, porque en una sociedad tan secularizada como la nuestra muchos desconocen las historias que ilustran estos cuadros Ya desde su título, El pan de los ángeles la muestra remite al nucleo mismo de la fe cristiana, porque así se llamaba al maná del Éxodo, pero también a la Eucaristía. Todo su desarrollo en torno al tema central del sacrificio del Hijo de Dios que redime a los hombres del pecado original. Sacrificio que se anticipa, como explicó el comisario, en el pasaje en el que Abraham va a ofrendarle a su único hijo, el muy deseado Isaac. El tema también se encarna simbólicamente en la figura del cordero- -tema visitadísimo por la iconografía cristiana y que remite a la era sacrificial del judaísmo- -porque al inmolarlo, con él se limpian nuestros pecados. Y ése es el nucleo simbólico de la Eucaristía. Unos espectadores contemplan la Última Cena que Bonifacio de Pitati pintó, aproximadamente, en 1550 CHEMA BARROSO Los Uffizi ilustran la Semana Santa con una exposición sobre la Eucaristía CaixaForum acoge en Madrid El pan de los ángeles con obras de la galería florentina TULIO DEMICHELI MADRID. La Milla de Oro del arte de Madrid, que ya es la milla de oro de la pintura universal, se une a las celebraciones de la Semana Santa con esta exposición que CaixaForum dedica al sacrificio de Jesús- -visto desde las premoniciones del Antiguo Testamento hasta su simbología contrarreformista- -con 45 piezas prestadas por la Galería de los Uffizi y que ha comisariado Antonio Natali, su director. El pan de los ángeles ya pudo verse antes allí y está aquí porque ha sido La Caixa quien ha elegido a los Uffizi, aunque hay otras peticiones internacionales que habrá que valora afirmó Natali, quien presentó la exposición junto con Ignasi Miró, director del área cultural de la fundación catalana. Y es que la Galería no es muy proclive a los préstamos y jamás cede sus obras maestras mayores, porque eso privaría a los visitantes de lo que quieren ver cuando van a allí Bien es verdad que sus fondos son tan extensos que una buena parte de la colección no se exhibe, aunque su calidad sea muy elevada. Así ocurre con la Madonna della loggia que Sandro Botticelli pintó entre 1466 y 1467. A continuación, Natali enseñó la exposición, que podrá visitarse hasta el 25 de mayo. En primer lugar señaló cuál es su hilo de Ariadna: El itinerario de la Salvación desde Adán y Eva hasta el Nuevo Testamento, cuyo tema central es el sacrificio El pórtico lo constituyen tres tapices, entre los que destaca la Última Cena de Guasparri Papini por un detalle casi blasfemo: Mientras Jesús reparte el pan entre sus discípulos, el traidor Judas le da el suyo a un gato bajo la mesa, Y es que el diablo puede adoptar forma de gato La primera estación remonta al visitante al Antiguo Testamento y sus Premoniciones de la ofrenda mesiánica; entre otros, la Creación de Adán (Jacopo da Empoli) pues es el primer hijo de Dios el Sacrificio de Isaac de Livio Mehus, porque Dios impide el sacrificio de un hijo cuando consentirá el del suyo; y muLa caída del maná de Fabrizio Boschi, pues el maná es el pan de los ángeles como así se llamará a la Eucaristia. Ya en el Nuevo Testamento, la segunda sección se dedica a La Encarnación y la Salvación con sendas Anunciaciones de Livio Mehus y Pietro Liberi, que dan paso a la tercera estación, dedicada a la relación entre La Madre y el Hijo que se desarrolla entre Natividades y escenas íntimas. Natali hizo observar que en algunos de ellos Jesús duerme como si anticipara su muerte (Sagrada Familia con San Juan niño, quizá de Michele de Ridolfo) o cómo juguetea con la cruz que porta su primo en el óleo de Niccoló Pisano. Brilla en esta sección la delicada Vírgen con el Niño del Parmigianino. La cuarta estación recrea La Última Cena, la Pasión y la Cruz Aquí Natali destacó un PARA NO PERDERSE Museo del Prado: Se pueden contemplar las muestras de Luca Giordano, en el Casón del Buen Retiro, la pintura del siglo XIX en las salas de la ampliación y Goya. El toro mariposa Museo Thyssen- Bornemisza: Presenta la exposición de una de las grandes figuras del siglo XX, Modigliani y su tiempo Además de una mirada profunda al arte de Otto Dix. Museo Reina Sofia: Ofrece más de 400 obras maestras de la colección del Museo Picasso de París. El domingo concluye la exposición: La noche Española. Flamenco, vanguardia y cultura popular 1865- 1936 CaixaForum: Inaugura una muestra con fondos de la Galería de los Uffizi. También expone una selección de fondos de la Colección de Arte Contemporáneo Fundación La Caixa a cuyo alrededor se organiza estos días de vacaciones la actividad familiar Plis Plas tríptico del taller de Luca Signorelli (Última Cena, Oración del Huerto, Flagelación) el óleo de Luca Giordano Subida al Calvario y dos Ecce Hommo, el de Johann Carl Loth, pero, sobre todo, el de Giovanni Martinelli, en el que una mujer alza a su pequeño para que caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos La última estación de la muestra recorre El Calvario, la Resurrección y la Eucaristía y es la más nutrida. Pero de las diecisiete pinturas que la componen, Natali señaló dos. La poderosa Virgen desfallecida con los símbolos de la Pasión de Cristo porque muestra cómo la Contrarreforma lo tenía que poner todo muy en claro. La pieza se exhibía por encima de un Cristo desnudo y muerto. María parece mirarle, pero su mirada atraviesa un cáliz lleno de sangre con tres clavos y que está rodeado de una corona de espinas. El artista lo subtitula: Nonvisipensa quanto sangue costa. Así como El Salvador, cuadro atribuido a Jacopo da Empoli, en el que un Jesús resucitado muestra su herida del costado manando sangre que va a llenar un cáliz, sustentando así el milagro de la transustanciación. Más información: www. museodelprado. es www. museoreinasofia. es www. museothyssen. org thyssen obrasocial. lacaixa. es